Verde y Azul

Baleares crea una certificación para hoteles libres de plástico

Cruzada contra el plástico en la industria turística de Baleares. Una campaña impulsada por entidades conservacionistas, con el respaldo y patrocinio de instituciones públicas y fundaciones privadas, ha creado una certificación que reconocerá a aquellos hoteles, restaurantes y otros negocios que prescindan del plástico desechable. Además, un sistema de monitorización permitirá comprobar que los compromisos adquiridos por los hoteles se cumplen realmente.

La iniciativa arrancó hace ya dos años en Ibiza, donde la entidad Plastic Free Ibiza creó un sello que distinguía  a los establecimientos comerciales (sobre todo, turísticos) que cortaban con el plástico desechable.

En función de hasta dónde llegaba su esfuerzo, obtenían más o menos estrella de la campaña. En las otras islas, también había entidades que trabajan en el mismo campo, como Save the Med en Mallorca, Plastic Free Menorca y Plastic Free Formentera.

Ahora, se ha unificado la estrategia y se ha actualizado ese programa de certificación, haciéndolo más completo y fiable, gracias a la iniciativa conjunta dos entidades conservacionistas potentemente respaldadas económicamente por fundaciones privadas: Ibiza Preservation y Save the Med, esta última en Mallorca. Aparte de ello, la fundación Beyond Plastic Med, de Mónaco, ha aportado también financiación.

Mediante una escala de 1 a 5 estrellas, hoteles, restaurantes, bares, comercios y todo tipo de negocios del sector HORECA podrán convertirse en Plastic Free Guardians. Esto otorgará visibilidad a su esfuerzo por liberarse del plástico de un solo uso.

Campaña de limpieza de plásticos en una playa de Ibiza. Foto: IPF

Una app servirá para hacer la recogida de datos, mientras que las entidades harán un seguimiento puntual del grado de cumplimiento de los compromisos adquiridos por cada establecimiento. Además, la distinción que se otorga tiene una validez de un año, al término del cual debe renovarse si se han cumplido los objetivos.

La coordinadora de Plastic Free Ibiza, Ayelén Alonso, recuerda que la inminente entrada en vigor de la directiva europea y la ley balear que prohíbe determinados plásticos de un solo uso dejan todavía amplio margen a la acción. De hecho, “el objetivo es transitar hacia el residuo cero”, señala.

“Queremos ir más allá. Por eso animamos a las empresas a que no se limiten al plástico de un solo uso”, señala la responsable de Ibiza Plastic Free.

Además, las normativas sobre este tipo de residuos siguen sin prohibir determinados utensilios plásticos de un solo uso, por lo que será la concienciación de cada empresario el que permita superar las limitaciones de las leyes.

“Tampoco aceptamos como alternativa válida los bioplásticos”, por las dudas que generan sobre su verdadera sostenibilidad, matiza Ayelén Alonso.

“Esta iniciativa conjunta nos va a permitir llevar nuestras islas hacia un futuro más sostenible para todos. Con unos requisitos más exigentes y un objetivo más ambicioso, esperamos que sean muchas las empresas que se unan a nosotros para liderar este proyecto en nuestras islas”, señala Alonso.

Solo en la isla de Ibiza ya hay 62 empresas certificadas entre los años 2019 y 2020. Entre ellas hay grandes hoteles con un elevado número de habitaciones y miles de clientes cada año, pero también hay pequeñas cafeterías o tiendas que apuestas por prescindir totalmente del plástico.

Aguas de Ibiza, uno de los hoteles certificados

En total, son muchos miles los utensilios desechables de plástico que se han dejado de distribuir por parte de estas empresas, lo que supone que el mar (a donde van a parar muchos de los residuos plásticos) se ha librado de una ingente cantidad de estos elementos.

En Mallorca la nueva certificación conjunta está teniendo “muy buena acogida” y ya tiene varias empresas que se han interesado por ella nada más darse a conocer su existencia.

Los empresarios del sector Horeca (hoteles, restaurantes y cafeterías) de Baleares destacan que son los propios clientes los que cada vez exigen menos plástico en el servicio que se les ofrece. Por ello, terminar con este material altamente contaminante ya no solo es visto como un gesto medioambiental, sino también como un atractivo para el propio negocio.

Te puede interesar: Ocho millones de toneladas de plástico al mar todos los años

Te puede interesar: 12 medidas para implantar la economía circular en los hoteles

Joan Lluís Ferrer

Joan Lluís Ferrer Colomar (Ibiza, 1967) es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco (UPV-EHU). Desde 1988 ha ejercido el periodismo en prensa, radio y televisión en Bilbao, Catalunya y Baleares. Especializado en información ambiental, desde 2019 coordina la sección Crisis Climática en los periódicos de Prensa Ibérica. Desde 2020 dirige Verde y Azul, el canal de medio ambiente de Prensa Ibérica y Grupo Zeta.

Hacer un comentario