Verde y Azul
lluvias españa

Bajan un 8% las lluvias en España en el último año

Bajan las lluvias en España. A falta de menos de un mes para que el año hidrológico finalice, el valor medio de las precipitaciones acumuladas desde el pasado 1 de octubre y hasta el 31 agosto es de 547 litros por metro cuadrado, es decir, un 8% menos de lo normal en dicho periodo (597 litros).

Esta situación dista mucho de las cantidades acumuladas hace aproximadamente un año, cuando en la primera semana de septiembre las lluvias superaban en un 14% los valores habituales con 886 litros por metro cuadrado, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

A día de hoy, la precipitación no alcanza los valores normales en el sur del país (salvo en zonas del sureste y Extremadura), en el noreste peninsular, en la mitad norte de Castilla y León, en Navarra, en las Baleares y en zonas de todas las Islas Canarias.

Desde Aemet destacan como zonas de escasa precipitación el litoral de Cataluña, las provincias de Córdoba, Jaén y el sur de Ciudad Real junto con los límites entre Cádiz y Sevilla y el este de las islas de Mallorca y Menorca, que, en la actualidad, se encuentran por debajo del 75% de sus valores normales.

Foto: Agencias

Asimismo, la Agencia de Meteorología resalta que la isla de Fuerteventura (Canarias) no llega al 50% de su valor medio para el periodo 1981-2010.

Por el contrario, las precipitaciones están por encima de lo normal a lo largo del levante, salvo Cataluña, en el sur de Aragón, en el norte de Madrid y al este de Castilla-La Mancha, en los sistemas Central e Ibérico, en Extremadura, en el este de Andalucía y al norte de las islas de Tenerife y Gran Canaria.

Durante el periodo del 25 al 31 de agosto, las lluvias han afectado a toda la península y Baleares, excepto el sur peninsular, la cornisa cantábrica, Extremadura y el interior de Aragón, y se recogieron 10 litros por metro cuadrado en los sistemas central e ibérico, en ambas mesetas, en el noreste y sur de Aragón, al oeste de la isla de Mallorca y en la mitad norte de Ibiza.

En la sierra de Guadarrama, en el interior de Teruel, al sur de la comunidad navarra y en el litoral de Castellón incluso las lluvias acumuladas superaron los 60 litros por metro cuadrado.

Entre las precipitaciones acumuladas en observatorios principales destacan 64 litros en el puerto de Navacerrada, 36 litros en Madrid /Retiro, 34 litros en Salamanca/Matacán, 33 litros en Colmenar Viejo/FAMET, 31 litros en Madrid/Getafe y 26 litros en Palma de Mallorca.

El día 1 de septiembre también se contabilizaron abundantes precipitaciones en forma de tormenta, sobre todo en la mitad este peninsular, donde destacan los más de 80 litros en zonas del sur de las provincias de Castellón y Zaragoza.

El sexto agosto más cálido en 21 años

El pasado mes de agosto fue el sexto más cálido del siglo XXI y el noveno de los últimos 60 años en España, según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), con una temperatura media de 23,6 grados centígrados (ºC), 0,9 °C por encima de la media del periodo de referencia (1981-2010).

Concretamente, agosto fue cálido o extremadamente cálido en el sureste de la península ibérica, mientras que en el resto del territorio tuvo un carácter cálido o muy cálido, exceptuando el cantábrico oriental y la rías Baixas de Galicia, donde mantuvo un carácter normal o incluso frío.

Así, se ha registrado incremento cercano a los 2 °C en amplias zonas de Andalucía central y oriental, Castilla-La Mancha, Madrid, región de Murcia y la Comunidad Valenciana, con incluso cifras próximas a 3 °C más en puntos del este de Andalucía y el noroeste de Castilla-La Mancha. Solo se registraron valores negativos cerca a los -1 °C en el Cantábrico Oriental.

Respecto a las máximas diarias, cuetan con un promedio de 1,0 °C por encima de la media, mientras que las temperaturas mínimas se situaron en 0,7 °C superando el valor medio, lo que resulta una oscilación térmica 0,3 °C superior a la habitual en el mes.

Sin embargo, la AEMET señala que lo más destacable de este pasado mes de agosto es la intensa ola de calor que afectó a la Península y Baleares entre los días 11 y 16, y a Canarias entre el 15 y el 19. Durante este periodo, las temperaturas máximas y mínimas tomaron valores muy altos con máximas que superaron los 40 °C en parte del territorio peninsular y ambos archipiélagos, e incluso en los 45 °C en zonas amplias de Andalucía y Murcia y en puntos de la Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha y Canarias, ha precisado.

La ola de calor ha dejado registros de temperatura muy altos. Así, el día 15 de agosto el observatorio de la base aérea de Alcantarilla, en Murcia, registró 47,0 °C, un récord absoluto de la red de estaciones principales, según AEMET. También se registró el día 14 una temperatura de 46,9 °C en el aeropuerto de Córdoba, 46,2 °C el día 15 en Murcia, y 46,0 °C en el aeropuerto de Granada el día 14.

Además, en 24 estaciones principales, la temperatura máxima resultó la más alta para un mes de agosto y en 19 de ellas se batió el récord absoluto de temperatura máxima. En seis estaciones principales se registró la temperatura mínima más alta de un mes de agosto, donde en cuatro de ellas se estableció un nuevo récord de temperatura mínima más alta registrada a día de hoy en cualquier otro mes. Además, en la estación principal de Cuenca, la temperatura media fue la máxima alcanzada para un mes de agosto desde 1955.

La Niña volverá a actuar este año

Eventos meteorológicos motivados por el fenómeno de La Niña (una acción climática cíclica en la que predominan las temperaturas frías), que podría actuar por segundo año consecutivo aunque más débilmente que en 2020, producirán hasta noviembre tormentas e inundaciones en algunas regiones del planeta pero a la vez exacerbarán la sequía en otras, según advirtieron expertos.

En un informe publicado por la Organización Meteorológica Mundial (OMM), los meteorólogos predicen temperaturas en las masas continentales superiores a la media hasta noviembre, especialmente en el hemisferio norte, pese a que La Niña suele producir un enfriamiento del suelo oceánico, sobre todo en el Pacífico.

“Cambios en el clima inducidos por la actividad humana están amplificando el impacto de eventos naturales como La Niña, lo que influye cada vez más en los modelos meteorológicos, especialmente en forma de más calor y sequías o inusuales lluvias e inundaciones”, advirtió el secretario general de la OMM, Petteri Taalas.

Foto: Aemet

El responsable de la organización recordó que las sequías y olas de calor han aumentado los incendios forestales, como este verano ha podido verse en el Mediterráneo y en California (EEUU), entre otras áreas.

“En los últimos meses hemos visto el efecto devastador y trágico del cambio climático en casi todas las regiones del planeta, donde aumenta la gravedad y la frecuencia de los desastres”, aseguró el experto finlandés.

Taalas concedió que los sistemas de alerta temprana y gestión de desastres han mejorado en los últimos años, reduciendo el coste en vidas de muchos desastres, “pero su impacto socioeconómico y humanitario sigue aumentando en forma de más inseguridad alimentaria, migraciones y posible descontento social”.

Te puede interesar: La evaporación del mar debilitará El Niño y La Niña, según un estudio

Hacer un comentario