Verde y Azul

El calentamiento dejará a las focas sin comida: los peces se hacen pequeños

El cambio climático puede estar a punto de dejar a algunos depredadores árticos, como las focas, sobreviviendo con ‘comida basura’, por la escasez de los peces que constituyen su dieta. Así lo asegura un estudio recientemente publicado por la University of British Columbia (UBC).

El estudio comprobó que las modificaciones que sufren tanto la composición como la distribución de las diferentes especies de peces, y su propio tamaño, en la bahía de Hudson (Canadá) comenzarán a acelerarse en tan solo cuatro años, 2025. A partir de entonces, esos cambios se volverán progresivamente más notorios, a no ser que se adopten medidas drásticas para reducir las emisiones de carbono.

Utilizando modelos informáticos, los investigadores examinaron en concreto cómo afectarán estos cambios a la comida de las focas anilladas, un depredador marino común del Ártico.

«Descubrimos que, para fines de siglo, el bacalao grande y graso del Ártico puede disminuir drásticamente en términos de cantidad y distribución. En cambio, los peces más pequeños, como el capelán y la lanza de arena, pueden volverse mucho más frecuentes», dijo Katie Florko, del Instituto de Océanos y Pesca (IOF) y autora principal del estudio. «La cantidad de peces y la biomasa aumentarán, al igual que la diversidad de los peces, pero vendrán en tamaños más pequeños».

El bacalao ártico sufrirá los efectos del calentamiento. Foto: FAO

Esta dieta menguante puede dejar a las focas anilladas, y potencialmente a otros depredadores marinos del Ártico, con menos comida y energía.

«Buscar comida requiere emplear energía. ¿Eso significa que las focas necesitarán gastar más energía para obtener una mayor cantidad de estos peces más pequeños con la misma cantidad de energía que capturar un pez más grande?», se preguntó Florko.

«Es algo parecido a ver cómo las hamburguesas en los restaurantes de comida rápida parecen hacerse cada vez más pequeñas cada año, con lo que cada vez nos dan menos por nuestro dinero», añadió.

A medida que las aguas del Ártico se calientan, el bacalao ártico que vive bajo el hielo marino se desplazará hacia el norte o se volverá menos abundante.

Pero las especies menos sensibles al calor, como el capelán y la lanza de arena, se volverán más frecuentes en la región sur de la Bahía de Hudson y expandirán su territorio desplazándose más al norte.

Además, si la atmósfera continúa contaminada con gases de efecto invernadero, todas las variedades de peces que analizó el estudio se reducirán en tamaño: entre el 18% y el 35% para el bacalao ártico y entre el 45% y el 82% para la lanza de arena del Pacífico.

Todas las especies árticas sufrirán los efectos del cambio climático. Foto: Agencias

Florko señaló que las ballenas beluga podrían beneficiarse de estos cambios en la red alimentaria del Ártico, ya que los capelán son un elemento básico de su dieta en el verano, aunque en el otoño dependen del bacalao del Ártico para almacenar grasa corporal, por lo que las implicaciones podrían ser complejas.

Además, las personas que dependen de comer focas como parte de su dieta acabarán consumiendo menos contaminantes, ya que los peces más pequeños que se convertirán en alimento básico de las focas se encuentran debajo del todo en la red alimentaria y no acumulan tantos contaminantes.

A pesar de estos beneficios potenciales, es urgente dirigirse hacia un escenario de bajas emisiones, según los autores del estudio.

«Nunca hemos visto un cambio tan drástico tan rápido», dijo Travis Tai, coautor del estudio.

«Estamos tirando los dados y no sabemos qué sucederá exactamente. Cuando tengamos cambios dramáticos en las estructuras de la red alimentaria, podemos esperar grandes transformaciones, no solo en la forma en que especies como las focas anilladas usan los océanos, sino también en cómo la gente usa los océanos «, explicó.

El estudio ‘Predecir cómo el cambio climático amenaza la base de presas de los depredadores marinos del Ártico’ fue publicado en la revista Ecology Letters.

Estudio de referencia: DOI: 10.1111/ELE.13866

Te puede interesar: ¿Hacia un Polo Norte sin hielo?

Joan Lluís Ferrer

Joan Lluís Ferrer Colomar (Ibiza, 1967) es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco (UPV-EHU). Desde 1988 ha ejercido el periodismo en prensa, radio y televisión en Bilbao, Catalunya y Baleares. Especializado en información ambiental, desde 2019 coordina la sección Crisis Climática en los periódicos de Prensa Ibérica. Desde 2020 dirige Verde y Azul, el canal de medio ambiente de Prensa Ibérica y Grupo Zeta.

Hacer un comentario