Verde y Azul
murcielago mosquitos

«Un solo murciélago come entre 1.000 y 3.000 mosquitos cada noche»

Francisco Javier Juste, investigador en quirópteros en la Estación  Biológica  de Doñana (CSIC) y vicepresidente de la Asociación Española para la Conservación y el Estudio de los Murciélagos (SECEMU), destaca en esta entrevista la importante función que desarrollan estos mamíferos en el control de las poblaciones de insectos en la Península Ibérica. Desconocidos e ignorados, los murciélagos sufren el desdén de las Administraciones y de gran parte de la población, pese a que gracias a ellos se mantienen a raya los molestos mosquitos y otros insectos.

-¿Por qué son importantes los murciélagos?

-Hay especies claves que determinan el funcionamiento básico de todo el ecosistema. En esa jerarquía los murciélagos ocupan un puesto fundamental, tanto en ecosistemas tropicales como en ecosistemas templados, como el nuestro. En los tropicales cumplen tres funciones. En primer lugar, son los principales dispersores de semillas de especies de árboles. Son frutos muy olorosos y/o vistosos y los murciélagos son atraídos por ellos, los comen y al volar los dispersan enormemente. Al defecar, dispersan esas semillas. En segundo lugar, son polinizadores de flores (igual que las aves de día)  y algunas plantas de interés comercial (bananeras, yucas, etc.) confían a los murciélagos esta labor.  Finalmente, realizan un control de poblaciones de insectos, función que realizan tanto en ecosistemas tropicales como en los templados (los nuestros).

-Es la misma función que hacen muchas aves, ¿no?

-Pero los murciélagos tienen más eficacia a la hora de dispersar las semillas de algunas plantas, y lo hacen mucho más lejos.

-¿Cuál es su importancia en España?

-Como decía, en las zonas templadas solo hay murciélagos insectívoros. Son importantes porque comen una gran cantidad de insectos. Y ello es así porque son animales que gastan mucha energía al volar y emitir sus ultrasonidos (las dos principales características que los definen). Imaginemos el coste de estar gritando y emitiendo ultrasonidos para un animal que pesa solo ¡diez gramos! La única forma de poder satisfacer esa demanda  energética es pasándose la noche comiendo una gran cantidad de insectos diariamente que les proporcione esa energía necesaria. Y para ello, son cazadores extremadamente eficaces. Un león o un tigre tiene un porcentaje de éxito del 20% o 30% en sus intentos de caza, mientras que un murciélago lo tiene por encima del 90%. Los insectos son pequeños y por ello  han de estar cazando todo el rato en que están activos. Se ha calculado que necesitan ingerir entre la mitad y el 75% de su peso corporal cada noche.

-¿Cuántos insectos por noche comen entonces?

-Se ha comprobado que los ‘murciélagos enanos’, pequeños y comunes y que son lo que más interactúan con el hombre, pueden llegar a ingerir entre 1.000 y 3.000 mosquitos por noche. Un pipistrellus pesa 10 o 12 gramos y ha de ingerir seis gramos de materia viva. Es una barbaridad, una cantidad de materia viva (principalmente mosquitos) enorme.

-Realizan, por tanto, una gran función ecológica.

-Claro, son extremadamente importantes a la hora de controlar las poblaciones de insectos, y además muchos de ellos son plaga. La aportación de las aves, en el ámbito nocturno, es casi despreciable. Hay solo dos o tres especies de aves nocturnas que comen insectos. El resto lo hacen todas las especies de murciélagos.

Murciélago orejudo canario. Foto: Domingo Trujillo

-Los tratamientos que se suelen hacer contra los mosquitos en casos de zonas turísticas donde causan muchas molestias, ¿se podrían sustituir simplemente por murciélagos?

-En un 100% posiblemente no, pero sí en gran parte. El problema en este tipo de zonas de marismas o lagunas es que los murciélagos tienen allí pocos refugios donde habitar. Pero ahora se construyen cajas-nido pequeñas para murciélagos y también un paso más allá, que son los hoteles-nido, donde se pueden instalar hasta 3.000 o 5.000 pipistrellus. En España ya hay varios fabricantes. Si se les proporciona alojamiento en condiciones de alimento abundante, el éxito es total. Pero hay un gran desconocimiento por parte de las autoridades y cuesta hacerles entender que es una solución ecológica, muy barata y muy eficaz. Por ejemplo, en Andalucía el virus del Nilo lo transmite un mosquito, pero el pipistrellus se alimenta precisamente de mosquitos y puede ser nuestro gran colaborador en su control.

-¿Se están usando en España este tipo de hoteles-nido para murciélagos?

-En el Delta del Ebro, el arroz tiene una plaga, que es una polilla, y ya se están poniendo allí cajas de estas para murciélagos. Gracias a ello, los arroceros han podido reducir muy notablemente  el uso de pesticidas para controlar la polilla. También en Valencia están usando cajas-nido en viñedos para controlar una plaga de la uva. Con lo que se están ahorrando, han sacado una nueva línea de vinos. Con esto no se eliminarán a los mosquitos, pero la gente que tiene colonias de murciélagos en sus casas debería ser consciente, antes de intentar quitarlas,  de que estos animalitos le están limpiando ¡hasta un kilo de mosquitos al año!

-¿Cuál es la situación de las especies de murciélago en España?

-Todas las especies que tenemos están protegidas. Las más ubicuas están relativamente bien, pero luego hay otras más exigentes con su hábitat a las que les va mucho peor. De hecho, hay dos o tres  especies de murciélagos que están a punto de extinguirse en la Península Ibérica. Hay que recordar que en España tenemos una riqueza de murciélagos muy alta. En Europa hay unas 50 especies y de ellas, 35 solamente en España. Entre las más amenazadas hay dos que están a punto de desaparecer y están consideradas en peligro de extinción por el Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Una es el murciélago patudo o Myotis capaccinii, un murciélago pescador que come larvas y pequeños peces; vive en las ramblas mediterráneas, que están muy transformadas. Y el otro es el murciélago mediano de herradura o Rinolophus mehelyi, especie cavernícola presente fundamentalmente en el suroeste de la Península. Dados los beneficios que nos proporcionan, todas necesitan de apoyo y  comprensión, tanto a nivel social como institucional.

Foto principal: Noctulo grande. Jens Rydell.

Foto interior: Murciélago orejudo canario. Domingo Trujillo

Te puede interesar: «Los parques eólicos matan hasta 200.000 murciélagos al año en España»

Joan Lluís Ferrer

Joan Lluís Ferrer Colomar (Ibiza, 1967) es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco (UPV-EHU). Desde 1988 ha ejercido el periodismo en prensa, radio y televisión en Bilbao, Catalunya y Baleares. Especializado en información ambiental, desde 2019 coordina la sección Crisis Climática en los periódicos de Prensa Ibérica. Desde 2020 dirige Verde y Azul, el canal de medio ambiente de Prensa Ibérica y Grupo Zeta.

Hacer un comentario