Verde y Azul
suelos agrícolas pesticidas

El 83% de los suelos agrícolas de España tienen restos de pesticidas

El 83% de los suelos agrícolas españoles y presentan restos de pesticidas. Y muchos de ellos incluyen mezclas de esas sustancias cuyos efectos sobre el terreno todavía se desconocen. Un estudio internacional, en el que ha participado la Universidad de Córdoba, ha alertado sobre esta situación y ha subrayado la necesidad de definir e introducir regulaciones sobre este tipo de ‘cócteles’ de plaguicidas para proteger la biodiversidad del suelo y la calidad de la producción de los cultivos.

El equipo, liderado por Violette Geissen, de la Universidad de Wageningen (Países Bajos), ha analizado 340 muestras de suelo procedentes de tres países europeos –Portugal, Países Bajos y España– y ha comparado la distribución del contenido de pesticidas en suelos agrícolas bajo prácticas convencionales y orgánicas.

Los análisis químicos no dejan lugar a dudas: el contenido total de plaguicidas en los suelos con usos agrícolas convencionales es entre un 70% y un 90% más alto que en los suelos con prácticas orgánicas, aunque estos últimos suelos también contenían contaminantes de este tipo.

En el 70% de los suelos convencionales se detectaron mezclas de hasta 16 residuos por muestra, mientras que solo se encontraron un máximo de cinco plaguicidas diferentes en los suelos orgánicos. Los residuos encontrados con mayor frecuencia y en mayor cantidad fueron los herbicidas glifosato y pendimetalina.

Las muestras se recolectaron entre 2015 y 2018, y como desde entonces no se registraron cambios importantes en términos de gestión del suelo, son “indicativos de la situación actual y probablemente de otras áreas agrícolas de la Unión Europea”, según los investigadores.

Foto: Pixabay

Los análisis se realizaron con muestras obtenidas en dos lugares en el caso de España (Valencia y Cartagena), un sitio en el caso de Portugal (Bairrada) y otro en los Países Bajos (Groningen). Los análisis cubrieron cuatro de los principales cultivos europeos: productos hortícolas y naranjas (España), uvas (Portugal) y patatas (Países Bajos).

Los científicos consideran que, una vez conocida la elevada presencia de pesticidas y ‘cócteles’ de los mismos en los suelos agrícolas europeos, se hace necesario estudiar los efectos que estas mezclas complejas y acumulativas tienen sobre la salud del terreno, un área en la que actualmente existe una gran falta de información.

Los pesticidas, con los que se persigue prevenir, destruir, atraer, repeler o combatir cualquier plaga, se utilizan en la agricultura europea desde hace más de 70 años, por lo que los investigadores consideraron necesario monitorear su presencia, sus niveles y sus efectos en la calidad y servicios de los suelos europeos, con el objetivo de que los resultados del estudio sirvieran de base para establecer nuevos protocolos de uso y aprobación de nuevos productos fitosanitarios.

Los resultados del estudio vienen a corroborar el realizado en 2018 a través de dos proyectos financiados por la Unión Europea (UE), ISQAPER y RECARE. Entonces se recogieron muestras en 11 países europeos –incluido España– y se encontraron residuos de pesticidas en el 83% de los suelos agrícolas analizados y 166 combinaciones diferentes.

Las mezclas más comunes detectadas en las concentraciones más altas fueron el controvertido herbicida glifosato y su metabolito ácido aminometilfosfónico, seguidos por el pesticida de uso común diclorodifeniltricloroetano (prohibido en la UE en 1986) y los fungicidas de amplio espectro boscalid, epoxiconazol y tebuconazol.

Foto: Pixabay

Las muestras procedían en aquel caso de suelos utilizados en la producción de cereales, cultivos permanentes, tubérculos, cultivos industriales no permanentes, hortalizas y legumbres secas, flores y cultivos forrajeros.

Aquel estudio, lo mismo que el coprotagonizado ahora por la Universidad de Córdoba, apuntaba a la necesidad de impulsar programas de monitoreo de residuos de plaguicidas y los efectos combinados de las mezclas de residuos en los suelos.

En la actualidad, en Europa se utilizan unos 2.000 plaguicidas con 500 sustancias químicas. Sin embargo, los datos sobre cómo estas sustancias afectan la calidad del suelo están incompletos y fragmentados, y no reflejan claramente su impacto general en los sistemas del suelo y la salud humana.

