Verde y Azul
mosca negra España

La plaga de la mosca negra y su potente picadura se extiende por España

La mosca negra (Simulium erytrocephalum) no es una especie invasora en España, sino que se trata de un insecto autóctono de los ecosistemas ibéricos, pero que desde hace unos pocos años está experimentando picos nunca vistos en sus poblaciones. Al menos, esa es la percepción general que tienen en Madrid, Catalunya, Valencia, Murcia, Aragón y zonas de Andalucía, donde estas moscas están convirtiéndose en una verdadera plaga que ataca tanto a personas como a animales.

Desde 2015 y hasta 2019 solo en Madrid los servicios médicos habían atendido a más de 300.000 personas aquejadas de su picadura. En Zaragoza hay más de 20.000 afectados cada año, cuando hace una década no superaban los 4.500, según fuentes sanitarias.

Y es que la picadura de la mosca negra resulta especialmente intensa. Más que picar, lo que hace este insecto es morder la piel, dejando un visible moratón que puede durar varios días y hasta una semana. Muchos vecinos de las localidades afectadas han tenido que acudir a urgencias aquejados de grandes hinchazones, dermatitis y fuertes picores.

Pero no solo las personas. Mascotas y ganado se ven también afectado por la mosca negra, una especie que parece verse favorecida por el calor.

Picaduras de mosca negra. Foto: Agencias

Ataca especialmente a ovejas, vacas, caballos y cabras, pero también a perros y otras mascotas. Estos insectos forman una gran nube que rodea al animal y no dejan de acosarlo y picarlo, por lo que muchos ganaderos se han visto obligados a variar los horarios en que sacan a los animales para eludir en lo posible a esta plaga. Nadie parece estar a salvo. Los veterinarios también tienen trabajo extra desde hace unos veranos.

Este molesto insecto es muy pequeño, mide entre 3 y 6 mm, es más parecida a una avispa.

Al parecer, su proliferación se debe a la inadecuada limpieza de los cauces de los ríos, producto de los meses de confinamiento por la pandemia del coronavirus, según refieren numerosos medios de comunicación en las zonas afectadas.

Esta mosca negra coloca sus larvas en la vegetación que está en contacto con el agua fresca. Al no poderse llevar a cabo correctamente la limpieza de estos cauces, estos insectos se han multiplicado.

Además, las altas temperaturas también han propiciado una temprana eclosión, así como la paulatina desaparición de sus depredadores: golondrinas, vencejos y murciélagos, especies insectívoras cuya protección es necesaria precisamente para mantener a raya este tipo de molestas especies.

Su picadura es más sigilosa que la de un mosquito. Apoya sus patas lo mínimo posible en la piel, por lo que pasa inadvertida. Inyecta un anestésico más potente que el de los mosquitos y un anticoagulante para que la sangre sea más fluida. No nos damos cuenta de que nos ha picado hasta un buen rato después.

Río Manzanares, en Madrid, que es objeto de fumigación contra la mosca negra. Foto: Wikimedia

La picadura presenta una gran inflamación con un punto rojo en el centro. En estos casos, lo mejor es aplicar hielo y acudir a urgencias si hay síntomas de reacción alérgica (ver recomendaciones, abajo).

La picadura causará una inflamación que, pese a ser dolorosa, no presenta riesgo alguno de transmisión de enfermedades, según la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES).

En Madrid, con la llegada de las altas temperaturas, hace ya unos días que los vecinos de numerosos barrios han advertido la propagación de la mosca negra. Un paseo al aire libre por determinadas zonas puede convertirse en una tortura, por el gran número de ejemplares de mosca negra que, un año más, vuelven a poblar los alrededores de la capital.

Por eso, ya en 2020 el Ayuntamiento realizó una importante fumigación del río Manzanares para erradicar este insecto, pero el problema parece haberse reproducido este año.

Lo mismo sucede en Catalunya. El Consorcio de Políticas Ambientales del Ebro (Copate) inició ya en febrero de este año el primer tratamiento contra la plaga de la mosca negra en el tramo final del río Ebro, después de que el año pasado esta acción demostrara su efectividad.

Este organismo cuenta con un presupuesto de 1,3 millones de euros para combatir la mosca negra y el mosquito. La mitad lo aporta la Generalitat y el resto, la Diputació de Tarragona y los ayuntamientos del Delta de l’Ebre.

1º ¿Cómo prevenir la picadura?

-Viste con ropa larga y clara

-No pases mucho tiempo en ríos o embalses

-Instala mosquiteras en tu hogar

-Evita acumulaciones de agua

-Utiliza repelentes de insectos voladores

2ª ¿Cuáles son los síntomas?

-Alto dolor en la zona afectada

-Punto central rojo y sangrante

-Inflamación de la zona atacada

-Picor

-Roncha o mancha alrededor de la zona afectada

3º ¿Cuál es el tratamiento?

-Limpio y desinfecta la zona atacada con un antiséptico

-Aplica frío

-Ni se te ocurra rascarte, solo lo empeorarás

-Producto calma picaduras

4ª Consulta a un centro de salud o a tu especialista

Web de SEMES sobre la mosca negra: https://www.semes.org/semes-divulgacion/picadura-de-mosca-negra/

Te puede interesar: El cambio climático dispara las plagas, que ya destruyen el 40% de los cultivos

 

Joan Lluís Ferrer

Joan Lluís Ferrer Colomar (Ibiza, 1967) es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco (UPV-EHU). Desde 1988 ha ejercido el periodismo en prensa, radio y televisión en Bilbao, Catalunya y Baleares. Especializado en información ambiental, desde 2019 coordina la sección Crisis Climática en los periódicos de Prensa Ibérica. Desde 2020 dirige Verde y Azul, el canal de medio ambiente de Prensa Ibérica y Grupo Zeta.

2 comentarios