Verde y Azul

El milano real se recupera y la perdiz roja sigue en declive

La nueva Lista Roja de Especies Amenazadas actualiza el estatus de las aves del mundo. Algunas mejoran su situación, pero otras siguen empeorando.

La actualización de la Lista Roja de Especies Amenazadas de 2020, elaborada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), pone al día el grado de amenaza de la fauna en peligro de todo el mundo. En España, hay aves que en el último listado mejoran su situación y ven un rayo esperanza de cara al futuro. Otras, en cambio, ingresan en categorías de mayor amenaza o vulnerabilidad. Estas son algunas de las principales novedades:

Milano real (Milvus milvus). Es un ejemplo de los beneficios que puede aportar esa acción de conservación. Esta rapaz se consideraba anteriormente como ‘casi amenazada’, debido a la disminución de su área de distribución en el centro de Europa.

Sus principales amenazas son el envenenamiento y la pérdida de hábitat, pero la protección jurídica de la Directiva sobre aves de la UE dio lugar a un plan de acción en toda su área de distribución, incluidos proyectos de reintroducción en gran escala.

El éxito de esas medidas ha hecho que se recupere y el milano real ha pasado a estar en situación de ‘preocupación menor’, que es la categoría más baja de riesgo de extinción.

En España, “las actuaciones de conservación con respecto al milano real y su catalogación a escala estatal como especie ‘en peligro de extinción’ en el Catálogo Español de Especies Amenazadas parece que poco a poco están dando sus frutos y la especie se va recuperando paulatinamente”, apunta Nicolás López, responsable del programa de Conservación de Especies Amenazadas de SEO/BirdLife. A pesar de esto, recuerda que “sigue siendo una especie muy afectada por episodios de envenenamiento en nuestro país”.

Pito real ibérico (Picus viridis). También ha mejorado, ya que pasa de ‘casi amenazada’ a ‘preocupación menor’. Esta ave, endemismo ibérico recientemente añadido a la Lista Roja como especie independiente del pito real euroasiático, cuenta ahora con poblaciones en buen estado en la península ibérica. No obstante, según los datos del Programa SACRE de SEO/BirdLife, en 2019 sufrió un declive moderado del 28,3 %.

Perdiz roja (Alectoris rufa). Por otro lado, hay tres especies que muestran una importante disminución en sus poblaciones y pasan a una categoría de mayor amenaza. Como ocurre con muchas otras especies consideradas cinegéticas y ligadas a ambientes agrarios, la perdiz roja aumenta su categoría de amenaza a escala mundial para pasar a estar ‘casi amenazada’, antesala de su clasificación como ‘vulnerable’.

De acuerdo a los datos del Programa SACRE de SEO/BirdLife entre 1998-2019, esta especie ha sufrido un declive del 40 % a escala estatal. “Hay que recordar que España cuenta con las mejores poblaciones de esta especie a escala europea y que el declive a escala mundial, indicado por la nueva Lista Roja, resulta igualmente muy preocupante y debe poner sobre aviso a los países con poblaciones de esta especie”, avisan.

Alondra ricotí (Chersophilus duponti). Esta especie pasa de ‘casi amenazada’ a ‘vulnerable’. Se trata de un ave gravemente amenazada en España, que cuenta con la totalidad de la población europea habitando en este país. Las poblaciones de esta ave han sufrido una grave pérdida de hábitat derivada principalmente de la proliferación de infraestructuras energéticas en sus lugares de cría.

Así, resulta necesario designar muchos más espacios protegidos de la Red Natura 2000 para asegurar su supervivencia, garantizando que se declaran las correspondientes Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y se ponen en marcha las adecuadas medidas de conservación en estos espacios.

Gaviota de Audouín (Larus audouinii). Presenta una distribución prácticamente restringida a la cuenca del Mediterráneo y con una dependencia muy alta de la disponibilidad de peces para alimentarse en alta mar. Sus poblaciones sufren variaciones con grandes fluctuaciones demográficas y en los últimos años han visto como han desaparecido colonias de miles de ejemplares dentro de su área de distribución en España. Con la nueva actualización de la Lista Roja pasa de ‘preocupación menor’ a ‘vulnerable’.

 

Joan Lluis Ferrer

4 comentarios

Your Header Sidebar area is currently empty. Hurry up and add some widgets.