Verde y Azul

¿Qué es exactamente la neutralidad en carbono?

La nueva realidad climática está haciendo circular expresiones cuyo significado aún escapa a gran parte de la población. ¿Qué es exactamente la neutralidad en carbono? ¿Y qué son los sumideros de carbono?

El Acuerdo de París firmado en 2015 por 195 países fija como meta para final del presente siglo no superar un calentamiento global, respecto a la época preindustrial, de 2 grados centígrados y, si es posible, no superar los 1,5 grados. Para conseguirlo, se considera fundamental alcanzar la neutralidad de carbono mucho antes: en 2050.

La neutralidad de carbono se consigue cuando se emite la misma cantidad de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera de la que se retira por distintas vías, lo que deja un balance cero, también denominado huella cero de carbono.

Hay distintas formas de conseguir este equilibrio: la más saludable es no emitir más CO2 del que pueden absorber de forma natural los bosques y las plantas, que funcionan como ‘secuestradores’ de carbono a través del proceso de fotosíntesis (asimilan CO2 atmosférico y lo transforman en oxígeno), con lo que ayudan a reducir las emisiones.

Árboles y plantas, tradicionales sumideros de carbono. Foto: Verde y Azul

Se considera un sumidero de carbono cualquier sistema que absorba más carbono del que emita. Los principales sumideros naturales de carbono son el suelo, los bosques y los océanos. Los sumideros naturales eliminan entre 9,5 y 11 Gt de CO2 al año, según estimaciones científicas, mientras que las emisiones globales anuales de CO2 alcanzaron 38 Gt en 2019.

Pero es necesario saber que el carbono almacenado en sumideros naturales como los bosques se libera a la atmósfera cuando se producen incendios forestales, cambios en el uso de la tierra o la tala masiva. Por eso es esencial reducir las emisiones de carbono para alcanzar la neutralidad climática.

Existen otras vías para evitar que el CO2 llegue a la atmósfera, como tecnologías para la captura y almacenamiento de carbono, por ejemplo, dentro de formaciones geológicas o en las profundidades marinas. Se trata de técnicas de almacenamiento a largo plazo: una solución temporal, que todavía resultan costosa y que no está blindada contra el riesgo de fugas.

También se puede reducir emisiones y avanzar hacia la neutralidad de carbono a través de la llamada “compensación de carbono”, que consiste en equilibrar las emisiones emitidas en un sector determinado mediante la reducción de CO2 en otro lugar. Esto puede conseguirse a través de las inversiones en energía renovable, eficiencia energética y otras tecnologías no contaminantes.

Los nuevos objetivos de la UE

El Consejo y el Parlamento europeos han alcanzado hace aún pocos días un acuerdo para establecer por ley una UE climáticamente neutra en el año 2050 y un objetivo de reducir las emisiones en “al menos el 55%” para 2030. Se trata de unas metas que superan las fijadas en la Ley de Cambio Climático recientemente aprobada en el Congreso español, que fija un 23% de reducción para 2030 respecto a 1990.

Las energías renovables, aliadas del clima. Foto: Pexels

Además, todos los subsidios directos o indirectos a los combustibles fósiles deberían eliminarse gradualmente a más tardar en 2025.

Además, se creará un Consejo Asesor Científico Europeo sobre Cambio Climático, compuesto por 15 expertos científicos de alto nivel de diferentes nacionalidades con no más de dos miembros con la nacionalidad del mismo Estado miembro por un mandato de cuatro años.

Esta junta independiente se encargará de proporcionar asesoramiento científico e informar sobre las medidas de la UE, los objetivos climáticos y los presupuestos indicativos de gases de efecto invernadero y su coherencia con la legislación climática europea y los compromisos internacionales de la UE en virtud del Acuerdo de París.

Numerosos países de todo el mundo ya han fijado cuotas concretas de reducción de emisiones para el año 2030, una estación a medio camino hasta 2050 que deberá ver grandes progresos en la materia.

Contenido del Acuerdo de París: https://www.miteco.gob.es/es/cambio-climatico/temas/el-proceso-internacional-de-lucha-contra-el-cambio-climatico/naciones-unidas/elmentos-acuerdo-paris.aspx

Te puede interesar: Acuerdo histórico: la UE decide reducir sus emisiones un 55% para 2030

 

Joan Lluís Ferrer

Hacer un comentario