Verde y Azul
picadura mosca negra

¿Qué hacer contra la picadura de la mosca negra, que se extiende por España?

La mosca negra ha intensificado su presencia en España durante los últimos años y eso multiplica las molestias a la población, especialmente con la llegada de las altas temperaturas. El número de personas que acuden a los servicios sanitarios víctimas de la picadura de este insecto es cada vez mayor.

A diferencia de otros insectos, como el mosquito tigre (que prefiere el agua estancada), la mosca negra se encuentra más cómoda en el agua limpia. Los ríos con plantas acuáticas son uno de sus hábitats predilectos.

Pero el incremento de zonas de regadío también favorecen la implantación de la mosca negra, que lejos de ser una especie invasora, es autóctona, aunque sus poblaciones han aumentado de forma considerable.

La doctora en Farmacia y graduada en Nutrición Humana y Dietética y Óptica Marián García, autora del blog boticariagarcia.com, explica que la picadura de la mosca negra es en realidad un mordisco, ya que “cuentan con una boca en forma de sierra, con la que realizan una herida en la piel en la que inoculan saliva, dejando de recuerdo un punto rojo central acompañado de inflamación”.

Pero “esta saliva no es un escupitajo cualquiera. Está diseñada al milímetro y contiene sustancias anestésicas, vasodilatadoras, anticoagulantes y antitrombínicas, que actúan como una bomba de humo: por un lado, consiguen que el hospedador no sienta dolor en el momento de la picadura, pero a la vez evitan la coagulación de la sangre y favorecen el aumento del flujo sanguíneo en la zona”, añade García.

Esa anestesia no durará mucho, puesto que normalmente, al caer la noche, empieza a doler o a picar, e incluso puede provocar un edema.

¿Qué repelente utilizar para evitar ser picado?

Antes de hablar de las actuaciones aconsejables en caso de sufrir una (o varias) picaduras, es preferible comentar qué hacer para evitar llegar a ese punto. Como siempre, la prevención es la mejor solución.

“Al igual que para mantener a raya a sus primos, los mosquitos y mosquitos tigre, se recomienda el uso de DEET (dietiltoluamida), “en este caso a elevadas concentraciones, al menos al 45% o superior”. “También podría ser eficaz el biocida citriodiol a elevadas concentraciones”, añade la doctora.

Existen muchas marcas comerciales a las que acudir. Como vemos, no existe un producto específico para este insecto.

Más allá de los repelentes, hay que “evitar pasear cerca de los cauces de los ríos donde habitan las moscas negras a primera hora de la mañana y de la tarde, que son sus favoritas, y cuando lo hagamos que sea con botas, calcetines, pantalón largo y camisa de manga larga”, añade. Mejor si son colores claros para observar mejor la posible presencia de insectos sobre nosotros.

¿Qué hacer en caso de picadura?

En primer lugar, evitar rascarse la herida, porque solo empeorará las cosas. Además, la doctora aconseja “emplear hielo para disminuir la inflamación”. Igualmente, aparte de usar cremas o pomadas emolientes se puede valorar el uso de antiinflamatorios, antihistamínicos o corticoides, según los síntomas y características.

En caso de observarse reacciones alérgicas, sobre todo en lugares diferentes al de la picadura, como hinchazón en los labios o dificultad al tragar, hay que acudir a Urgencias.

El factor más positivo de la mosca negra es que no suele ser transmisora de graves enfermedades. Únicamente en países bastantes alejados de España pueden llegar a ser vectores de un parásito que causa la llamada ceguera de los ríos.

Marián García señala que los métodos más aconsejables para evitar la implantación de esta plaga en los ríos españoles son los controles biológicos de las larvas mediante esporas de la bacteria Bacillus thuringiensis serotipo israelensis. «Se trata de un bioinsecticida que ‘se come’. Una vez en el interior de la larva, causa desbalances osmóticos que rompen la pared del intestino produciendo una septicemia y causándole la muerte», explica.

En cambio, los controles químicos mediante el uso de insecticidas «generalmente se desaconsejan por tener una eficacia limitada y no ser selectivos».

Te puede interesar: La plaga de la mosca negra y su potente picadura se extiende por España

 

 

Joan Lluís Ferrer

Joan Lluís Ferrer Colomar (Ibiza, 1967) es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco (UPV-EHU). Desde 1988 ha ejercido el periodismo en prensa, radio y televisión en Bilbao, Catalunya y Baleares. Especializado en información ambiental, desde 2019 coordina la sección Crisis Climática en los periódicos de Prensa Ibérica. Desde 2020 dirige Verde y Azul, el canal de medio ambiente de Prensa Ibérica y Grupo Zeta.

Hacer un comentario