Verde y Azul
covid visones

Descartan que el Covid se transmita entre visones silvestres en España

Un informe del Ministerio para la Transición Ecológica, realizado tras analizar 87 ejemplares de distintas localidades españolas, descarta la probabilidad de que el virus del Covid esté circulando en los visones silvestres y, en todo caso, dicha probabilidad es muy baja. En las granjas peleteras, en cambio, la elevada concentración de animales y el estrecho contacto que existe entre humanos y visones hace que el riesgo de contagio sea mayor.

España notificó en mayo de 2020 infecciones por SARS-CoV-2 en una granja de visón americano en Teruel (Aragón). Posteriormente se detectó contagios en otras granjas de Castilla y León y Galicia. A día de hoy no hay datos, según el Ministerio, que evidencien la infección en el medio natural en Europa, ya que los únicos ejemplares salvajes confirmados positivos habían escapado de granjas de cría.

Con los resultados obtenidos, se puede considerar que la probabilidad de que el virus esté circulando en los visones silvestres es muy baja y, con ello, también es muy poco probable el riesgo de transmisión del virus a personas por esta vía, ya que el contacto entre visones y humanos en la naturaleza es, en la práctica, inexistente.

La situación es bien distinta en las granjas peleteras, donde la elevada concentración de animales, y el estrecho contacto que existe entre humanos y visones hace que el riesgo de contagio sea mayor.

Visones americanos en una granja peletera. Foto: Agencias

En el Laboratorio de Inmunopatología Clínica de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza se analizaron un total de 42 muestras de sueros para detectar anticuerpos anticovid.

Todas las muestras analizadas resultaron negativas, y no se detectó la presencia de anticuerpos específicos frente al virus. Las muestras analizadas procedían de animales salvajes recogidos durante 2020 y 2021 en Álava, La Rioja, Navarra y Aragón.

De forma paralela, se han analizado 26 muestras de suero procedentes de visones europeos (que es el que vive en España en estado natural) del Programa Nacional de Cría en Cautividad, en concreto del centro de cría de la Fundación para la Investigación en Etología y Biodiversidad (FIEB), perteneciente al Programa Nacional de Cría. En este caso también se obtuvieron resultados negativos por serología.

Por su parte, el Centro de Rickettsiosis y Enfermedades Transmitidas por Artrópodos Vectores, adscrito al departamento de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario San Pedro-CIBIR (Centro de Investigación Biomédica de La Rioja), ha estudiado la presencia del virus en 19 visones con técnicas de biología molecular.

Durante 2020, se detectó la presencia del covid en granjas peleteras de visón americano en varios países europeos y en Norteamérica. En la mayoría de las granjas se observó un gran número de brotes, indicando la alta susceptibilidad de esta especie a la infección por SARS-CoV-2.

Anteriormente, diferentes pruebas habían demostrado que también podían infectarse otras especies animales, gracias a datos procedentes en su mayoría de ejemplares de zoológicos, o mascotas como gatos y hurones.

Visón de granja. Foto: Agencias

En las granjas peleteras de los Países Bajos se tuvo por primera vez constancia de la transmisión del virus del ser humano al visón, y viceversa. Además en Dinamarca, el análisis posterior de muestras de seres humanos infectados con SARS‐CoV‐2 y relacionados con el visón americano, reveló que el virus había acumulado mutaciones con consecuencias potencialmente adversas para la salud humana.

En España, se lleva a cabo controles de las poblaciones asilvestradas del visón americano desde hace más de 20 años, con el objetivo de proteger el visón europeo y otras especies amenazadas por esta especie exótica invasora.

Este trabajo lleva asociado la toma de muestras biológicas dentro de un programa de seguimiento y conservación del visón europeo desarrollado por distintas Comunidades Autónomas, con la colaboración del MITECO. Durante 2020 se intensificó la toma de muestras de los ejemplares capturados de visón americano y europeo para poder detectar la posible presencia del virus SARS-CoV-2 en las poblaciones silvestres. Para ello se procedió a su análisis dirigido a la detección del virus o de anticuerpos frente a éste.

Desde el Ministerio advierten de que pese a los tranquilizadores resultados negativos de las muestras analizadas hasta ahora, se debe seguir manteniendo la vigilancia de la presencia del virus en el medio natural, y es necesario seguir analizando ejemplares de visones y otros animales silvestres para evaluar su implicación en la dispersión del virus.

Hay que recordar, en este sentido, que el Gobierno de Dinarmaca anunció que exterminaría a 17 millones de visones después de que una docena de personas fueran infectadas por una nueva mutación del virus en el norte de Jutlandia. Ocho de ellos de la industria peletera, y el resto de comunidades cercanas.

No era la primera vez que el visón contraía el virus y lo transmitía a los humanos. En abril de 2020, un trabajador agrícola de una granja de visones en los Países Bajos fue diagnosticado y más tarde se demostró que tanto la transmisión de humano a visón como de visón a humano puede ocurrir. En los meses posteriores, se han notificado infecciones en visones en Italia, España, Suecia, los Estados Unidos, y más recientemente en Francia.

Visón europeo. Foto: Agencias

Según el Centro Europeo para el Control de Enfermedades (ECDC), el virus que produce el covid ha mutado al menos 20 veces desde que se detectó por primera vez en humanos en 2019. La mayoría de estas mutaciones han tenido poco efecto en el virus y algunas incluso lo han debilitado, según una muestra tomada en octubre de 2020.

La cría de visones es un sector relativamente pequeño de la industria agrícola mundial y es poco probable que el visón propague en masa a través de las fronteras.

Según los expertos, el riesgo general para la salud humana en la población general es bajo, mientras que para los que trabajan en la cría de visones es moderado. Igualmente, si bien el brote en Dinamarca fue grave, en agosto del año pasado se descubrió en Italia que un solo visón había contraído el covid y, aunque se hicieron pruebas a 1.500 de sus compañeros visones, no se encontró ninguno que hubiera contraído el virus.

Mientras tanto, en los Países Bajos, el brote dio lugar a que se adelantara la prohibición de la cría de visones en el país de enero de 2021 a enero de 2024, lo que será acogido con beneplácito por los grupos de defensa de los derechos de los animales, según Euronews.

Te puede interesar: Exigen el cierre de todas las granjas de visones de España

Hacer un comentario