Verde y Azul

¿Por qué la carpa es una especie dañina para los hábitats?

La campaña de la Asociación Naturalista del Sureste (ANSE) para erradicar la carpa en los humedales de El Hondo, en Elche (Alicante), tiene como objetivo preservar la biodiversidad de este espacio, y sobre todo algunas especies de aves en peligro, como la emblemática cerceta pardilla, la anátida más amenazada de Europa. Sin embargo, el hecho de que se trate a la carpa (Cyprinus carpio) como una especie invasora y dañina ha levantado los recelos de muchas personas. ¿Realmente es invasor este pez, que está presente en España desde hace siglos?

“La carpa está en España desde los tiempos de los romanos, hace dos mil años”, es un comentario recurrente ante acciones de control de esta especie. Y, sin embargo, los expertos confirman que la carpa está catalogada oficialmente por el Gobierno español como especie exótica invasora, dados los daños que ocasiona en los hábitats.

Además, aunque la carpa, originaria de Asia Central, fue introducida en gran parte de Europa por los romanos, en España no se encuentra hasta la dinastía de los Hausburgo, en los siglos XVI-XVII, según afirma el doctor en Biología de la Universitat de Girona Joaquim Carol Bruguera. Sea como sea, su presencia es antigua (de hecho, ha dado lugar a diversas variedades diferenciadas en nuestro país), pero no por ello deja de ser considerada como especie invasora y exótica.

¿Por qué? El profesor de la Universidad de Murcia Francisco José Oliva Paterna explica en uno de sus trabajos sobre la carpa: “Provoca efectos en cadena relacionados con la eliminación de la vegetación, removiendo los sedimentos desenraiza la vegetación acuática, provoca aumentos de la turbidez del agua, libera nutrientes del fondo y, de esta forma, fomenta fenómenos de eutrofización”.

Ejemplar de carpa pescado en España: Foto: Pinterest

“En suma, altera el hábitat de muchas especies nativas y provoca una disminución de la calidad del agua, es decir, presenta efectos ecosistémicos. Además es una especie hospedadora o parasitada por el gusano ancla, parásito que desde las carpas y especies afines como los carpines ha contaminado a peces nativos de nuestras cuencas ibéricas”, agrega el profesor.

También Joaquim Carol opina lo mismo: “Produce un efecto negativo sobre la vegetación acuática y perjudica sensiblemente a otros vertebrados e invertebrados”.

Impacto sobre aves acuáticas

Alberto Maceda-Veiga, investigador de la Estación Biológica de Doñana, junto con Raquel López y Andy J. Green, estudiaron el impacto de la carpa en las lagunas de Zóñar y Medina (Córdoba y Cádiz, respectivamente). Los resultados no dejan lugar a dudas:

“La carpa condujo constantemente a la destrucción de los lechos de macrófitos y a un cambio radical en la comunidad de aves acuáticas”, afectando negativamente a las poblaciones de pato de cabeza blanca (en peligro de extinción), porrón común, porrón crestado rojo, fochas, flamencos y varias especies de somormujos.

Humedal de El Hondo, en Elche. Foto: Efe

En general, “la expansión en curso de ciprínidos exóticos en la región mediterránea constituye una gran amenaza para las aves acuáticas y, en particular, para los taxones amenazados, sedentarios, como el pato cabeza blanca y la focha roja (F. cristata)”, afirma el estudio publicado tras esta investigación.

“De los 22 sitios clave para la población ibérica aislada de pato de cabeza blanca identificados en un plan de acción europeo en 1996, al menos 14 han sufrido invasiones de carpas desde entonces. Se requiere urgentemente un mayor desarrollo de métodos de control exitosos para las poblaciones de carpas para apoyar la conservación de las aves acuáticas en la región del Mediterráneo”, añade.

La ambientóloga de ANSE Carmen Martínez señala que incluso hoy día continúan introduciéndose carpas en los hábitats acuáticos de la Península (ríos, estanques, lagos…), con lo que el problema sigue agravándose.

La alteración de los ríos favorece a la carpa

Además, ciertas actuaciones humanas ayudan a esta expansión. “El ser humano ha modificado los ríos y, por ejemplo, en el río Segura, con los embalses creados, el agua corre ahora más lentamente, lo que favorece a la especie”, señala.

