Verde y Azul

Proteger el medio ambiente, la mejor vacuna contra futuras pandemias

Preservar el medio ambiente es la mejor vacuna contra futuras pandemias: La mayoría de las enfermedades infecciosas se originan en procesos que se desencadenan por alteraciones graves del medio ambiente, casi siempre por acciones humanas. Tan categórica aseveración corresponde a los integrantes del Grupo de Trabajo Multidisciplinar (GTM), que asesora al Ministerio de Ciencia e Innovación y apoya al Gobierno en materias científicas relacionadas con el covid-19 y sus consecuencias futuras.

El GTM, en dos nuevos informes recién publicados, analiza los aspectos medioambientales del coronavirus. Según detalla, la crisis pandémica actual tiene sus orígenes “en procesos naturales que se desencadenan, en la mayoría de las ocasiones, por alteraciones graves del medio ambiente.

“Los efectos del cambio global por deforestación y pérdida de hábitat natural, sobrepoblación en áreas silvestres, sobreexplotación de la caza y la vida silvestre, sobrepastoreo y otras actividades llevan consigo una mayor exposición del ser humano a patógenos de vida libre”, resaltan los expertos.

“Si se examinan las más de 250 pandemias sufridas por la humanidad, llama la atención que la proporción de ellas generada por patógenos de origen animal (zoonótico) se ha incrementado significativamente en los dos últimos siglos”, apuntan.

África. Foto: pixabay

Un 70% de las nuevas enfermedades que han surgido en humanos en las cinco últimas décadas (enfermedades emergentes) son de origen animal, al igual que casi todas las pandemias conocidas, recoge el informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Por esta razón, el GTM aboga por superar los planteamientos actuales de acción ante pandemias, basados en «responder a las enfermedades después de su aparición con medidas de salud pública y soluciones tecnológicas, en particular el diseño y la distribución rápida de métodos de diagnóstico, nuevas vacunas y terapias».

Es preciso un mayor conocimiento de la biodiversidad

El grupo de expertos recomienda tomar otro camino: adoptar una serie de acciones urgentes, que precisan «un mayor conocimiento de la biodiversidad a escala planetaria, una exploración e inventario más exhaustivo de la biodiversidad de microorganismos silvestres y de su potencial patogénico, y una mayor comprensión de los procesos de evolución y coevolución de patógenos y hospedadores».

Según se detalla en los informes, estas acciones requieren «investigación científica en secuenciación de genomas y documentación de variantes víricas, exploración de nuevos reservorios silvestres, identificación y seguimiento de posibles brotes pandémicos con eficientes sistemas de alerta temprana, y desarrollo de prácticas de restauración ecológica encaminadas a alcanzar inmunidad de paisaje».

Los expertos en salud y vida silvestre han alertado en las últimas décadas de los riesgos de salud pública asociados con el contacto descontrolado entre las poblaciones humanas y los animales salvajes, a través de la destrucción del hábitat, el comercio ilegal o mal regulado de la vida silvestre, y la venta de la fauna silvestre a través de los “mercados de fresco”.

Incendio en el Amazonas. Foto: EFE

De ahí que el GTM, que elabora informes y propone medidas para mejorar la respuesta a crisis similares a la actual pandemia, señale que las medidas a medio y largo plazo van a requerir “acuerdos internacionales al máximo nivel y acciones locales con nuevas medidas de control”. Y también “regulación de los focos locales potenciales de transmisión de patógenos emergentes”.

El GTM apoya la iniciativa One Health (una sola salud), que lucha por lograr una salud óptima para las personas, los animales y el medio ambiente. Y señala que, a fin de mejorar y optimizar las estrategias de vigilancia epidemiológica, habría que adoptar precisamente ese enfoque de One Health.

Desde 1960 hay un 30% de enfermedades infecciosas

“Habría que apoyarlo en todos los niveles de toma de decisiones, desde el global hasta el más local y en todas las políticas o las esferas de la sociedad (desde las escuelas, al trabajo etc.), reconociendo las complejas interconexiones entre la salud de las personas, los animales, las plantas y nuestro entorno compartido”, señala el GTM.

El equipo asesor del Ministerio está integrado por 16 investigadores y expertos en materias como Biotecnología, Bioquímica, Medicina, Física, Derecho, Biología Molecular, Economía, Matemáticas o Psicología.

Las consideraciones del GTM coinciden con las manifestadas por otros investigadores, que apuntan a que la deforestación, los asentamientos humanos en hábitats de fauna silvestre, la producción agrícola y ganadera y la urbanización desmesurada han provocado que desde 1960 haya surgido un 30% más de enfermedades infecciosas y con posibilidad de convertirse en pandémicas.

La deforestación es una de las causas del aumento de las enfermedades infecciosas y pandemias. Fuente: WWF

Un reciente informe del Intergovernmental Platform on Biodiversity and Ecosystem Services (IPBES) concluye que el modelo de consumo actual y la degradación de los sistemas naturales que éste conlleva incrementa el riesgo de pandemias. “Dado a que no existen políticas de protección efectivas, los virus y bacterias infecciosas encuentran un hueco libre para expandirse rápidamente”, recoge el texto.

Lo mismo afirma un artículo publicado hace unas semanas en la revista científica “Environmental Research” que introduce el término “enfermedad del antropoceno” y señala que la pandemia de covid-19 es un ejemplo claro de ello, pues el origen de esta zoonosis se sitúa supuestamente el mercado de Wuhan, en el que incurren diversas de estas alteraciones del medio con fines económicos, como la captura de especies exóticas o la comercialización y el consumo mal regulado de animales.

Informe de referencia (Parte I): https://www.lamoncloa.gob.es/serviciosdeprensa/notasprensa/ciencia-e-innovacion/Documents/2021/210721-Informe_GTM_aspectos_medioambientales_COVID_19_ParteI.pdf

Informe de referencia (Parte II): https://www.lamoncloa.gob.es/serviciosdeprensa/notasprensa/ciencia-e-innovacion/Documents/2021/210721-Informe_GTM_aspectos_medioambientales_COVID_19_ParteII.pdf

Te puede interesar: Covid-19, el precio de violar la naturaleza

Ramón Díaz

Ramón Díaz Alonso (Llanes, Asturias; 1962). Trabaja desde 1990 en La Nueva España, primero como corresponsal en la comarca oriental de Asturias, después como responsable de la edición del oriente de Asturias y desde 2017 en la sección de Asturias, especializado en información política, de infraestructuras y ambiental. Colabora desde enero de 2021 con Verde y Azul, el canal de medio ambiente de Prensa Ibérica y Grupo Zeta. Es coautor de varias publicaciones de la Asociación Asturiana de Periodistas y Escritores de Turismo (ASPET).

Hacer un comentario