Verde y Azul
parques solares

Los parques solares, en peligro por un fuerte aumento de costes

La energía solar se tambalea justamente en el momento en que más se la necesita. Una serie de factores están aliándose en contra de esta fuente renovable, que puede amenazar a más de la mitad de los parques solares proyectados para el próximo año en los diferentes países.

El creciente costo de los materiales de fabricación y el envío podría amenazar 50 gigavatios (GW), nada menos que un 56%, de los 90 GW de proyectos fotovoltaicos previstos para 2022, según pone de manifiesto un informe del portal especializado Rystad Energy.

La inflación de los precios de las materias primas y los cuellos de botella que se están produciendo en la cadena de suministro podrían llevar al aplazamiento o incluso a la cancelación de algunos de estos proyectos, lo que afectaría la demanda y los precios al consumidor de la energía generada por energía solar.

Impulsados ​​por la inflación de los precios de los componentes centrales, los costes de fabricación de los módulos fotovoltaicos han aumentado desde menos de $ 0.20 por vatio pico (Wp) en 2020 a entre $ 0.26 y $ 0.28 por Wp en la segunda mitad de 2021, un aumento de casi el 50% en un año.

Un factor importante de este aumento es la subida de más del 300% en el coste del polisilicio, un componente fundamental en la fabricación de paneles fotovoltaicos. Además, otras materias primas (plata, cobre, aluminio y vidrio) también han subido de manera constante desde enero de 2020, aumentando así los precios de los módulos.

Evolución del precio de los materiales de los paneles (izqda.) y de los módulos y su envío (dcha.)

«La industria solar de servicios públicos se enfrenta a uno de sus desafíos más difíciles. No se espera que los cuellos de botella actuales se alivien en los próximos 12 meses, lo que significa que los fabricantes y compradores tendrán que decidir si reducir sus márgenes, retrasar proyectos o aumentar los precios de compra para que los proyectos se cierren financieramente «, señala David Dixon, analista senior de energías renovables de Rystad Energy.

El envío también se dispara

Además de la inflación del coste de los materiales, el envío es otro elemento en la cadena de suministro que genera desafíos considerables para los fabricantes y proveedores de módulos. El coste de envío continúa aumentando, lo que juega un papel más importante en el gasto de capital de producción general.

Antes de 2021, el coste de envío fotovoltaico tenía un impacto mínimo en el costo de producción general. Sin embargo, los retrasos y los cuellos de botella en el envío de la era pandémica han dado como resultado un aumento de casi el 500% en los precios, de $ 0.005 por Wp en septiembre de 2019 a $ 0.03 por Wp en octubre de 2021.

Los módulos y sus costes de envío asociados generalmente comprenden entre un cuarto y un tercio del gasto de capital total del proyecto y juntos representan el elemento más grande del costo de un proyecto. Cuando el costo de los módulos (y el envío) aumenta, puede afectar significativamente la economía del proyecto.

Foto: Efe

Rystad Energy realizó un análisis de sensibilidad para determinar el costo nivelado de la electricidad (LCOE) para diferentes tamaños de plantas comparando el módulo del año pasado y los costos de envío con los costos actuales.

Los resultados muestran que el LCOE de los nuevos proyectos se ha incrementado entre un 10% y un 15%, un aumento importante en los costos para la mayoría de los proyectos planificados para 2022. Al ver sus proyectos en riesgo, los fabricantes pueden tener que recurrir a la negociación de acuerdos de compra de energía más altos ( PPA) o absorbiendo parte de la inflación de costes, aceptando costes de proyecto más altos y márgenes más bajos.

Foto principal: Núñez Balboa

Nota de referencia: https://www.rystadenergy.com/newsevents/news/press-releases/most-of-2022s-solar-PV-projects-risk-delay-or-cancelation-due-to-soaring-material-and-shipping-costs/

Te puede interesar: La transición hacia las energías limpias es demasiado lenta para frenar el cambio climático

Joan Lluís Ferrer

Joan Lluís Ferrer Colomar (Ibiza, 1967) es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco (UPV-EHU). Desde 1988 ha ejercido el periodismo en prensa, radio y televisión en Bilbao, Catalunya y Baleares. Especializado en información ambiental, desde 2019 coordina la sección Crisis Climática en los periódicos de Prensa Ibérica. Desde 2020 dirige Verde y Azul, el canal de medio ambiente de Prensa Ibérica y Grupo Zeta.

Hacer un comentario