Verde y Azul

Las emisiones de CO2 están ‘adelgazando’ la estratosfera terrestre

En 2080 la Tierra podría haber perdido el 4% de su estratosfera, que va ‘adelgazando’ de forma preocupante desde hace décadas debido a las emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero. Esto puede tener graves consecuencias incluso para las comunicaciones vía satélite, según un estudio internacional en el que ha participado la Universidad de Vigo.

Las consecuencias de la emisión indiscriminada de gases de efecto invernadero a la atmósfera tiene una nueva víctima: la estratosfera. Durante estas décadas el ser humano ha mostrado su potencial destructor, indiferente ante los daños que estaba causando en el entorno natural.

La estratosfera ha ido reduciéndose poco a poco, debido en parte a la presión que ejerce desde abajo la troposfera y, por otro, a la acción propia del dióxido de carbono, que la enfría y la constriñe.

De hecho, la estratosfera ha perdido 400 metros desde 1980 y los científicos ya advierten que, de seguir en esta senda, perderá 1,3 kilómetros de aquí a 2080. Esta capa de la atmósfera está adelgazándose a un ritmo preocupante.

Esta situación ha sido descrita por primera vez por un grupo de investigadores internacionales de ocho centros de investigación de cinco países, entre los que se encuentra la Universidad de Vigo, que aseguran que está situación está generada por la emisión descontrolada de gases de efecto invernadero.

En otras palabras, las emisiones de, dióxido de carbono (CO2), metano (CH4), óxido nitroso (N2O), hidrofluorocarbonos (HFC), perfluorocarbonos (PFC) y hexafluoruro de azufre (SF6), están rompiendo la frágil armonía de esta capa atmosférica y pronto podría afectar a la vida del ser humano, amenazando su sistema de telecomunicaciones.

La estratosfera se extiende desde unos 20 kilómetros hasta 60 kilómetros por encima de la superficie de la Tierra. Justo debajo está la troposfera, que es donde habitan los seres vivos y desde la cual los seres humanos emiten dióxido de carbono.

Las altas concentraciones de CO2 son las que permiten que esta primera capa se caliente y, por ende, expanda las moléculas que conforman el aire, lo que empuja hacia arriba el límite inferior de la estratosfera.

Pero no se detienen aquí las cosas, pues cuando el CO2 entra en la estratosfera, en realidad enfría el aire, contribuyendo a que también se contraiga. Finalmente, la estratosfera acaba reducida por varios factores, entre los que también se encuentra el cambio en la presión por las altas temperaturas que afecta a la termosfera y la mesosfera (por encima de la estratosfera).

“La estratosfera del planeta se contrae a un ritmo de 100 metros por década a causa de las emisiones de CO2”, señala Juan Antonio Añel, investigador en ciencias atmosféricas de la Universidad de Vigo, que indica que “para 2080 habremos perdido un 4% de esta capa de la atmósfera”.

Los científicos ya conocían algunas de las consecuencias de las emisiones continuas de dióxido de carbono a nuestra atmósfera. Hace unos años demostraron que la troposfera crecía en altura a medida que aumentaban las emisiones de carbono y ya por aquel entonces decidieron plantear la hipótesis de que la estratosfera se estaba reduciendo.

No obstante, este nuevo estudio es el primero en demostrarlo fehacientemente y muestra que se ha ido contrayendo de manera uniforme en todo el planeta desde la Revolución Industrial.

Satélites y sistema GPS en peligro

Aunque las consecuencias no están aún determinadas ni cuantificadas, los investigadores ya anticipan algunas de ellas. La situación “puede afectar a las trayectorias de satélites directamente”, e indirectamente también podrá afectar a la densidad de los electrones ionosféricos, a la propagación de las ondas de radio y, “en algún momento, al rendimiento del sistema de posición global (GPS), así como otros sistemas de navegación basados en el espacio”.

Fuente: Meteored

“Estos resultados muestran hasta qué punto estamos alterando nuestro planeta”, añade Añel, quien advierte de que, aparte de tener implicaciones sobre la transmisión de señales de radio, trayectorias y precisión de satélites, “puede llegar a inutilizar los esfuerzos para reducir la basura espacial”.

Los resultados son, además, contundentes a la hora de desmentir hipótesis que hasta ahora se habían tomado por válidas. Y es que, como han descubierto, la falta de ozono (O3) finalmente no tiene el papel protagonista que se le había conferido hasta el momento en la reducción de la estratosfera.

“La falta de ozono, que se consideraba en parte responsable de ello, no es la culpable”, señala Añel, que además sentencia que “la contracción de la estratosfera seguirá tras recuperarse el ozono”.

Artículo de referencia: https://iopscience.iop.org/article/10.1088/1748-9326/abfe2b

Te puede interesar: El cambio climático ha cambiado ya el eje de giro de la Tierra

Verónica Pavés

1 comentario

  • El uso RESPONSABLE de todos los avances TECNO LOGICO depende de NOSOTROS COMO INDIVIDUO.
    No ESPEREMOS que los Gobiernos Tomen Decisiones por Nosotros.
    Cada día NOS ESTAN AVISANDO,DEL PELIGRO
    La TIERRA ESTA VIVA.
    SEAMOS AGRADECIDOS,Y COMENCEMOS A CUIDARLA POR MIS NIETOS Y LOS VUESTRO.