Verde y Azul
bonos verdes

España emite por primera vez bonos verdes y logra 60.000 millones de demanda

El Tesoro Público español ha arrancado este martes con la primera emisión de bonos verdes a 20 años por un volumen de unos 5.000 millones de euros, para la que ha recibido una demanda de 60.000 millones de euros, muestra del elevado interés de los inversores.

La prima de este bono sobre el equivalente es de 6 puntos básicos y los bancos colocadores de la emisión han sido Barclays, BBVA, Credit Agricole CIB, Deutsche Bank, JP Morgan y Santander, según los datos recogidos por Bloomberg.

El primer programa de emisión de bonos verdes soberanos de España se destinará a la financiación de una «amplia» variedad de programas medioambientales. En concreto, el Ejecutivo ha identificado más de 13.600 millones de euros de gasto verde elegible para financiar dichos proyectos.

Los bonos verdes son títulos de deuda que se usan íntegramente en proyectos verdes que impactan de manera positiva en el medio ambiente, entre los que destacan la construcción de instalaciones renovables, la eficiencia energética, el transporte limpio o una correcta gestión de residuos, informa Europa Press.

De forma específica, se financiarán inversiones en la red de transporte ferroviario eléctrico, proyectos de I+D+i para la mitigación y adaptación al cambio climático, inversiones para la mejora en la gestión del agua o gastos destinados a la prevención de incendios y a la defensa de las especies autóctonas, entre otros.

El pasado mes de julio, el Ejecutivo presentó el Marco de Bonos Verdes y adelantó que existe un «alto apetito» inversor por los títulos que emite España, asegurando que los inversores esperan con gran interés un activo verde soberano por parte del país.

Foto: Efe

La mejor prueba de este interés y de la confianza de los mercados de deuda pública internacionales, según aseguró la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, es el hecho de que España esté logrando financiarse a tipos de interés históricamente reducidos, alargando los periodos medios de madurez de la deuda.

¿Qué son los bonos verdes?

Los bonos verdes (GBP) son títulos de crédito emitidos por instituciones públicas o privadas bajo el compromiso de invertir en un proyecto verde o sostenible. Es decir, son instrumentos que se venden a inversores con la promesa de una rentabilidad y cuyo dinero conseguido irá destinado a financiar proyectos sostenibles como la generación de energía renovable, edificios eficientes o medios de transporte alineados con la conservación del medio ambiente, explica Bankinter.

Su objetivo es apoyar la transición de los modelos de negocio hacia una mayor sostenibilidad ambiental.

Los bonos verdes funcionan como cualquier otro bono, pero tienen principalmente cuatro características:

1.El uso de los Fondos es para proyectos verdes que incluyen, entre otras inversiones: energías renovables, eficiencia energética, prevención y el control de la contaminación, gestión sostenible de los recursos naturales y el uso de la tierra (incluida la agricultura sostenible, transporte limpio, etc. y otros gasto como I+D.

2.El emisor del bono debe realizar un «Proceso de Evaluación y Selección de Proyectos» por el cual informa con transparencia a los inversores de  los objetivos de sostenibilidad ambiental,  cómo sus proyectos encajan dentro de las categorías de Proyectos Verdes y de los criterios con los que los ha elegido. Normalmente el informe se completa con una valoración externa.

3.La Gestión de los Fondos supone que el emisor debe controlarlos de manera apropiada. Debe dar a conocer a los inversores los tipos previstos de colocación temporal de los saldos de los fondos no asignados todavía.

4.Los emisores deben tener y mantener información actualizada fácilmente disponible sobre el uso de los fondos, que se renovará anualmente hasta su asignación total, y posteriormente según sea necesario en caso que haya un hecho relevante.

Las agencias de calificación de rating pueden evaluar si la inversión de los fondos es sostenible. Sus calificaciones se emiten de forma similar a las calificaciones crediticias, pero informan sobre los factores de riesgo medioambientales, sociales y de gobernanza.

La emisión mundial de bonos verdes y préstamos verdes alcanzó un nuevo récord en 2019 con un volumen de 255.000 millones de dólares, según el análisis de Climate Bonds Iniciative. Esto supone un ascenso del 49% respecto a los 171.100 millones del año anterior. De ellos, 6.800 millones son préstamos. Para el año 2020, esperaba un volumen de entre 350.000 y 400.000 millones.

Te puede interesar: España, a la cola en impuestos verdes

Hacer un comentario