Verde y Azul
obstáculos ríos

Eliminan obstáculos en dos ríos salmoneros de Picos de Europa

La fragmentación de los ríos y otros sistemas acuáticos es uno de los principales problemas a los que se enfrenta la biodiversidad europea. El grado de aislamiento de los ríos españoles es de los mayores de Europa, debido a la presencia de obstáculos transversales al cauce. Azudes y presas en desuso o cuya concesión se ha extinguido y no se han desmantelado, tal y como requiere la Ley de Aguas, impiden el adecuado movimiento de la flora y fauna en estos ecosistemas.

Para peces como el salmón Atlántico (Salmo salar) remontar los ríos de la vertiente cantábrica es imprescindible en su ciclo vital, pero la proliferación de obstáculos de todo tipo en los cauces complica o impide este movimiento de remonte.

España tiene 32 cuencas salmoneras y dos de las de mayor riqueza en este aspecto son las del Sella y Deva-Cares (Asturias y Cantabria). Se encuentran en Picos de Europa y se benefician del proyecto europeo Life Divaqua coordinado por la Universidad de Cantabria, a través del Instituto de Hidráulica Ambiental, y que tiene como objeto mejorar las vías fluviales.

Para que el salmón alcance un estado favorable de conservación, al igual que otras especies con un gran valor cultural y recreativo, como la trucha y la anguila, y puedan migrar hasta los cursos altos, Divaqua ha procedido a la demolición de dos azudes situados en los ríos Deva y Bullón. Ambos obstáculos eran inabordables por el salmón durante el remonte fluvial hasta la cabecera para desovar y establecían el límite de su distribución actual. De este modo, se han suprimido unos obstáculos que amenazaban su futuro.

Actuación en el río Bullón. Foto: Divaqua

Estas actuaciones se adaptan a la Estrategia Nacional de Restauración de Ríos del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, en la que la eliminación de los azudes favorece la restauración de los ecosistemas fluviales al mejorar la conectividad fluvial para procesos biológicos y especies. También favorece el funcionamiento hidromorfológico y la dinámica de sedimentos; estabiliza las características del hábitat físico, como velocidad del agua, sustrato, lugares de refugio, etc. e incluso puede contribuir a mejorar la calidad del agua. Asimismo promueve el desarrollo de los corredores ecológicos de la propia Red Natura 2000, señala la entidad en un comunicado.

En el caso del azud del río Deva, la permeabilización se realiza en dos fases separadas. De esta manera se analiza la evolución de la cuña de sedimentos y de los márgenes fluviales laterales. En cambio, el azud del río Bullón, en la ferrería cerca de Ojedo, se ha demolido completamente.

Previamente a la introducción de maquinaria pesada para desmantelar los azudes se procedió a la captura de la fauna piscícola situada aguas abajo del obstáculo mediante pesca eléctrica para ser trasladada a zonas tranquilas aguas arriba del mismo río.

De este modo, se capturaron y reubicaron más de 200 ejemplares de truchas y 50 anguilas en cada tramo fluvial. Algunos ejemplares de trucha fueron trasladados al Centro Ictiológico de Arredondo para mantener el stock genético de Cantabria.

Mejora del río Deva. Foto: Divaqua

La ejecución cuidadosa de la demolición ha permitido reducir la turbidez originada por la remoción del lecho fluvial durante la actuación. “Es una tarea imprescindible para impedir la sedimentación de partículas en suspensión que provoquen alteraciones en la fauna fluvial o en los frezaderos, ya que son alteraciones que modifican la cadena trófica del ecosistema acuático”, señala Divaqua.

Dichas actuaciones por la conservación de la biodiversidad en Picos de Europa, al desarrollarse en la vertiente cántabra del parque nacional, cuentan con la supervisión de la Dirección General de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático de la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico.

Estas no serán las únicas actuaciones que se van a desarrollar en los próximos años, ya que el proyect contempla permeabilizar más azudes para mejorar la conectividad fluvial en las cuencas del Deva-Cares y Sella.

Te puede interesar: ¿Está el salmón atlántico en peligro de extinción en España?

Joan Lluís Ferrer

Joan Lluís Ferrer Colomar (Ibiza, 1967) es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco (UPV-EHU). Desde 1988 ha ejercido el periodismo en prensa, radio y televisión en Bilbao, Catalunya y Baleares. Especializado en información ambiental, desde 2019 coordina la sección Crisis Climática en los periódicos de Prensa Ibérica. Desde 2020 dirige Verde y Azul, el canal de medio ambiente de Prensa Ibérica y Grupo Zeta.

Hacer un comentario