Verde y Azul

Polémica por la autorización de una mina de uranio en Salamanca

Se intensifica la polémica sobre la explotación de la mina de uranio de Retortillo, en la provincia de Salamanca, a la que se oponen los ecologistas y otros colectivos al considerar que constituye un peligro no solo para el medio ambiente y la agricultura, sino también para la salud humana. Mientras el Ministerio de Transición Ecológica acaba de autorizar inicialmente el proyecto de la empresa australiana Berkeley como instalación radiactiva, partidos como Podemos piden que se anule dicho permiso. Todavía falta, sin embargo, la licencia definitiva, por lo que se espera una fuerte batalla legal y también política en los próximos meses.

“Esta renovación de la autorización previa concedida por el Ministerio no es parcial, no está sujeta a interpretaciones subjetivas y será válida hasta que el Ministerio emita resolución sobre la autorización de construcción en tramitación en estos momentos”, ha subrayado en una nota de prensa el presidente de Berkeley Minera España Francisco Bellón. El ejecutivo ha defendido que el proyecto cuenta con todas las garantías legales y que, “teniendo en cuenta que cumple con toda la normativa exigible, difícilmente podrá ser denegada”, ha informado Efe.

Informe favorable del CSN

La decisión de Transición llega después de que en julio el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) informara favorablemente la petición de renovación presentada por Berkeley, que en 2015 logró la autorización inicial para una instalación radiactiva de primera categoría del ciclo del combustible con validez hasta septiembre de este año.

En un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la minera ha añadido que el siguiente paso en el proceso consiste en que el equipo técnico del CSN, al que han remitido toda la información solicitada, finalice el correspondiente informe para su remisión al pleno para su ratificación.

A comienzos de mes, el Tribunal Supremo confirmó la legalidad de la autorización previa a la planta de concentrados de uranio que Berkeley prevé ubicar en Retortillo al no admitir a trámite el recurso de casación planteado por Foro de Izquierdas-Los verdes y Adeco Ecologistas en Acción contra ésta.

Recurrida por los ecologistas

En septiembre de 2019 la Audiencia Nacional desestimó el recurso contencioso interpuesto por los ecologistas contra la autorización previa por falta de legitimación de los denunciantes y por considerar que sus argumentos eran juicios de valor que no aportaban justificación técnica.

“El Supremo ha ratificado todos aspectos de la sentencia de la Audiencia Nacional y, por lo tanto, ha confirmado la legalidad de la autorización inicial”, según Berkeley, que recuerda que la autorización ha sido renovada hasta que se resuelva la licencia de construcción de la mina.

La compañía ha subrayado que después de lograr en agosto la licencia urbanística por parte del Ayuntamiento de Retortillo y tras recibir más de 120 permisos e informes favorables de autoridades locales, regionales, nacionales y europeas, la única aprobación pendiente requerida para iniciar la mina de Salamanca es la autorización de construcción.

La decisión del Ministerio de Transición choca con la enmienda pactada por los grupos parlamentario de PSOE y Unidas Podemos al proyecto de Ley del Cambio Climático que veta las minas de uranio en España.

En la enmienda se propone añadir un artículo en el que se señala expresamente que queda prohibida la investigación y el aprovechamiento de minerales radiactivos (como el uranio) cuando sean extraídos por sus propiedades radiactivas, fisionables o fértiles, en todo el territorio nacional.

Podemos se opone

Por otra parte, el diputado de Unidas Podemos, Juantxo López de Uralde, ha pedido al Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico (Miteco) que “anule las licencias concedidas a la multinacional australiana Berkeley para poner en marcha la mina y la planta procesadora de uranio en Retortillo (Salamanca).

El Grupo Confederal Unidas Podemos-En Comú Podem-Galicia En Común se une con esta petición a la asociación profesional de técnicos del Consejo de Seguridad Nuclear (Astecsn) que ha dirigido una carta al Ministerio dirigido por Teresa Ribera para pedir la anulación de la instalación radioactiva en el Campo Charro.

Según un comunicado, UP recuerda que “aunque el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) informó favorablemente de forma rutinaria el pasado mes de julio, la decisión final depende del Miteco”.

López de Uralde ha manifestado que “el Ministerio debe poner fin a la minería del uranio en España, y desechar definitivamente el proyecto de Berkeley en Salamanca. Este proyecto minero es una agresión ambiental brutal que no debe llevarse a cabo”.

Joan Lluis Ferrer

7 comentarios

  • El enérgico aserto: «Este proyecto minero es una agresión ambiental que no debe llevarse a cabo», avalado por la CIENCIA ESTRICTA y la sabiduría del sentido común, debería bastar pera denegar toda licencia de ejecución del pernicioso y destructivo proyecto, sin más excusas ni falsos pretextos.

  • Todos los ecologistas de hoy en día sois iguales, no queréis minería en vuestra casa, donde las condiciones laborales son dignas. En cambio, cuando no se da permiso para abrir una mina en el primer mundo, se abre en países tercermundistas donde muere la gente trabajando sin ningún tipo de seguridad. O se apoya o no se apoya la minería. Pero no vale estar en contra si es en tu casa y mirar para otro lado cuando no te afecta directamente. Por cierto, todos los avances tecnológicos no serían posible sin la minería. Seríamos capaces de vivir en un mundo sin TV, móviles, coches, luz eléctrica, ordenadores…sin hospitales… ningún ecologista a sabido aún contestarme a esto. Por cierto, intentar contestarme sin usar nada que provenga de la minería. Un saludo. PD: soy ecologista pero a nivel global

    • Me ha encantado su respuesta. Los pueblos se mueren por la falta de industrialización y claro los ecologistas de ciudad claman al cielo para que no se hagan nada así en ellos. Los precios de los productos del campo no han variado o incluso han bajado desde hace 20 años por lo que los jóvenes se marchan buscando mejores oportunidades en las ciudades, todos quieren ser funcionarios. Muy pocos deciden montar su empresa, en vista de las trabas burocráticas de los gobiernos y cuando viene una empresa y decide invertir la frenan los ecologistas. Yo aposté por el turismo hace 30 años en un pueblo de Salamanca, tenía más de 1000 habitantes y ahora menos de 500, tenemos pequeñas fincas de olivar,cerezos y viñedos y Serprona no nos deja hacer lo que nuestros antepasados hacían y fueron los que conservaron este lugar maravilloso, sin embargo no nos dejan seguir sus costumbres. Así nos va en este país.
      Nicolás Sánchez

  • Necesitamos trabajos y el de Podemos lo único que hace es destruir trabajos.

    Que se preocupe de los ERTES y el ingreso mínimo que tengo muchos amigos que llevan 3 meses sin cobrar un duro!!!

  • Las rencillas que ha dejado la mina en esta zona, no valen todo el oro del mundo. Poca población y luchas fratricidas que traéis de fuera. La mina se irá, y la cohesión no volverá. Cuando nos ofrezcan regalos como este, que vengan acompañados de otras industrias, y entonces creeremos en el Hombre con mayúsculas.

  • Si el proyecto viniera acompañado de otras industrias….Si no hubiera traído luchas fratricidas…Si no sen hubieran talado tantas encinas…Si cuando acabara la explotación no dejarán esa heridas en la naturaleza…Si no hubiera habido contraprestaciones económicas….Si no hubiera reñido con mis amigos….Si la radiactividad no apareciera…