Verde y Azul
glaciares mueren

Los glaciares mueren por el calentamiento global

LOS GLACIARES DEL PLANETA SON LOS RESPONSABLES DEL 25% DE LA SUBIDA DEL NIVEL DEL MAR, DEBIDO A LA GRAN CANTIDAD DE AGUA QUE ENVÍAN AL MAR AL DERRETIRSE POR EL CAMBIO CLIMÁTICO.

Los glaciares de la Tierra se mueren. Algunos ya han desaparecido para siempre después de haber estado ahí miles de años. Esto es lo que ha sucedido con el glaciar Okjokull, en Islandia, por el que hace dos años se ofició un ‘funeral’, con asistencia de numerosas personas y con la colocación de una placa que deja constancia de hasta dónde puede llegar la depredadora acción del hombre. Allí donde siempre hubo una masa helada perpetua, ahora solo hay roca desnuda. Y, hace aún menos tiempo, los científicos declararon oficialmente extinto el glaciar Ayoloco, en México, donde también se instaló una placa dejando constancia de que «aquí existió un glaciar».

La subida del nivel del mar que el calentamiento global provoca en el planeta está producida por varios factores: la expansión térmica (a mayor temperatura, el agua ocupa más volumen) y el derretimiento de la capa de hielo posada sobre Groenlandia, la Antártida y… los glaciares. Al fundirse, casi todo el agua que acumulan va a parar al mar, proporcionando un aporte ‘extra’ que no tenía previsto el sistema natural del planeta. En realidad, los glaciares son responsables del 25% del aumento del nivel del mar, según los expertos.

Estas grandes masas de agua dulce helada llevan más de medio siglo retrocediendo ante el avance imparable del cambio climático. El calentamiento ya ha derretido más de 9,6 billones de toneladas de hielo glacial en el mundo desde 1961, según desveló en 2019 un estudio de la Universidad de Zurich (Suiza), y amenaza con evaporar más de un tercio de los glaciares para 2100, tal y como vaticina el Fondo Mundial para Naturaleza (WWF).

Su deshielo ha elevado el nivel del mar 2,7 cms. desde 1961

El comportamiento de estas masas recuerda mucho al de los ríos, a los que alimentan durante los deshielos, y su velocidad depende de la fricción y la pendiente del terreno por el que avanzan.

De hecho, el derretimiento de los glaciares ha contribuido a la crecida de los océanos en 2,7 centímetros desde 1961. Pero eso no es nada comparado con lo que puede llegar a suceder, pues los glaciares del mundo tienen hielo suficiente —unos 170.000 kilómetros cúbicos— como para aumentar el nivel del mar en casi medio metro.

El derretimiento se acelera

Es de suponer que no derretirán todos (dependerá de la firmeza de las decisiones que tome la humanidad), pero los científicos están preocupados: cada nuevo estudio que realizan desvela una situación más alarmante y se confirma que los glaciares se están derritiendo a marchas forzadas.

En concreto, estas formaciones heladas están perdiendo en la actualidad un 31% más de nieve y hielo por año que hace 15 años, según las mediciones hechas por satélite de todos los glaciares de montaña del mundo.

Glaciar Bridge, en Canadá, en el año 2009. james balog/ n. geographic
Glaciar Bridge, en Canadá, en el año 2009. JAMES BALOG / N. GEOGRAPHIC
Aspecto del mismo glaciar en el año 2012, con mucho menos hielo. j. balog/n. G
Aspecto del mismo glaciar en el año 2012, con mucho menos hielo.  J. BALOG / N. G

Utilizando veinte años de datos obtenidos por satélite y que han sido recientemente desclasificados, los científicos han calculado que los 220.000 glaciares de montaña del mundo están perdiendo más de 328.000 millones de toneladas de hielo y nieve al año desde 2015, según un estudio publicado recientemente en la revista Nature.

La cantidad de agua enviada al mar como consecuencia de este derretimiento representa un volumen capaz de sepultar Suiza bajo 7,2 metros de agua cada año.