Otra infraestructura que ayuda a la carpa son los travases, “que actúan como si fueran verdaderas autopistas para su expansión”. “Allí donde llega agua trasvasada, llega también la carpa”, afirma.

Extracción de carpas en El Hondo. Foto: ANSE

En el caso de El Hondo, en Elche, Martínez recuerda que es un humedal de gran importancia para determinadas especies, como la cerceta pardilla, de la que solo quedan 40 parejas en toda España y está en una situación muy comprometida en toda Europa.

Las instituciones y entidades científicas han emprendido una campaña para recuperar la especie y ya se han dado pasos muy importantes, con la cría de ejemplares y su reintroducción en varios humedales de España. Sin embargo, la carpa amenaza El Hondo: “Allí hay aproximadamente cien toneladas en cada uno de los dos embalses existentes”.

Hasta tal punto es un problema, que los propios regantes de la zona “tuvieron que bajar el nivel de los pantanos en 2017 y 2018 para disminuir la población de carpa”, explica, aunque matiza que esta actuación tampoco es la más idónea ambientalmente. “Prácticamente cada año hay que ir eliminando carpas”, añade la ambientóloga.

¿Cómo erradicarla? Francisco José Oliva afirma que “es una especie ampliamente distribuida por nuestros ríos y de difícil erradicación”.

“Aunque es imprescindible evaluar el efecto de los métodos químicos de control sobre especies no diana, el uso de agentes como la rotenona puede ser efectivo para su control en ambientes confinados (lagunas, balsas, estanques, etc.)”, añade.

En sistemas acuáticos cerrados, aboga por métodos físicos “como el drenaje o la extracción mecánica cuando la abundancia de carpas es baja”. “En Andalucía se ha podido erradicar en algunas lagunas de interés conservacionista. En otros países se han aplicado métodos de manejo biotecnológico”, afirma Oliva.

Enlaces con información sobre el impacto de la carpa:

Historia y gestión de la carpa en la Península Ibérica: http://invasiber2.org/fitxa_detalls.php?taxonomic=7&id_fitxa=43

Impacto sobre las aves en España: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0006320716309776?via%3Dihub

Medidas de gestión y situación mundial: http://www.iucngisd.org/gisd/speciesname/Cyprinus+carpio

Te puede interesar: Extraen cuatro toneladas de carpa en El Hondo de Elche para preservar el humedal

Te puede interesar: Los ríos españoles ya tienen 306 especies invasoras

 

Joan Lluís Ferrer

Joan Lluís Ferrer Colomar (Ibiza, 1967) es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco (UPV-EHU). Desde 1988 ha ejercido el periodismo en prensa, radio y televisión en Bilbao, Catalunya y Baleares. Especializado en información ambiental, desde 2019 coordina la sección Crisis Climática en los periódicos de Prensa Ibérica. Desde 2020 dirige Verde y Azul, el canal de medio ambiente de Prensa Ibérica y Grupo Zeta.

8 comentarios

  • Me parece vergonzoso que se le achaque todo a la carpa siendo un ciprinido al igual que barbos , tencas , bogas ,etc… Son de la misma familia y actúan prácticamente igual por esa regla de tres ahí que eliminar todo lo que haya en el agua de nuestros embalses no? Pero de qué estamos hablando?? Llevo 24 años pescando y el único invasor que ahí es el ser humano, pesticidas y plásticos que inundan nuestros ríos y embalses son probablemente más perjudiciales que unas cuantas carpas que han sido soltadas por el ser humano. Data de 4 siglos la carpa en la peninsula segun comenta y ahora es invasora??? Jaaaa!!! Menos libros estúpidos y más estudiar al animal en su terreno, ahora es que mata plantas antes que se comen las huevas de otras especies y lo siguiente que es ?? Que pone bombas submarinas ??? La carpa no hace nada diferente de lo que hace el barbo y la tenca especies autóctonas de las cuales ni existen prácticamente estudios, me parece ridículo lo de este país, el único de Europa que trata de invasora a la carpa sabiendo que lleva siglos. Pues sinceramente deberían de matar también todas las colonias de gatos que hay en las ciudades españolas, ya que están catalogados como invasores y transmisores de enfermedades en el catálogo mundial de especies invasoras.

