Verde y Azul

48,5 millones para recuperar al fin la ría de O Burgo, en Galicia

El Gobierno central ha licitado el proyecto para recuperar la ría de O Burgo, en A Coruña, una actuación largamente reivindicada para salvar este enclave natural, de gran importancia ambiental y pesquera

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha licitado el proyecto para el dragado ambiental de los sedimentos de la ría de O Burgo, una actuación cuyo presupuesto supera los 48,5 millones de euros y que cuenta con un plazo de ejecución previsto de 26 meses. La ría de O Burgo, cuyos municipios ribereños son A Coruña, Culleredo, Cambre y Oleiros, se encuentra muy deteriorada, debido a los vertidos que ha venido recibiendo a lo largo de los años y que han afectado gravemente a la calidad de sus aguas.

Se trata de una actuación largamente reclamada por entidades sociales, partidos y mariscadores. Según ha destacado el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, la cantidad de material fecal y residual que será extraída de la ría equivale a seis veces los hidrocarburos que vertió el Prestige.

Imagen de la zona. Foto: La Opinión de A Coruña

Con el fin de terminar de regenerar este enclave, en cuyo saneamiento el Gobierno lleva invertidos hasta la fecha más de 110 millones de euros, se redactó este proyecto de dragado, cuya ejecución permitirá retirar el material que ahora contamina la ría, mejorando la calidad de sus aguas y con ello la recuperación, productividad y calidad de los bancos marisqueros allí localizados. 

En total se dragarán 583.337 m3 en la zona interior de la ría, de los cuales 223.361 m3 se depositarán en un punto de vertido al mar con un estricto control ambiental, donde se depositan los materiales procedentes de los puertos autonómicos. Otros 174.284 m3 se aprovecharán en unos recintos para generar espacios verdes y dar continuidad a las sendas o paseos que bordean la ría. 185.690 m3 se corresponden con el dragado de áridos procedentes de la restauración de los canales o bancos marisqueros. Estos materiales se utilizarán para la restitución de las condiciones hidrodinámicas en la zona intermareal, la mejora de los bancos marisqueros y del fondo de la laguna de Culleredo.

Se preservaran los hábitats principales de aves invernantes y las praderas de fanerógamas (227.310,67 m2) que hay en la margen de Culleredo dejándolos fuera de la zona de actuación.

Manifestación en 2017 por la recuperación de la ría. Fuente: praza.gal

Asimismo, el proyecto prevé la recogida de las especies marisqueras afectadas de forma previa al inicio de los trabajos y, una vez finalizados, su resiembra con semillas procedentes de viveros (hatchery) de las mismas especies extraídas. Del mismo modo, se procederá al trasplante de la fanerógama marina Zostera noltii; y habrá actuaciones de limpieza de la ría con eliminación de especies exóticas invasoras como el carrizo de la pampa (Cortadeia selloana).

El plan de vigilancia ambiental contempla a grandes rasgos un riguroso análisis y control de las aguas-sedimentos en todas las zonas de dragado y vertido, un seguimiento de las especies bentónicas, especies invasoras, evolución de la zostera, bivalvos, pesca artesanal, ruido, patrimonio cultural, o la evolución de la playa de Santa Cristina, etc… Todo ello de acuerdo con las prescripciones establecidas en la Declaración de Impacto Ambiental aprobada.

El proyecto ha sido sometido al procedimiento de evaluación de impacto ambiental y está prevista su financiación a cargo de los Presupuesto Generales del Estado (PGE) y del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). El acceso a esta financiación europea se consiguió gracias a la tramitación realizada por MITECO que, a propuesta de la Xunta de Galicia, consiguió que se destinaran a este proyecto fondos inicialmente asignados a la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Santiago de Compostela.

Vista aérea de la ría. Foto: La Opinión de A Coruña

La Comunidad Autónoma de Galicia decretó en septiembre la “suspensión de la actividad extractiva de acuerdo con el proyecto de dragado ambiental de los sedimentos de la ría de O Burgo (A Coruña), para asegurar la normal ejecución del contrato”. Ello implica que “no se podrá ejercer la actividad marisquera desarrollada al amparo del presente plan aprobado por la Cofradía de Pescadores de A Coruña una vez que se inicie la ejecución del contrato de obras correspondiente al proyecto de dragado”.

Una vez ejecutada la actuación y retirado el material que ahora contamina la ría, “mejorará la calidad de sus aguas y con ello se recuperarán los valores ambientales de la zona, así como la productividad y calidad de los bancos marisqueros allí localizados”, afirma el Ministerio.

Las rías de Galicia son una de las peculiaridades de la geografía de esta comunidad autónoma y de toda España. Las rías son indentaciones en la costa en las que el mar anegó valles fluviales por el descenso del nivel terrestre (y ascenso relativo del nivel del mar). Las rías se dividen en Altas y Bajas según su posición frente a Finisterre.

Hacer un comentario

Your Header Sidebar area is currently empty. Hurry up and add some widgets.