Verde y Azul

Matan de un arponazo a la foca monje más emblemática del Mediterráneo

Se llamaba “Kostis” y era la foca monje más emblemática del Mediterráneo. Los habitantes de la isla griega de Alónnisos la habían adoptado como su mascota oficial, tras ser rescatada moribunda en 2018. El animal fue abatido el pasado día 24 por un disparo de arpón realizado por un pescador aficionado que aún no ha sido identificado. Se ha dictado orden de búsqueda y captura, pues la especie está protegida por la ley griega.

La muerte de “Kostis” ha generado una ola de indignación en toda Grecia, en especial entre la población de Alónnisos y las asociaciones en defensa del medio ambiente, que exigen capturar y poner a disposición de la justicia al autor del ataque mortal.

“¡Desgraciadamente, una vez más, está comprobado que la maldad y la estupidez humanas no tienen límites! La joven foca monje ‘Kostis’, que en los últimos meses se había convertido en la mascota de Alónnisos , fue abatida intencionadamente”, ha lamentado la ONG griega MOm.

La «inocente» foca monje fue “ejecutada a quemarropa con un arpón de gran calibre”. “El suceso ha sido recibido con gran pesar e indignación, no sólo por la gente de MOm, sino por todos los residentes y visitantes de Alónnisos que tuvieron la suerte de admirar a ‘Kostis’ de cerca”, ha añadido la ONG.

La foca monje abatida en Grecia. Foto: E. Tounte / MOm

“La persona que lo hizo, obviamente, no tiene el mínimo coraje de presentarse y asumir la responsabilidad de su acción”, ha señalado Mom, que ante este “acto inmoral y criminal” pidió a las autoridades que tomen “medidas inmediatas para encontrar y llevar ante la justicia al culpable”.

Rescatada con dos meses de edad tras un huracán

“Cualquier ciudadano que sepa algo sobre este detestable acontecimiento debería notificarlo inmediatamente a las autoridades portuarias. MOm procederá por su lado a presentar una demanda contra todos los responsables”, ha anunciado la ONG.

La publicación de la organización conservacionista griega ha sido compartida ya más de 2.300 veces y suma más de 600 comentarios de repulsa.

“Kostis” había sido hallada en 2018 por unos habitantes de la isla de Folegandros, en las Cícladas, en un estado muy débil tras el paso del huracán “Zorbas”, que la separó de su madre.

La foca «Kostis». Foto: A. Bourikas / MOm

Solo tenía dos meses de edad y pesaba 13 kilogramos. Recibió su nombre del pescador que la rescató. Fue curada por MOm y devuelta al mar.

Tras la suelta, la popular foca no se alejó de Alónnisos. La isla forma parte de un parque nacional marino desde 1992. Fue el primero del país heleno. Con 2.260 kilómetros cuadrados, es el área marina protegida de mayor extensión de Europa.

El parque, situado al norte del mar Egeo, incluye superficie terrestre. Además de la isla que le da nombre, seis más pequeñas – Peristera, Kyra Panagia, Gioura, Psathoura, Piperi y Skantzoura– y 22 islotes deshabitados.

El espacio protegido es uno de los santuarios de la foca monje del Mediterráneo (Monachus monachus), especie en peligro de extinción: se calcula que solo quedan unos 700 ejemplares.

La suelta de «Kostis» tras su curación, en 2018. Foto: P. Dendrinos / MOm

En cuanto al distribución de la especie, hay dos zonas claramente diferenciadas, la población que se distribuye entre Grecia y Turquía y que se estima en unos 350 ejemplares y la población atlántica que cuenta con unas 40 focas en Madeira y las islas Desertas, y más de 330 en la península de Cabo Blanco.

Uno de los diez mamíferos más amenazados del mundo

La población mediterránea está estable, y la atlántica, en crecimiento. Pese a ello, los expertos afirman que su supervivencia está “lejos de ser segura”.

En España, solo se tiene constancia de la presencia de uno o dos ejemplares de esta especie en las islas Chafarinas, aunque ha habido avistamientos esporádicos en las Baleares y Alborán. Hay un proyecto para reintroducir la especie en las Canarias orientales.

La foca monje «Kostis». Foto: Dimitris Tsiakalos

España ha firmado junto a Portugal, Marruecos y Mauritania el denominado Plan de Acción para la Recuperación de la Foca Monje del Mediterráneo en el Atlántico Oriental, dentro del cual se desarrolla el Programa de Conservación de la Foca Monje del Mediterráneo, gestionado por la Fundación sin ánimo de lucro CBD Hábitat y la ONG mauritana Annajah.

El plan tiene como objetivo recuperar las poblaciones atlánticas de foca monje y garantizar la continuidad de la especie, que es uno de los diez mamíferos más amenazados del mundo.

Hace siglos, la foca monje vivía en grandes colonias en bancos de arena o y playas a cielo abierto. Sin embargo, debido a la destrucción de este tipo de hábitat y a la persecución y molestias que han sufrido, actualmente las focas se concentran en cuevas inaccesibles y recónditas.

Vídeo del rescate de «Kostis» en 2018:

Web de la MOm: https://www.mom.gr/home

Te puede interesar: Redes asesinas: una muerte lenta y dolorosa por aparejos de pesca abandonados

Ramón Díaz

Ramón Díaz Alonso (Llanes, Asturias; 1962). Trabaja desde 1990 en La Nueva España, primero como corresponsal en la comarca oriental de Asturias, después como responsable de la edición del oriente de Asturias y desde 2017 en la sección de Asturias, especializado en información política, de infraestructuras y ambiental. Colabora desde enero de 2021 con Verde y Azul, el canal de medio ambiente de Prensa Ibérica y Grupo Zeta. Es coautor de varias publicaciones de la Asociación Asturiana de Periodistas y Escritores de Turismo (ASPET).

Hacer un comentario