    • Los políticos son genios reduciendo lo complejo a lo sencillo.
      Tras decadas culpando de todo mal que amenazaba nuestros ecosistemas fluviales a los pescadores deportivos se han encontrado con que a día de hoy la inmensa mayoría practican la pesca sin muerte (más aún con especies de escaso valor gastronómico como la carpa y los ciprinidos en general) y ya no les sirven los viejos mantras .
      Y han hecho lo de siempre,buscar una nueva cabeza de turco,las especies invasoras.
      Ni embalses,ni sobreexplotación de acuíferos,ni vertidos indiscriminados,etc tienen nada que ver con el declive de nuestros ecosistemas acuáticos. No,solo la carpa y algún otro «inmigrante ilegal» sin los únicos responsables de su inacción gestora. Así lo corroboran los estudios «científicos» que ellos pagan a quienes les conviene.
      Y les seguimos votando. Que país.

    • Mejor esplicacuon no la hay dejar de echar las culpas alas carpas y a estos ecologistas que nada más quieren dinero para sus inversiones en que? Que tienen el medio ambiente echo una mierda y les importan poco a esta gente como pescador respeto la carpa y el medio ambiente iros a pegar pedos a otra lata y dejar de decir jilipolleces y limpiar ríos y poner depuradoras que queremos pescar trankilos para eso pagamos licencias

  • Muy justito científicamente este artículo. Todo cogido con pinzas. Achacar a la carpa la destrucción de hábitats o pérdida de biodiversidad con estas fuentes tan escasas me parece poco riguroso.

  • De veras hay que creerse que un pez, de la familia de los ciprinidos, y hay unas cuantas especies en un lago, no solo carpas, es el responsable de tanta destrucción del medio y tanta degradación del agua de nuestros acuíferos?
    Entonces los peces que se alimentan removiendo el fondo, buscando larvas de millones de mosquitos, entre otros, que estos si que son peligrosos, son las responsables de la desaparición de especies de anátidas y de otros peces,carpas, barbos, tencas, alburnos, bogas y un largo etcétera más son los responsables?
    Seguro que no tienen nada que ver los pesticidas empleados en los campos, los vertidos de aguas fecales y residuales que sigue habiendo en nuestros acuíferos, los vertidos de basura por nuestras orillas de gente sin valores, educación ni escrúpulos?
    Me cuesta creerlo.
    No quiero pensar que en éste país, que es el mío, el de todos nosotros, ciertos movimientos políticos, para ir en contra de otros y movidos por unos ideales arcaicos, disfrazados, en algunos casos, de «naturalistos» y «ecologetas» subvencionados, quieran atribuir unas propiedades «destructivas» a unos animales para ir en contra de un colectivo, en este caso la pesca, por sus propios ideales, sin saber, o mejor dicho, sin querer saber, que en el resto de Europa estos animalitos, con una debida y responsable gestión, aportan, no solo muchos beneficios a los acuíferos, sino también michos beneficios para las arcas del pais, por lo tanto, para el mantenimiento y cuidado de estos hábitats «silvestres», que siempre a la hora de mantener se quedan en tierra de nadie.
    Creo que en este país hay gente, lo suficientemente inteligente como para saber que este pez,la carpa, es un animal muy codiciado para su pesca deportiva, que hay un movimiento «el carpfishing» que su principal ideal es «respetar» todos los animales y su entorno,e intentar,que durante y despues de su captura, ya sea carpa, barbo, tenca etcétera, estos animales sufran el menor estres y daño posible.
    En Reino Unido, Alemania, Bélgica, Holanda, Francia etc…. tienen una gestión ejemplar sobre estos animales y, a parte de funcionar, les reportan grandes beneficios, la pesca deportiva de estos peces mueve muchos sectores, desde un triste paquete de anzuelos hasta la electrónica mas compleja destinada para su pesca.
    Estudienlo, busquen una salida que beneficie a todos sin estar sujetos a ideas rencorosas y absurdas, y por Dios, estamos en el siglo XXI, dejemos ya de destruir a nuestro antojo, por «ley» e intentemos ser nosotros los que nos adaptemos por una vez.
    Perdón por la parrafada.
    Gracias por vuestra atención y un cordial saludo.

  • Estaría bien compartir un estudio real de que la carpa es dañina.
    He mirado los 4 enlaces de las fuentes y aparte de ver que ni tienen certificado electrónico ninguno tiene ningún estudio científico real con sus respectivas pruebas.