La tasa de derretimiento anual registrada entre 2015 y 2019 es hasta 78.000 millones de toneladas superior a la tasa registrada entre 2000 y 2004. El ritmo de adelgazamiento global de los glaciares se ha duplicado en los últimos 20 años, lo que supone una velocidad «enorme «, dijo Romain Hugonnet, glaciólogo de ETH Zurich y la Universidad de Toulouse en Francia que dirigió el estudio.

Glaciar Columbia, en Alaska, en el año 2005. james balog/N. geographic
Glaciar Columbia, en Alaska, en el año 2005.  JAMES BALOG / N. GEOGRAPHIC
Situación del mismo glaciar en 2012. j. balog/n. g
Situación del mismo glaciar en 2012.  J. BALOG / N. G

La mitad de la pérdida de glaciares del mundo se está registrando en Estados Unidos y Canadá, si bien en todos los continentes se observan pérdidas significativas. Las tasas de derretimiento de Alaska están «entre las más altas del planeta», y el glaciar Columbia, por ejemplo, retrocede unos 35 metros al año, dijo Hugonnet.

Casi todos los glaciares del mundo se están derritiendo, incluso los del Tíbet, que solían ser muy estables, afirma el estudio. A excepción de unos pocos en Islandia y Escandinavia, que se ven alimentados por el aumento de las precipitaciones, las tasas de fusión se están acelerando en todo el mundo.

El glaciólogo de la Universidad de Zurich Michael Zemp recuerda que, a pesar de que la principal causa de la subida del nivel del mar sigue siendo el calentamiento de las aguas oceánicas, el deshielo de los glaciares es la segunda causa del aumento del volumen de los océanos.

Zemp añade: «En otras palabras, cada año perdemos tres veces el volumen de todo el hielo acumulado en los Alpes europeos, lo que supone alrededor del 30% del ritmo actual de subida del nivel del mar».

¿Y en España? Los glaciares del Pirineo ibérico no escapan a esta tendencia, ni mucho menos. En realidad, la situación allí es tan grave que cada vez hay más unanimidad científica a la hora de afirmar que dentro de 25 años podrían haber desaparecido estas masas heladas en la cordillera pirenaica.

Baste un dato: 33 de los 52 glaciares que había en el Pirineo en 1850 (al final de la Pequeña Edad del Hielo) han desaparecido, y 20 de ellos lo han hecho a partir de 1984. Nuevamente, se confirma la creciente velocidad con que se derriten.

A los glaciares españoles les quedan 25 años de vida

«Para el glaciar de Monte Perdido en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido (Huesca), dicha pérdida [de hielo] se ha calculado en alrededor de un metro al año en el periodo de 2011 a 2017. El espesor de hielo, detectado a partir de perfiles de georradar, es menor de 30 metros, lo que indica que en pocas décadas probablemente habrá desaparecido. Un final semejante espera al resto de los glaciares del Pirineo».

Así lo aseguran cuatro científicos españoles: Belén Oliva, Ana Moreno, Jerónimo López y Miguel Bartolomé, del CSIC y la Universidad Autónoma de Madrid, en un artículo en The Conversation.

Dicho artículo señala que en 1850 había  2.000 hectáreas de glaciar en los Pirineos, mientras que en 2008 ya eran solo 310 hectáreas. Pero en una actualización de 2016 se observó que la superficie se redujo hasta las 242 hectáreas. Es decir, un 88% de reducción desde 1850 a 2016.

Los glaciares pirenaicos, agregan estos científicos, lograron resistir anteriores episodios de calentamiento global, como el registrado durante el Imperio Romano o la Anomalía Climática Medieval. Aunque hubo grandes pérdidas de hielo durante dichos eventos, los glaciares lograron subsistir. En cambio, no parece que vaya a haber tanta suerte esta vez.

«La tasa de pérdida de hielo actual es definitivamente más rápida que la ocurrida en los cuatro siglos de la anomalía climática medieval. Esto sugiere que el calentamiento actual es más acelerado y más intenso que el registrado en otros periodos de los últimos 2000 años», señala el estudio.

