Verde y Azul

Siluro: el pez gigante que está devastando los ríos españoles y amenaza Doñana

De todas las especies invasoras que amenazan la fauna y flora de España, una de las más dañinas es el siluro, un enorme pez de agua dulce que en pocos años se ha apoderado de los ecosistemas fluviales españoles. Los expertos alertan del enorme potencial de devastación que tiene esta especie y urgen a tomar medidas para frenar su rápida propagación.

El siluro (Silurus glanis), el pez de agua dulce más grande de Europa, es una especie exótica invasora (EEI) en expansión que ya ha alcanzado el bajo Guadalquivir, un área de alto valor biológico amenazada por este superdepredador fluvial originario de Europa Central, ante el que los expertos urgen a actuar.

“Las especies exóticas invasoras son la segunda causa de pérdida de biodiversidad a nivel planetario”, una presión que supone “dar la puntilla” a unos ecosistemas “ya de por sí muy maltratados por las actividades humanas”, ya que “los invasores son muy agresivos”, asegura el catedrático de zoología de la Universidad de Córdoba, Carlos Fernández, en declaraciones a la agencia Efe.

Este especialista en invasiones biológicas y miembro del comité de expertos asesor del proyecto Life Invasaqua -iniciativa europea centrada en aumentar la concienciación sobre EEI acuáticas en el ámbito ibérico-, explica que “solo sobreviven las invasoras más agresivas”, es decir, “aquellas que imponen sus condiciones en el ecosistema al competir con las especies autóctonas”.

“Necesita una ingesta tremenda cada día”

En el caso del siluro europeo “hablamos de un depredador nato”, un pez colosal que, para desarrollar sus “2,5 metros de largo y hasta 130 kilos de peso”, requiere “una ingesta tremenda de biomasa cada día”.

Siluro pescado en el río Ebro. Foto: Silurosallazando.com

La detección del siluro “en una zona con la importancia biológica del bajo Guadalquivir”, supone “estar a las puertas de una tragedia ambiental”, ya que la desembocadura este río “constituye la zona de cría y engorde de muchas especies”, sobre todo de “especies comerciales”.

Según Fernández, la desembocadura “del Guadalquivir produce el 90 % de los boquerones, sardinas, lubinas, corvinas y lenguados -entre otras especies- que después se pescan en el Golfo de Cádiz”.

El bajo Guadalquivir y Doñana, en inminente amenaza

A pesar de que el siluro es un pez de agua dulce, puede llegar a soportar un nivel de salinidad equivalente “a la mitad de la sal presente en el agua marina, unos 15 gramos por litro”, lo que le acerca “peligrosamente” a las zonas de cría de la desembocadura.

En el bajo Guadalquivir tiene lugar un fenómeno natural conocido como ‘tapón salino’, “una barrera que se desplaza a lo largo de su cauce”, que hace que “por encima de él”, el agua sea “más dulce” y por debajo “más salobre”, explica el experto.

“Cuando llueve mucho, el agua dulce de la cuenca empuja ese tapón salino hacia abajo” y, en ocasiones, “puede llegar a situarse prácticamente en la desembocadura del Guadalquivir”.

Este fenómeno “vuelve dulce todo el cauce del río”, por lo que el siluro “tendría libertad para desplazarse por todo el Guadalquivir y asaltar Doñana”.

El siluro, detectado por primera vez en Andalucía en el embalse de Iznájar (Córdoba) en 2010, se ha expandido porque “no se ha hecho nada para erradicar su presencia”.

“La pasividad administrativa”, unida “al interés que suscita esta especie para la pesca deportiva -responsable según Fernández de la introducción ilegal de este depredador en la cuenca del Guadalquivir-, han permitido que durante más de 10 años la especie siga prosperando”.

Un siluro, en su estado natural. Foto: Agencias

El coordinador de Life Invasaqua Francisco José Oliva, ha explicado a Efeverde que para gestionar la amenaza de las especies invasoras “hay que crear sinergias” para “intervenir de forma rápida a partir de una alerta temprana”, aunque “lo mejor sería actuar preventivamente antes de que lleguen a los ecosistemas”.

“Ahora que se han registrado las primeras detecciones del siluro en el bajo Guadalquivir, es el momento de actuar con rapidez para erradicar la especie”.

Oliva ha recordado que “aunque las administraciones son las principales responsables de la gestión de las especies invasoras, si a través de la información logramos que los pescadores dejen de demandar siluros”, estos animales “no llegarían a determinados ambientes”.

