Verde y Azul

El cambio climático y la órbita de la Luna causarán en 2030 más inundaciones costeras

El cambio climático y la Luna provocarán un aumento de las inundaciones costeras a partir de la década de 2030. Es la conclusión de un estudio realizado por la NASA y la Universidad de Hawaii, que revela que las mareas altas superarán los umbrales de inundación conocidos en todo el mundo con más frecuencia.

Las inundaciones por marea alta ya son un problema en muchas ciudades de las costas del Planeta. La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica registró un total de más de 600 inundaciones de este tipo en 2019 en Estados Unidos.

Sin embargo, a partir de mediados de la década de 2030, la alineación del aumento del nivel del mar con un ciclo lunar hará que las ciudades costeras comiencen a sufrir una década de aumentos dramáticos en el número de inundaciones, según el estudio, que tiene en cuenta todas las causas oceánicas y astronómicas conocidas de las inundaciones.

Los resultados de la investigación señalan que las inundaciones ocurrirán a veces en grupos que durarán un mes o más, dependiendo de las posiciones de la Luna, la Tierra y el Sol. “Cuando la Luna y la Tierra se alinean de manera específica entre sí y con el Sol, la atracción gravitacional resultante y la correspondiente respuesta del océano pueden hacer que los habitantes de las ciudades se enfrenten a inundaciones todos los días o cada dos días”, alerta la NASA.

Las áreas bajas cercanas al nivel del mar están cada vez más en riesgo y sufren debido al aumento de las inundaciones, y solo empeorarán», apunta el administrador de la NASA, Bill Nelson.

Inundación en Florida, Estados Unidos. foto: AFP

“La combinación de la atracción gravitacional de la Luna, el aumento del nivel del mar y el cambio climático continuarán exacerbando las inundaciones costeras en nuestras costas y en todo el mundo”, señala.

Información crucial para prevenir daños

“El equipo de Cambio del Nivel del Mar de la NASA está proporcionando información crucial para que podamos planificar, proteger y prevenir daños al medio ambiente y los medios de vida de las personas afectadas por las inundaciones», agrega Nelson.

“Es el efecto acumulado a lo largo del tiempo lo que tendrá un impacto”, indica Phil Thompson, profesor de la Universidad de Hawái y autor principal del estudio, publicado en “Nature Climate Change”.

Debido a que las inundaciones por marea alta involucran una pequeña cantidad de agua en comparación con las marejadas ciclónicas, existe una tendencia a verlas como un problema menos significativo en general, apunta Thompson.

“Pero si se inunda 10 o 15 veces al mes, un negocio no puede seguir funcionando con su estacionamiento bajo el agua. La gente pierde su trabajo porque no puede ir a trabajar. Y los pozos negros que se filtran se convierten en un problema de salud pública», explica.

¿Por qué habrá más inundaciones? La razón principal ,, según los investigadores, es un “bamboleo regular en la órbita de la Luna que tarda 18,6 años en completarse”.

No hay nada nuevo en ese bamboleo, del que se tuvo constancia por primera vez en 1728. Lo peligroso es cómo uno de sus efectos sobre la atracción gravitacional de la Luna, la principal causa de las mareas en la Tierra, se combinará con el aumento del nivel del mar como resultado del calentamiento del Planeta.

Tipos de mareas. Fuente: tablademareas.com

En la mitad de ese ciclo de 18,6 años de la Luna, las mareas diarias regulares de la Tierra se suprimen: las mareas altas son más bajas de lo normal y las mareas bajas son más altas de lo normal. En la otra mitad del ciclo, se amplifican: las mareas altas suben, y las mareas bajas, bajan aun más.

Las mareas altas, cada vez más altas

Ocurre que el aumento global del nivel del mar a causa del cambio climático empuja las mareas altas en una sola dirección: hacia arriba. Entonces, “la mitad del ciclo lunar de 18,6 años contrarresta el efecto del aumento del nivel del mar en las mareas altas y la otra mitad potencia el efecto”, explica la NASA.

La Luna se encuentra ahora en la parte de su ciclo de amplificación de la marea. Sin embargo, a lo largo de la mayoría de las costas de Estados Unidos, el nivel del mar no ha aumentado lo suficiente como para que, incluso con este «empuje» lunar, las mareas altas superen regularmente los umbrales de inundación.

La historia será diferente la próxima vez que el ciclo vuelva a amplificar las mareas, a mediados de la década de 2030, auguran los científicos.

“El aumento global del nivel del mar por el cambio climático habrá estado en curso durante otra década. Un nivel del mar más alto, amplificado por el ciclo lunar, provocará un aumento en el número de inundaciones en casi todas las costas continentales de Estados Unidos, Hawái y Guam.

Inundaciones en Cuba a causa del fuerte oleaje. Foto: AFP

 

Alaska se salvará otra década más de las inundaciones

Solo las costas lejanas del Norte, incluida Alaska, se salvarán durante otra década o más porque estas áreas terrestres están aumentando debido a procesos geológicos a largo plazo”, recoge la NASA.

Ben Hamlington, del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en el sur de California, coautor del artículo y líder del Equipo de Cambio del Nivel del Mar de la agencia, señala que los hallazgos del estudio son un “recurso vital” para los planificadores urbanos costeros, que pueden “prepararse para eventos extremos en lugar de más inundaciones por marea alta”.

“Entender que todos los eventos están agrupados en un mes en particular, o que podrías tener inundaciones más severas en la segunda mitad del año que en la primera; esa es información útil», subraya.

Una herramienta de inundación por marea alta desarrollada por Thompson ya existe en el portal del nivel del mar del equipo de la NASA, un recurso para los tomadores de decisiones y el público en general. La herramienta de inundaciones costeras se actualizará en un futuro próximo según los hallazgos de este estudio.

Simulador de cambio del nivel del mar de la NASA: https://vesl.jpl.nasa.gov/

Te puede interesar: Así será la subida del mar en España

Ramón Díaz

Ramón Díaz Alonso (Llanes, Asturias; 1962). Trabaja desde 1990 en La Nueva España, primero como corresponsal en la comarca oriental de Asturias, después como responsable de la edición del oriente de Asturias y desde 2017 en la sección de Asturias, especializado en información política, de infraestructuras y ambiental. Colabora desde enero de 2021 con Verde y Azul, el canal de medio ambiente de Prensa Ibérica y Grupo Zeta. Es coautor de varias publicaciones de la Asociación Asturiana de Periodistas y Escritores de Turismo (ASPET).

1 comentario

  • El artículo en si no dice nada.
    El tema verdaderamente importante que el artículo comenta y he sido capaz de encontrar información al respecto, es que influencia va a tener el cambio en las maras en sí. ¿Se va a incrementar la carrera de marea en determinadas zonas ?, ¿ va a disminuir en otras? .
    Tengamos en cuenta que en Asturias una carrera de marea es del orden de 4,5 m, cuando en La Bretaña francesa puede ser de 13 m y en algunas zonas de Canadá de 17 m.
    Dejo la pregunta, ¿cómo va a influir la desaparición del hielo de los polos en la carrera de marea?