Verde y Azul

La reserva de Urdaibai, en Vizcaya, en la Carta Europea de Turismo Sostenible

La Reserva de la Biosfera de Urdaibai (Vizcaya) ha acogido esta semana la ceremonia de entrega del certificado de adhesión a la Carta Europea de Turismo Sostenible que concede la Federación Europarc. De este modo, concluye la primera fase de la adhesión y la reserva se convierte en el único destino del País Vasco con un reconocimiento internacional en materia de turismo sostenible.

Esta acreditación supone una ‘hoja de ruta’ para desarrollar un turismo basado en los principios del ecoturismo y en el respeto del entorno ambiental, social y económico, según han explicado desde el Gobierno Vasco.

Además, brindará la oportunidad de dar a conocer de forma internacional este destino y aumentar así el apoyo al equilibrio entre su conservación y el desarrollo sostenible del territorio, «favoreciendo el impulso de la comarca como destino turístico de calidad, responsable y seguro, de referencia en Euskadi».

Urdaibai es un espacio natural extraordinariamente variado, por eso fue declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 1984. Su corazón es el río Oka, que nace en el monte Oiz y se transforma en ría al llegar a la localidad de Mundaka, creando unas espectaculares marismas llenas de vida, tanto en bajamar como en la pleamar.

El Gobierno Vasco subraya que este reconocimiento «es consecuencia del éxito de un proyecto colaborativo y público-privado en un lugar como Urdaibai-Busturialdea, una Reserva de la Biosfera que tiene el objetivo de ser un espacio para la experimentación del desarrollo sostenible».

Este trabajo, añaden, está alineado con los principios del Basque Green Deal, que recoge los principios del Pacto Verde Europeo y que persigue objetivos económicos y ambientales bajo criterios de sostenibilidad, y posiciona además a Urdaibai-Busturialdea como «el principal destino turístico sostenible de Euskadi».

Una vez superada la primera fase de acreditación del espacio y haber comenzado con la segunda fase de adhesión de las empresas turísticas, desde el Servicio de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, dará comienzo el proceso de la tercera y última fase de la CETS (la Carta Europea de Turismo Sostenible), que persigue adherir a la Estrategia de Urdaibai-Busturialdea a las agencias de viaje que fomenten la comercialización de una oferta turística sostenible en destino.

168 espacios en 20 países europeos

En la actualidad, un total de 168 espacios están adheridos a esta Carta Europea de Turismo Sostenible, repartidos en 20 países diferentes.

La Reserva de la Biosfera de Urdaibai engloba 22.000 hectáreas. La integra un mosaico de acantilados, montañas, playas, ríos y aguas subterráneas, que confluyen en el estuario con cuevas, bosques naturales, una gran biodiversidad, además de un insustituible patrimonio geológico.

También posee yacimientos arqueológicos, castillos y casas-torre medievales, caseríos y pequeños puertos pesqueros. Y cuenta asimismo con una sabrosa oferta gastronómica y una interesante propuesta de actividades de ocio: rutas ciclables o a pie, surfing o birding, entre otras.

Con objeto de conservar los recursos naturales y culturales que la integran, y de fomentar la biodiversidad y el desarrollo económico y social sostenible, en 1984 UNESCO integra a Urdaibai en su programa MaB (Man and Biosphere), a través de su declaración como Reserva de la Biosfera.

Posteriormente, la designación es reforzada con la aprobación, el 6 de julio de 1989, por parte del Parlamento Vasco de la Ley 5/1989 de Protección y Ordenación de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, que establece un régimen jurídico especial para los actos que se pretendan desarrollar en este espacio. La función de conservación está destinada a la protección de los recursos genéticos, especies, ecosistemas y paisajes.

Urdaibai constituye una reserva de gran riqueza natural: 729 especies de fauna, 821 especies de flora, 86 hábitats y 52 lugares de interés geológico. 3 Zonas de Especial Conservación (ZEC) y una Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), integradas en la Red Natura 2000. Es Humedal Ramsar de interés naturalístico desde 1993 y alberga 85 especies en peligro de extinción o de interés comunitario.

Hacer un comentario