Verde y Azul

La sarna amenaza la cabaña de cabras hispánicas en la Comunidad Valenciana

La Conselleria de Transición Ecológica de la Generalitat Valenciana ha organizado brigadas de apoyo a los titulares de los cotos de caza para cercar la expansión de la sarna en las cabras, una enfermedad que afecta principalmente a la comarca dels Ports, así como a l’Alt Maestrat y a l’Alcalatén, en menor medida.

La secretaria autonómica de Transición Ecológica, Paula Tuzón, ha visitado esta semana Castellón, principal provincia afectada, donde ha explicado las acciones de refuerzo de la Conselleria para prestar apoyo a los propietarios y titulares cinegéticos para frenar la propagación de la enfermedad.

Tuzón explica que la Comunidad Valenciana cuenta, desde 2015, con un protocolo de actuación frente a la sarna sarcóptica en la cabaña de cabras, cuya detección en el norte de Castellón data de principios de 2019.

La afección de la enfermedad, que oscila entre el 60% de los ejemplares y los casos puntuales en función de la zona, llevó a la administración autonómica a poner en marcha cuatro líneas de medidas dirigidas a reforzar la coordinación, la información, la ordenación cinegética y el seguimiento de las poblaciones.

Tres nuevas brigadas de apoyo a los cazadores

En este escenario se enmarca la puesta en marcha de tres nuevas brigadas en Morella, Sant Mateu y Atzeneta para tutorizar la aplicación del protocolo sobre el terreno. El servicio prestará apoyo a los cazadores en la toma de muestras, reparto de pienso medicado, realización de censos y retirada de animales muertos.

“Desde la Administración nos vemos en la necesidad de actuar subsidiariamente. Hasta donde no llega la parte privada, en este caso, necesitamos reforzar la parte pública”, subraya la secretaria autonómica, en referencia a la participación limitada de los titulares de los cotos de caza incluidos en el radio de acción.

Tres cabras en una granja. Foto: pixabay

La Ley de Caza reserva las obligaciones de gestión de los espacios cinegéticos a sus titulares, también en cuestión de aparición de enfermedades. En este caso comprende la comunicación obligatoria, el reparto de tratamiento y al abatimiento, por razones sanitarias, de ejemplares sospechosos.

Estas exigencias cuentan con la asistencia y la colaboración de Transición Ecológica a través de la dispensación gratuita del pienso, la distribución de kits para la toma de muestras, el incremento de los cupos y la simplificación del protocolo dependiente del titular. A todas ellas se suman ahora las brigadas de refuerzo, con un presupuesto de 130.000 euros.

Las cabras van desapareciendo poco a poco

La Asociación de Propietarios Rurales para la Gestión Forestal y la Conservación del Medio Ambiente (Aproca) denuncia que los recursos implementados para combatir la sarna en la cabaña de cabras no han dado el resultado esperado hasta ahora, mientras poco a poco las cabras van desapareciendo.

Una problemática de la que no se escapa la economía que genera la caza en el interior. “Cotos que hace bien poco eran referentes en cantidad de animales y calidad de trofeos, esos que el cazador busca y por los que paga importantes cantidades de dinero, hoy no son ni la sombra de lo que eran hace unos años”, avisan.

En este sentido, a juicio del Colegio de Veterinarios de Castellón (Covetcas) hasta el momento, la incidencia de esta enfermedad parasitaria no amenaza a las explotaciones ganaderas que, gracias a los veterinarios de ADS (Agrupación de Defensa Sanitaria), se encuentran saneadas pero de no atajarse a medio plazo, el descontrol demográfico de estos animales salvajes podría facilitar la extensión de otras enfermedades más amenazantes.

Sería el caso, en ovino-caprino, de zoonosis como la tuberculosis o la brucelosis y de enfermedades como la agalaxia o la artritis encefalitis caprina (CAE), con índices de morbilidad y mortalidad mucho más altos que la sarna.

La superpoblación de jabalíes, un factor de riesgo

De igual manera, la superpoblación de jabalíes es un factor de riesgo frente a la peste porcina africana (PPA), que ya está presente en nueve estados europeos y cuyos focos amenazan la frontera franco-belga.

Según el portal divulgativo Ciencia y Caza, la sarna sarcóptica es una de las enfermedades parasitarias de mayor repercusión en la fauna silvestre en general y en muchas especies cinegéticas en particular. Se trata de una zoonosis (puede afectar a las personas) altamente contagiosa provocada por el ácaro Sarcoptes scabiei.

La sarna está presente en prácticamente todo el mundo y, además de a las cabras, puede afectar a multitud de especies, incluido el ser humano. Entre las especies afectadas se encuentran cabras, cerdos, ovejas y vacas, así como fauna silvestre, cabra montés, rebeco, arruí (ungulados gregarios) y el zorro. También pueden padecer la enfermedad ciervos, conejos, mustélidos, lobos o linces, entre otros.

Foto: unspalsh

Aunque su difusión es mundial y puede afectar a multitud de especies, algunas son especialmente sensibles, pudiendo aparecer brotes epidémicos.

En el caso de la Península Ibérica destacan algunos surgidos en poblaciones de cabra montés y rebeco en la Cornisa Cantábrica e, incluso, algunos que afectan a carnívoros como el zorro o el propio lobo ibérico en algunas regiones.

El conejo de monte, muy sensible a la sarna

También el conejo de monte es una especie muy sensible que puede sufrir de forma notable el impacto de esta enfermedad.

La hembra del ácaro escaba galerías en la capa cornea de la piel donde deposita sus huevos, provocando procesos de inflamación y picor intenso.

Posteriormente evoluciona a zonas con alopecia (sin pelo). Generalmente, los síntomas aparecen en determinadas zonas de la piel (codos, orejas, parte ventral del abdomen) extendiéndose a medida que avanza la enfermedad.

Existen distintos grados en función de la superficie cutánea afectada, pudiendo causar la muerte de los animales afectados cuando el proceso se generaliza.

Cuando se producen brotes epidémicos pueden aparecer elevadas mortalidades en las poblaciones afectadas hasta que, finalmente, se estabilizan (carácter autolimitante de la enfermedad).

Los motivos de la aparición de estos brotes son, entre otros, el carácter gregario de las especies y unas grandes densidades poblacionales que facilitan la propagación.

Información sobre la sarna sarcóptica (en inglés): https://www.cdc.gov/parasites/scabies/

Te puede interesar: La plaga de la mosca negra y su potente picadura se extiende por España

Hacer un comentario