Conclusiones del estudio de la Universidad de Córdoba:

-Las mezclas de residuos de plaguicidas estuvieron presentes en todos los lugares estudiados bajo prácticas de agricultura convencional, tanto en las muestras tomadas al comienzo de la temporada de cultivos como en las muestras tomadas después de la cosecha.

-En suelos orgánicos, los niveles de residuos eran entre un 70% y un 90% más bajos que en los campos convencionales; sin embargo, la mayoría de los suelos orgánicos también contenían mezclas de residuos.

Se desconoce el efecto general de las mezclas de residuos sobre la salud del suelo. Se necesitan con urgencia pruebas innovadoras para probar los efectos de esos“cócteles” de plaguicidas detectados en la salud del suelo de manera integral, antes de aprobar nuevos plaguicidas para el mercado de la Unión Europea.

Deben definirse puntos de referencia para las mezclas de residuos de plaguicidas en todos los sistemas agrícolas, a fin de proteger la salud del suelo, la biodiversidad del suelo y la calidad de los alimentos.

-El tiempo necesario para la transición a la agricultura orgánica (certificada) también debería depender de las mezclas de residuos de plaguicidas en el suelo en el momento de inicio de la transición.

Estudio de referencia: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0269749121004073

Te puede interesar: El glifosato, un herbicida en el centro de la polémica

Ramón Díaz

Ramón Díaz Alonso (Llanes, Asturias; 1962). Trabaja desde 1990 en La Nueva España, primero como corresponsal en la comarca oriental de Asturias, después como responsable de la edición del oriente de Asturias y desde 2017 en la sección de Asturias, especializado en información política, de infraestructuras y ambiental. Colabora desde enero de 2021 con Verde y Azul, el canal de medio ambiente de Prensa Ibérica y Grupo Zeta. Es coautor de varias publicaciones de la Asociación Asturiana de Periodistas y Escritores de Turismo (ASPET).

9 comentarios

  • Buenos días.
    Conviene conocer el efecto residual de las mezclas, en otros cultivos, y los posibles residuos en los alimentos.

    Gracias
    Saludos cordiales

  • Vamos a ser claros en cereales cuando dejaban quemar el rastrojos cntaminaba menos que ahora que sólo hacemos que echar fungicidas y insecticidas pero para eso están los lobbis de las empresas químicas que no se hartan es lo qué hay

  • Aquí mucho analizar y controlar la agricultura y ganadería española y todos los ecoyupis preocupándose de la naturaleza de lo que comen del bien estar animal etc… Seguro que si encontráis un gusano en una manzana ponéis el grito en el cielo pues para que eso no os pase se tienen que usar fitosanitarios… Además ya nos controlan las juntas bien los productos que usamos dejen ya de criminalizar al campo

  • Estamos condenados por el sistema que nos anima a consumir consumir y consumir , y lo reflejado en este artículo es parte del precio que pagamos, unos más que otros

  • Paco, tienes toda la razón, el fuego es lo más natural que hay, todo lo mueve el dinero y quien lo tiene…..el sistema está concebido así. Pero el viento ,la lluvia, la tierra y el fuego( si es controlado) los mejores aliados para obtener productos sanos y de calidad.

    • Los agricultores no lo hacemos todo bien, de echo hacemos muchas cosas mal y sin ganas de mejorar i muchas de criticar, a sabiendas de que tenemos un problema en aplicar productos que desconocemos.

  • Esto es muy fácil y sencillo los humanos cuando padecemos una enfermedad tomamos medicamentos las plantas de igual manera toman medicamentos los suelos de igual manera para eso están los estudios y las universidades si hay algún ecologista que no haya tomado nunca un medicamento que lo comparta gracias

  • Ya estamos demasiado de desnudos los agricultores en cuanto a las restricciónes de fungicidas herbicidas e insecticidas es como si los humanos cada vez nos irían retirando medicamentos por cuatro incultos que no saben nada de nada yo creo que todos humanos hemos tomado medicamentos alguna vez incluidos los ecologistas y quien diga que no miente a las platas les ocurre lo mismo los productos ecológicos 100% eso es mentira e inviable no existen los suelos les ocurre lo mismo sin armas estamos perdidos y peor aún cuando las legislaciones europeas no nos dejan trabajar con diversos productos o incluso semillas transgénicas que evitan esparcir esos productos dañinos para el suelo. Pero si dejan entrar a nuestros puertos millones de barcos con esos productos transgénicos que si están autorizados en otros países y cada vez el agricultor español es más pobre y no puede competir con países terceros