Verde y Azul

100.000 árboles plantados: así ayuda Correos a salvar el clima

Casi 100.000 árboles autóctonos plantados en los dos últimos decenios, que han supuesto la creación de 20 bosques que suman 273 hectáreas de suelo. Y, ahora, nuevos embalajes sostenibles, elaborados con cartón reciclado cien por ciento y con menos tintas, no tóxicas. Los responsables de Correos aseguran que están empeñados en contribuir todo lo posible para mitigar el cambio climático.

La última iniciativa incluye embalajes con un diseño más ecológico, para los que se utilizan solo materiales con certificado de gestión sostenible. Y una parte de la venta se destina a proyectos de reforestación y de prevención de incendios, así como a la mitigación del cambio climático, en colaboración con WWF y la Asociación Forestal de Soria (Asfoso).

Hay más: la empresa pública impulsa proyectos certificados por organismos internacionales y contrastados con la Oficina Española de Cambio Climático. Es la iniciativa denominada Correos Compensa, que desarrolla proyectos en tres áreas.

La primera es la agroforestal, para la reducción de emisiones derivadas por la deforestación y degradación de los bosques tropicales. La segunda son las energías renovables, para evitar combustibles fósiles y crear empleo verde, el cual reduce el impacto ambiental hasta alcanzar niveles más sostenibles. Y la tercera son tratamientos silvícolas en masas, para generar energía de biomasa a la vez que se realiza prevención de incendios con la limpieza de las mismas.

Entre las acciones más destacadas de Correos figura la que se desarrolla en Alcoroches (Guadalajara), un proyecto de absorción de dióxido de carbono y reforestación de un área de 151 hectáreas ubicadas dentro del parque natural del Alto Tajo, que sufrió un gran incendio en 2012.

Plantación de árboles del programa de Correos

En colaboración con el ayuntamiento de esa localidad, Correos participa en un proyecto en el que se han utilizado drones para esparcir las semillas de Pinus sylvestrisAmelanchier ovalis en la zona afectada, lo que permite llegar a zonas de difícil acceso para los efectivos humanos, al mismo tiempo que se reducen costes y tiempo respecto a sistemas de plantación tradicional.

Correos, que a través de su Plan de sostenibilidad 2020 se ha comprometido a ser ‘Empresa carbono cero’ en 2030, impulsa asimismo proyectos ecológicos fuera de España, en concreto en Oaxaca (México), Madre de Dios (Perú), Recreio (Brasil) y Arauco (Chile).

Objetivo: disminuir el número de kilómetros recorridos

Correos es la empresa española que recorre más kilómetros para realizar entregas gracias a más de 12.000 repartidores que recorren más de 12 millones de kilómetros al año. Entre los objetivos que se ha marcado figuran disminuir el número de kilómetros recorridos y el número de turnos, mediante la incorporación de tecnologías que faciliten la entrega eficiente en el primer intento, la ampliación de las taquillas Citipaq o la optimización de rutas.

Pretende, además, hacer esos kilómetros “más ecológicos”, mediante una conducción eficiente y el uso de vehículos que utilicen combustibles alternativos a los derivados del petróleo.

En cuanto a la movilidad eléctrica, desde 1996, Correos evalúa y agrega medios de transporte utilizando combustibles alternativos a los derivados del petróleo y en la actualidad cuenta con una de las flotas eléctricas más grandes del sector. En 2019 se agregaron 35 camionetas eléctricas y 5 camionetas a gas natural, y en 2020, se compraron 600 motocicletas y se agregaron 216 camionetas y automóviles eléctricos adicionales.

Ahora, coincidiendo con la semana en la que se celebra el Día Internacional de los Bosques (21 de marzo), Correos acaba de presentar la nueva línea de embalajes y sobres sostenibles de la ‘Línea Bosques’, que destina un porcentaje de su precio a la conservación del medio ambiente. Los nuevos embalajes son de color crudo, completamente reciclables, y de su venta se destinarán hasta 5 céntimos por unidad a proyectos para mitigar el cambio climático y favorecer la biodiversidad.

