Verde y Azul
pulpo machos

Así ahuyentan las hembras del pulpo a los machos que las acosan

El pulpo es uno de los animales más inteligentes del planeta y cada vez se descubren en esta especie nuevos comportamientos que dan prueba de ello. Ahora, los científicos han desvelado cómo los ejemplares hembra lanzan objetos del fondo marino a los machos que las acosan sexualmente para ahuyentarlos.

Un equipo de investigadores de Australia, Canadá y EE. UU. ha descubierto que las hembras de pulpo en ocasiones lanzan arena, conchas o piedras a los machos que intentan aparearse con ellas. El grupo ha descrito sus observaciones en un documento publicado en el servidor bioRxiv.

En 2015, y a lo largo de una prolongada serie de grabaciones en video sobre una comunidad de pulpos en Jervis Bay, frente a la costa de Australia, los miembros del equipo de investigación comprobaron numerosos casos de pulpos que arrojaban pequeños objetos del fondo marino a otros ejemplares.

Sin embargo, en un primer momento no estaba claro si esta acción era algo accidental o suponía una especie de ataque deliberado a los otros pulpos.

Al hacer más grabaciones y estudiarlas cuidadosamente, los investigadores pudieron apreciar que gran parte de los ejemplares que protagonizaban este tipo de lanzamiento de objetos eran pulpos hembra.

Imágenes de la investigación. Fuente: phys.org

El lanzamiento de material por parte de pulpos salvajes es algo común. En anteriores observaciones ya se había visto que los pulpos usaban estos ‘chorros’ emitidos desde su cuerpo para despejar de escombros los alrededores de su cueva o nido, pero lo que es “inusual” es la utilización que hacen de este mecanismo en relación a sus congéneres.

En algunos casos, los investigadores observaron lo que no dudan en calificar de “claros intentos de las hembras de arrojar material a un macho cercano, por lo general, uno que intentaba aparearse con ella”.

El proceso de lanzamiento

El equipo comprobó que estos lanzamientos se realizan del siguiente modo: primero recogen material del suelo marino como pequeñas piedras, limo o conchas y los guardan bajo su cuerpo.

Luego, el pulpo sitúa ese material sobre su sifón, un órgano de su cuerpo que la criatura usa para expulsar un chorro de agua a gran velocidad. Entonces, el material es proyectado a gran distancia, a veces hasta algunos metros más allá.

Al estudiar los videos obtenidos, los investigadores encontraron múltiples casos de ejemplares hembra que dirigían estos materiales hacia ejemplares macho. En un caso concreto, una hembra arrojó limo a un individuo masculino hasta diez veces en total.

También se comprobó que los machos a menudo intentaban agacharse para esquivar estos objetos, y tenían éxito aproximadamente la mitad de las veces.

Además, los lanzamientos que tenían por objeto simplemente despejar de material los alrededores de su cueva se realizaban de manera diferente a los que se lanzaban deliberadamente hacia otro pulpo. En este caso, se expulsaba el material entre los dos tentáculos frontales, mientras que los proyectiles ‘repelentes de pretendientes’ solían lanzarse entre el primer y el segundo tentáculos.

Foto: Pixabay

Los investigadores también presenciaron a una hembra lanzar una concha a modo de frisbee usando uno de sus tentáculos.

Por otra parte, los científicos no hallaron ninguna evidencia de que los pulpos machos tomaran represalias arrojando a su vez materiales a las hembras que los estaban atacando.

Según el experto en cefalópodos Neil Campbell, los pulpos están considerados como uno de los invertebrados más inteligentes y de mayor diversidad conductual, aunque el alcance de su inteligencia y capacidad de aprendizaje todavía no están bien definidos.

Experimentos realizados con laberintos y para la resolución de problemas han demostrado evidencias de un sistema neuronal que puede almacenar tanto memoria a corto plazo como a largo plazo.

Los pulpos jóvenes no aprenden de sus padres, ya que los adultos no les prestan atención más allá de atender a sus huevos hasta que éstos eclosionan.

La película de Netflix ‘Lo que el pulpo me enseñó’ ha popularizado las capacidades de este animal, que tradicionalmente ha sido considerado como poco sociable, pero que es capaz de desarrollar hábitos de acercamiento incluso al ser humano.

Estudio de referencia: https://www.biorxiv.org/content/10.1101/2021.08.18.456805v1.full.pdf

Te puede interesar: El pulpo, un animal de nueve cerebros que ha ganado un Óscar

Joan Lluís Ferrer

Joan Lluís Ferrer Colomar (Ibiza, 1967) es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco (UPV-EHU). Desde 1988 ha ejercido el periodismo en prensa, radio y televisión en Bilbao, Catalunya y Baleares. Especializado en información ambiental, desde 2019 coordina la sección Crisis Climática en los periódicos de Prensa Ibérica. Desde 2020 dirige Verde y Azul, el canal de medio ambiente de Prensa Ibérica y Grupo Zeta.

Hacer un comentario