Verde y Azul
chopos duero

Nace una plataforma para salvar los chopos del Duero

El borrador de proyecto del Plan Hidrológico del Duero para el periodo 2022-2027, elaborado por la Confederación Hidrográfica del Duero, impedirá con carácter general la plantación de chopos en terrenos de dominio público hidráulico cartográfico. Los empresarios que dependen de la explotación del chopo afirman que esto supondría unas pérdidas económicas cuantificadas en casi 23 millones euros anuales, así como la pérdida de 1.200 empleos en estas zonas, además de los perjuicios ambientales y sociales que conlleva la ausencia de estas masas forestales. Por este motivo, los afectados han creado la Plataforma en defensa del chopo +Chopo Sí.

La Confederación justifica esta decisión por la necesidad de prevenir los efectos de las riadas que pueden producirse en el futuro, y que se agravarán con la presencia de nuevas masas arbóreas en los márgenes del río.

Este organismo señala que es preciso, por ello, impedir que sigan plantándose más chopos en el dominio público de esta demarcación fluvial.

Sin embargo, a juicio de esta plataforma, se trata de “una decisión unilateral de la Confederación Hidrográfica del Duero”, que además, “no está basada en sólidos informes técnicos, sino en una supuesta valoración a futuro de prevención de posibles riadas y otras. Este argumento no se sostiene al ser las choperas un uso del territorio perfectamente adaptado a los episodios de inundación y con un impacto positivo en los mismos, tal y como reconoce el propio Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico en sus publicaciones”.

Foto: turismotoro

Se da la circunstancia de que, mientras las autoridades del Duero prohíben más chopos, las Confederaciones Hidrográficas del Miño Sil y Ebro han anunciado que no adoptarán esta decisión tan drástica y negativa para el medio rural. Esta última confederación permite cultivos a cinco metros y la Confederación Hidrográfica del Ebro “no sólo lo prohíbe, sino que directamente promueve estos cultivos”, señalan.

Esta prohibición ha llevado a las asociaciones de propietarios de choperas (COSE y FAFCYLE) y a la asociación que representa a la industria que utiliza el chopo como materia prima (AEFCON) a crear la plataforma +CHOPO ¡SI! con la que dar a conocer las consecuencias derivadas de esta decisión de la Confederación.

La plataforma espera unir a entidades locales, propietarios forestales, profesionales del sector, organismos públicos “y todos aquellos usuarios y asociaciones preocupados por la indefensión que provoca esta imposición unilateral de la Confederación Hidrográfica del Duero”.

Entre los perjuicios que denuncia esta plataforma cívico-empresarial destacan la pérdida de más de 1.200 puestos de trabajo, asociados a la gestión de estas masas, así como a su transformación industrial.

También cuantifican en 13 millones de euros las pérdidas anuales en esta actividad industrial, lo que afectará principalmente a las arcas municipales de juntas vecinales, propietarias mayoritarias de estos terrenos.

Foto: Pixabay

Asimismo, aluden a la pérdida de almacenamiento de 1,5 millones de toneladas de CO2, lo que equivale a las emisiones de 260.000 habitantes

En resumen, consideran que se trata de “un nuevo golpe a la España vaciada”.

Los motivos de la prohibición

Consultada la Confederación Hidrográfica del Duero sobre la actuación prevista acerca de las choperas de esta cuenca, una portavoz de la entidad señaló que el Plan Hidrológico «es un documento abierto que está en proceso de consulta pública para la presentación de alegaciones y la confederación estudiará todas las que se presenten».

Este organismo admite la importancia de esta actividad agraria, la populicultura, y afirma que la Confederación la ha favorecido en todo momento, pero la Directiva Marco del Agua de la UE del año 2000 «ha supuesto un cambio de paradigma y ahora se busca una compatibilización entre la protección de las masas de agua y su utilización, desde un doble punto de vista, ecológico e hidráulico».

En concreto, el nuevo Plan Hidrológico del Duero impone una prohibición de plantaciones de cultivos arbóreos en el cauce y su zona de servidumbre. Sin embargo, la Confederación señala que «esto no significa que esté prohibido plantar árboles en el dominio público hidráulico, sino que están prohibidos los cultivos, es decir, las plantaciones de variedades monoclonales, con eliminación de la vegetación de ribera natural y modificación del terreno».

La experiencia indica, añade el organismo, que «las choperas en cauces son muy vulnerables a las crecidas y no solo a las extraordinarias, dado que las ordinarias producen numerosas caídas de chopos que luego hay que retirar en costas operaciones de limpieza», con riesgo para puentes y otras infraestructuras.

Beneficios ambientales de los chopos

Los expertos consultados por la plataforma indican que el cultivo del chopo es el más beneficioso en términos ambientales e hidrológicos.

Las plantaciones de chopos o choperas forman parte del paisaje de las vegas de numerosos ríos en España. Además de cumplir una función productiva proveen numerosos beneficios ambientales y sociales en las zonas donde se ubican, como son:

Laminación de avenidas, retención de materiales durante las mismas y la adaptación a episodios de inundación.

Filtros verdes protegiendo a las masas de agua frente a la eutrofización.

Captura de CO2 y su fijación en productos con un largo ciclo de vida.

-Desarrollo rural: Fijación de empleo y población en zonas rurales, fuente de ingresos para entidades locales.

Corredores ecológicos, actúan como un ecotono entre riberas y cultivos, favoreciendo el desplazamiento de especies animales a través de paisajes eminentemente agrarios. Además, proveen sustrato para la nidificación de numerosas especies de aves y numerosas comunidades vegetales.

Valor cultural y paisajístico, muy apreciado en entornos agrarios con escasos espacios verdes y sombras. Destacan sus colores en primavera y otoño, muy apreciados por paseantes, pintores y fotógrafos.

Web del nuevo Plan Hidrológico del Duero: https://www.chduero.es/web/guest/borrador-de-proyecto-de-plan-hidrol%C3%B3gico1

Te puede interesar: Una de cada tres especies de árboles, en peligro de extinción

 

Joan Lluís Ferrer

Joan Lluís Ferrer Colomar (Ibiza, 1967) es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco (UPV-EHU). Desde 1988 ha ejercido el periodismo en prensa, radio y televisión en Bilbao, Catalunya y Baleares. Especializado en información ambiental, desde 2019 coordina la sección Crisis Climática en los periódicos de Prensa Ibérica. Desde 2020 dirige Verde y Azul, el canal de medio ambiente de Prensa Ibérica y Grupo Zeta.

Hacer un comentario