En concreto, Correos destina dos céntimos a proyectos de reforestación para ampliar la superficie forestal y mejorar la calidad ecológica de los bosques, un céntimo a la prevención de incendios y los dos céntimos restantes a apoyar iniciativas que promuevan la protección del entorno natural y los ecosistemas terrestres y acuáticos.

Los dirigentes de la empresa estatalaseguran que se ha realizado un “esfuerzo importante de ecodiseño” en esta línea de embalajes, eliminando las tintas innecesarias y mejorando el formato para lograr el mismo comportamiento con menos cantidad de cartón.

También ha introducido criterios de sostenibilidad, gracias a los cuales el origen de la fibra dispone de certificado de gestión sostenible, y se han reducido los residuos durante su fabricación.

Nuevos materiales

Las nuevas cajas son de cartón cien por ciento reciclado, compostables, biodegradables y se les aplica tintas al agua, no tóxicas, con lo que se evita la contaminación durante su uso y reciclado. Asimismo estos embalajes cuentan con el certificado FSC (Consejo de Administración Forestal), que asegura que el material empleado procede de bosques gestionados de forma responsable, y se han reducido tintas, logrando así un ahorro sostenible y económico al haber un menor consumo de materiales.

Los nuevos sobres, por su lado, cuentan también con las certificaciones FSC y PEFC (Programa para el Reconocimiento de Certificación Forestal) y el material utilizado para fabricar la ventana es de origen vegetal, por lo que no genera microplásticos y se acelera así la biodegradabilidad de los residuos, asegura Correos.

Nueva línea de materiales

El papel con el que se fabrican los sobres tiene el marcado ecológico Ecolabel (sello emitido por la Comisión Europea y que garantiza las mayores prestaciones ambientales que se pueden pedir a un producto de papel) y son neutros en carbono gracias a la compensación de las emisiones que se producen durante su fabricación a través de proyectos de reforestación.

Durante los más de 20 años que lleva activo el programa ‘Línea Bosques’ se han plantado 96.300 árboles de especies autóctonas. En concreto, hasta 2010, en colaboración con la Fundación Bosques de la Tierra, se plantaron seis bosques ubicados en las provincias de Málaga, Segovia, Asturias, Cáceres, Gran Canaria y Zaragoza. Y, de manera puntual, con Plantemos para el Planeta-Ardilla ConnectingLife, se reforestaron una zona en Benirràs (Ibiza) y otra en Artà (Mallorca) en 2013.

Desde 2010, junto a WWF, Correos ha dado forma a otros doce bosques por toda la península: más de 45.000 plantones distribuidos en 138 hectáreas en el sabinar del Alto Tajo (Guadalajara), bosques de carballos en Lugo y Pontevedra, encinares autóctonos en Tembleque (Toledo), un sistema semiárido en Lorca (Murcia), una dehesa en Valencia de Alcántara (Cáceres), bosque mediterráneo en Doñana, un bosque de ribera en el Parque del Sureste (Madrid), un sabinar en la Sierra de Alcublas (Valencia), un bosque mediterráneo en Campanarios de Azaba (Salamanca), un encinar en Peralta de Calasanz (Huesca), un coscojar en el Parque Natural de El Garraf (Barcelona) y un bosque mixto en Elgóibar (Guipúzkoa).

Artículo de referencia: https://www.correos.com/sala-prensa/correos-lanza-su-nueva-linea-de-embalajes-sostenibles-de-la-linea-bosques/

Te puede interesar: ARBA: Plantar árboles autóctonos para reforestar España

 

Ramón Díaz

Ramón Díaz Alonso (Llanes, Asturias; 1962). Trabaja desde 1990 en La Nueva España, primero como corresponsal en la comarca oriental de Asturias, después como responsable de la edición del oriente de Asturias y desde 2017 en la sección de Asturias, especializado en información política, de infraestructuras y ambiental. Colabora desde enero de 2021 con Verde y Azul, el canal de medio ambiente de Prensa Ibérica y Grupo Zeta. Es coautor de varias publicaciones de la Asociación Asturiana de Periodistas y Escritores de Turismo (ASPET).

2 comentarios