«Con las condiciones climáticas actuales, es razonable esperar la desaparición de este glaciar, así como la de otros glaciares pirenaicos y de otras montañas del sur de Europa en las próximas décadas», es la preocupante conclusión de este grupo de expertos españoles.

 


Nacho López Moreno (CSIC).
Nacho López Moreno (CSIC). di

«Ya es tarde para los glaciares del Pirineo»

Nacho López Moreno es geógrafo e investigador del Instituto Pirenaico de Ecología, dependiente del CSIC, y ha estudiado con detalle la evolución de los glaciares de esta cordillera.

– Las últimas investigaciones revelan que el deshielo de los glaciares se acelera. ¿Es este fenómeno el principal indicador del calentamiento global?

El retroceso de la mayoría de los glaciares del mundo es, efectivamente, uno de los mejores indicadores de calentamiento global, y seguramente uno de los más fáciles de percibir. El incremento de las temperaturas ha llevado a que una menor parte de la precipitación sea en forma de nieve, y la fusión durante los meses más cálidos sea más elevada, llevando a una pérdida de hielo muy considerable.

– ¿Cómo contribuye el deshielo de los glaciares a la subida del nivel del mar?

Su fusión se traduce en más agua que llega a los mares, haciendo subir su nivel. La fusión de los glaciares explica entre un 25% y 30% del incremento del nivel del mar observado en los últimos años, el resto se debe a que cuanto más calida es el agua ocupa un mayor volumen. Por tanto, ambas son consecuencias directas de un clima más cálido.

– ¿Cuánto tiempo de ‘vida’ les puede quedar a los glaciares si se mantiene el ritmo actual?

Depende del tamaño de cada glaciar. Por ejemplo, se espera que un 75% de los glaciares de los Alpes hayan desaparecido a finales de este siglo. En el Pirineo, donde se encuentran los principales glaciares del sur de Europa, su desaparición casí total podría suceder en menos de 25 años. Hay que tener en cuenta que en los últimos nueve años la supercie cubierta por hielo en el Pirineo se ha reducido en más de un 20%.

– ¿Cuáles son los glaciares pirenaicos en situación más crítica?

Todos los glaciares del Pirineo se encuentran en situación crítica, si bien hay algunos que pueden desaparecer en pocos años, como sucede en el macizo de Posets, Balaitous, Seil de la Baque, o el glaciar de Barrancs en el Aneto. Glaciares mas grandes como el de Aneto, Maladeta, Ossue (Vignemale) y Monte Perdido presentan aún condiciones algo mejores, pero difícilmente aguantarán unas pocas décadas.

– Si se alcanzan los objetivos del Acuerdo de París ¿pueden recuperarse los glaciares o lo perdido ya no es recuperable?

Desafortunadamente, el Acuerdo de París llega tarde para los glaciares del Pirineo. Incluso con el clima actual, el Pirineo ya no reune las condiciones climáticas suficientes para que existan glaciares, por lo que continuarían desapareciendo progresivamente. Dicho esto, en el mundo quedan glaciares muy grandes cuya desaparición tendría co nsecuencias muy negativas y el cumplimiento de dicho Acuerdo sí supondría una ralentización importante en su retroceso.


Joan Lluís Ferrer

Joan Lluís Ferrer Colomar (Ibiza, 1967) es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco (UPV-EHU). Desde 1988 ha ejercido el periodismo en prensa, radio y televisión en Bilbao, Catalunya y Baleares. Especializado en información ambiental, desde 2019 coordina la sección Crisis Climática en los periódicos de Prensa Ibérica. Desde 2020 dirige Verde y Azul, el canal de medio ambiente de Prensa Ibérica y Grupo Zeta.

2 comentarios

  • Al tratarse de glaciares la comparación con el film del Titanic es natural…. la humanidad es cómo la orquesta de esta película, seguimos tocando la música que nos llevará a nuestro fin…
    No hay nadie que pueda cambiar el guión?

  • Dejen de tirar el agua de la lluvia
    alos ríos el agua que cae en los tejados,carreteras y plazuelas y mándenla ala tierra dejen respirar la tierra ya que es viva , si quieren saber más pregunte