Verde y Azul
esponja baleares

Descubren tres nuevas especies de esponja en Baleares

El Instituto Español de Oceanografía ha descubierto un nuevo género y nuevas citas de especies de esponja en el Mediterráneo, concretament en las montañas submarinas de Baleares. La información científica obtenida por el IEO servirá de base para estudiar una posible declaración de este espacio como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) dentro de la Red Natura 2000. El proyecto Life Intemares, que coordina la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica, está contribuyendo a mejorar el conocimiento de las especies y hábitats marinos

Un mar vivo. Pese a la contaminación, el impacto de los vertidos y la pesca arrastrera, el Mediterráneo sigue dando buenas noticias. El Instituto Español de Oceanografía ha descubierto tres esponjas de mar, un animal acuático invertebrado que puede vivir miles de años. Los montes submarinos existentes entre Ibiza y Mallorca albergan gran riqueza y diversidad de hábitats y especies de interés comunitario, tal y como constata la información científica obtenida por el Instituto Español de Oceanografía, a lo largo de las campañas de investigación oceanográficas que se llevan a cabo en el proyecto Life Intemares, coordinado por la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Entre los hallazgos más recientes, publicados en la revista científica internacional PeerJ, destaca la descripción de un género (Foraminospongia) y tres nuevas especies de esponjas para la ciencia: Foraminospongia balearica, Foraminospongia minuta y Paratimea massutii.

Uno de los ejemplares hallados. Foto: IEO

Además, la investigación aporta cuatro nuevos registros de esponjas en el Mediterráneo cuya presencia no era conocida hasta ahora en esta área, así como otras observaciones que muestran el valor de los montes submarinos del Canal de Mallorca como refugio de biodiversidad en el Mediterráneo.

De hecho, ya los primeros resultados del proyecto en el Canal de Mallorca, publicados en 2019 en la revista internacional Journal of the Marine Biological Association of the United Kingdom, también reportaron el hallazgo de otra especie: Ophiomyces grandis. En este caso, se trataba de una ofiura (equinodermo de aspecto parecido a la estrella de mar) cuya presencia en el Mediterráneo era desconocida hasta entonces y resulta muy abundante en los montes submarinos del Canal de Mallorca.

Estos resultados forman parte de una tesis doctoral, que se desarrolla dentro del proyecto Life Intemares, cofinanciada por el Gobierno de las Baleares y el Fondo Social Europeo. En el proyecto se están estudiando los montes submarinos de Ses Olives y Ausias March, situados al este de Ibiza, así como el monte Emile Baudot, ubicado también al este de estas islas y sur de Mallorca.

Ubicación de los montes submarinos.

Además de cobijar campos y jardines de una gran diversidad de esponjas, en estos montes submarinos se han identificado hábitats de interés comunitario incluidos en la Directiva Hábitats, que garantizan el mantenimiento de un estado de conservación favorable de los lugares designados.

Es el caso de los fondos de maërl, formados por rodolitos o algas rojas calcáreas en las cimas de los montes Ausias March y Emile Baudot, son probablemente los más profundos del Mediterráneo occidental.

También se han hallado campos de pockmarks (hábitats de gran relevancia) muy extendidos y numerosos alrededor de los tres montes y fondos de corales, no solo en los afloramientos rocosos de las laderas de los montes, sino también en los fondos sedimentarios adyacentes, donde se ha localizado el coral bambú (Isidella elongata).

Además, se han observado bio-construcciones fósiles de ostreidos, que conforman un arrecife alrededor de los tres montes submarinos, a entre 200 y 400 metros de profundidad.

La información obtenida contribuye a mejorar el conocimiento científico de los montes submarinos del Canal de Mallorca y sus fondos batiales adyacentes, y servirá de base para estudiar una posible declaración de este espacio como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) dentro de la Red Natura 2000.

Otra de las esponjas descubiertas. Foto: IEO

El proyecto Life Intemares avanza hacia el objetivo de lograr una gestión eficaz de los espacios marinos de la Red Natura 2000, con la participación activa de los sectores implicados y con la investigación como herramientas básicas. La Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico coordina el proyecto.

Los poríferos, también llamados espongiarios o esponjas, son animales acuáticos e invertebrados, que forman parte del subreino de los parazoos. Esto quiere decir que las especies poríferas no tienen órganos, nervios o músculos, aunque sí disponen de un esqueleto interior compuesto por espículas.

Las estimaciones de longevidad entre las esponjas varían bastante, pero normalmente se encuentran entre los miles de años. Un estudio en la revista Aging Research Reviews afirma que una esponja de la especie Monorhaphis chuni vivió hasta los 11.000 años. Y es que, efectivamente, las esponjas son animales y tienen una longevidad increíble.

Tienen una gran capacidad para reproducirse asexualmente. La reproducción en las esponjas presenta varias peculiaridades. Existen algunas especies dioicas, pero la mayoría son hermafroditas, aunque la liberación de óvulos y espermatozoides no ocurre a la vez.

Foto principal: Manu San Félix

Te puede interesar: Descubren frente a Santander la mayor colonia de esponjas del Cantábrico

 

Hacer un comentario