Verde y Azul

La pesadilla de los tetrabrick: solo se recicla el 21,5% en España

La plataforma Zero Waste Europa insta a implantar el sistema de devolución de envases para su reutilización y ahorrar así millones de toneladas de desechos

No todo va tan bien como parece en materia de reciclaje en España. Si las últimas estadísticas oficiales siguen demostrando que se recicla todavía poco (pese a los avances realizados), ahora un estudio de una entidad especializada en residuos ha desvelado que en España sólo se reciclan el 21,5% de los envases de cartón para bebidas. Se trata de una cifra “sustancialmente inferior” a la tasa del 80% que establece la Asociación de Envases de Cartón para Bebidas y Medio Ambiente (ACE, por sus siglas en inglés), y a la tasa de recogida del 51,2%, según un estudio encargado por Zero Waste Europe.
El objetivo debería ser, añade dicha entidad, establecer el sistema de devolución de envases para su reutilización, lo que ahorraría millones de toneladas de vertidos plásticos a la naturaleza. Recientemente, se conocieron las cifras globales de gestión de residuos en España, que demuestran que su cantidad sigue aumentando más de lo que lo hace la población nacional.

La citada organización, de la que forman parte fundaciones y asociaciones ecologistas, ha dado a conocer los resultados de un titulado ‘Reciclaje de envases compuestos–briks para envases de bebidas’, que recoge las tasas reales de reciclaje de los envases de cartón para bebidas en Reino Unido, Alemania, España y Suecia, siguiendo la metodología de cálculo de reciclaje de la Unión Europea. De acuerdo con estos resultados, en Alemania la tasa de reciclaje real se sitúa en el 47,8%, frente al 75% y de recogida al 87,4% publicadas por la ACE para ese país.

En Suecia y el Reino Unido, por su parte, la tasa de reciclaje de los envases de cartón de bebidas es del 21,9% y el 29,5% respectivamente, por debajo de las publicadas por la ACE del 33% y el 36% para estos países.

El difícil reciclaje de un brick

Los miembros de Zero Waste Europa recuerdan que los briks para bebidas representan “un desafío para el reciclaje”, debido a que los materiales de los que están hechos “son técnicamente reciclables”, pero el formato esta compuesto por capas unidas de cartón, polímeros de plásticos y aluminio, que dificulta su separación para su posterior aprovechamiento y reprocesamiento. De hecho, suele conocerse a estos envases como «plásticos disfrazados de cartón» y de hecho deben depositarse en el contenedor amarillo.

Normalmente, uno de estos envases está compuesto por un 75% de cartón, un 20% de plástico y un 5% de aluminio. La separación de estos materiales hace que su reciclaje sea muy costoso y complicado.

El informe también resalta la dificultad de identificar y separar los envases de cartón para bebidas en las instalaciones habilitadas para ello, así como la falta de capacidad de procesamiento en las plantas de reciclaje especializadas, lo que, aseguran, “tiene un impacto adicional en las tasas de reciclaje”.

Composición de un envase de tetrabrick

Recuerdan que estos datos llegan en un momento en que el Gobierno de España elabora la nueva Ley de Residuos y Suelos Contaminados que deberá establecer nuevos objetivos e instrumentos para avanzar en prevención, reutilización y reciclaje de calidad.

Campañas de «lavado de cara verde» de las empresas

Sin embargo, las entidades que conforman la plataforma Zero Waste consideran que este proyecto de ley debería de ser “mucho más ambicioso” en cuanto al diseño “circular” de los briks, la mejora de las infraestructuras de reutilización y reciclaje y la imposición de cuotas de envases reutilizables en bares, supermercados y comercios.

Reclaman además que los consumidores puedan devolver las botellas y briks a las tiendas para su reutilización y para evitar que sean desechados inadecuadamente, así como que se dote a los envases de un etiquetado común para su correcto depósito y reciclaje.

La plataforma Zero Waste Europa han criticado las campañas “marketinianas de greenwashing (lavado de cara verde)” que acompañan a algunos de los productos envasados en briks. Ello es así porque a menudo las campañas publicitarias ocultan los efectos negativos que tienen estos envases sobre el medio ambiente y su difícil reciclado. Asimismo, acusan a Ecoembes de “perpetuar su modelo y el negocio de las empresas adscritas” y a la industria envasadora de “proponer soluciones irreales” lejanas a lo que realmente se necesita.

Joan Lluís Ferrer

Joan Lluís Ferrer Colomar (Ibiza, 1967) es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco (UPV-EHU). Desde 1988 ha ejercido el periodismo en prensa, radio y televisión en Bilbao, Catalunya y Baleares. Especializado en información ambiental, desde 2019 coordina la sección Crisis Climática en los periódicos de Prensa Ibérica. Desde 2020 dirige Verde y Azul, el canal de medio ambiente de Prensa Ibérica y Grupo Zeta.

Hacer un comentario