“Desde Life Invasaqua generamos materiales de comunicación” para que tanto “la administración pública, como los pescadores, acuicultores y la sociedad en general dispongan de ellos” y que “todos los sectores implicados participen en la búsqueda de una solución”.

Te puede interesar: Doscientas especies invasoras amenazan ríos, mares y lagos

 

8 comentarios

  • Desde luego que los siluros son un problema, aquí en el Ebro lo conocemos bien, El problema no es que los pescadores demandamos esa pesca, es que aquí está casi la única que queda, gracias a la normativa en muchas ocasiones absolutamente absurda en materia de pesca deportiva que se lleva a cabo de parte de las administraciones públicas y al nulo control de ningún tipo en esta materia que se hace. Basta bajar un día a cualquier parte del río para ver cómo está de basura, los pescadores deportivos estamos ya hartos de pagar y de ser los malos de la pelicula, si hay siluros en los ríos es por qué las administraciones quieren así de claro.

  • Este experto cordobes es especialista en vivir de la demagogia y de la descalificacion de los agentes sociales que dependen del guadalquivir sean pescadores de camarones o arroceros.No sería extraño que propusiera salinizar el guadalquir desde Sanlucar a Alcalá para exterminar este pez.Que el bien sabe como a llegado al Guadalquir.Ahora pedirá un proyecto millonario a la Junta para exterminarlo y asegurar otra década de las arcas públicas como con las carpas??? Lamentable pero ya lo conocemos en el Bajo Guadalquir y conocemos sus bulos!!

  • Ya podeis secar los rios si no no la quitas ni de broma. De todas maneras asta k no os a influido a vosotros no os a importado los barbos , Madrillas, etc .Son species que en rios como el ebro o Aragon ya no se ven como autoptonas. Ya se pueden dar por perdidas .Por que despues de 40 años que fue introducida os preocupais ahora que pone en peligro especies que os interesan pues como digo al princio, como no sequeis el Guadalquivir ya no la parais. Ya podeis pescar camarones que tienen los dias contados .

  • El siluro es una de tantas más, cuántas especies invasoras hay en este país, decenas y el siluro es el único que está en los medios.
    Como pescador que he recorrido toda España, me ha sorprendido ver como en ciertas zonas, «parece» existir un equilibrio entre esta especie y las autóctonas. Sin embargo, ese hecho no lo he visto con la lucioperca, ese si que es un súper depredador.
    Pero quien está todo el día en las noticias, el siluro que vende más que la lucioperca, una megamole siempre vende más que un pez normal como la lucioperca.
    Bajo mi punto de vista, en lugar de demonizar a especies que ya están y no se van a ir, lo mejor sería proteger a las autóctonas, porque veo más matanzas de barbos, bogas, cachos etc por parte de personas que de EEI

    • No compares la cantidad de peces y de tamaño que se los come con una lucioperca ó lucio ó blas etc,estas otras especies han estado conviviendo con nuestros peces autóctonos y siempre había de todo no extinguirán ninguna especie,pero desde que ha entrado el siluro el cambio de los ríos y pantanos respecto a la pesca de nuestras especies es exagerado,

  • Esto está. muy claro los únicos que han podido echar,estas especies invasoras,como el alburno,lució perca,sirulo y perca sol,han sido las autoridades de este país,los mismos ,que ponen pegar y prohibiciones, porque el prohibir pescar con pez vivo de picefactoria,que es la mejor forma de acabar con estos depredadores.demuestra lo que digo,llevo 50 años pescando,y esto no lo había antes,a parte del lucro que se llevan algunos,con permisos que tienes que pagar para pescar,aparte de la licencia ,una para cada región,esto es lo que hay ahora con tanto ladrón en las administraciones

  • Cuándo iba a pescar, por el año 2006 en el Río Tietar (Cáceres),ya se empezaba ver Sirulo.
    Al principio, me gusta pescarlos, tirabas la caña y sacabas sin parar. Eran de tamaño pequeños y pinchaban cuando quitabas el anzuelo de la boca. A lo largo de las semanas me di cuenta que su tamaño eran más grandes y más feos.
    Hoy en día, el rio Tietar está repletos de Sirulo, hasta el punto que se comió a un perro.
    Hay que tener cuidado porque es un pez carnívoro y su boca es de gran dimensión.

    https://www.google.com/amp/s/amp.lasexta.com/noticias/sociedad/siluro-come-perro-que-banaba-rio-tietar-caceres_201808185b77fef10cf2c667132975dc.html