Verde y Azul
Hacer sostenibles las ciudades

¿De dónde saldrá el dinero para hacer sostenibles las ciudades?

Uno de los retos para hacer sostenibles las ciudades es lograr financiación para acometer los cambios necesarios para ello. Un grupo de expertos ha reflexionado sobre ello y ha detectado varias fuentes de inversión privada que pueden ayudar a conseguir esos fondos.

Las ciudades solo ocupan el dos por ciento de la superficie terrestre, pero en términos de impacto climático dejan una huella enorme. Consumen más de dos tercios de la energía mundial y representan más del 70 por ciento de las emisiones globales de CO2. Además, el 90 por ciento de las áreas urbanas están situadas en las costas, por lo que corren un alto riesgo de sufrir los efectos devastadores del cambio climático, como el aumento del nivel del mar, inundaciones y otros eventos extremos.

‘Obstáculos y oportunidades para lograr ciudades climáticamente neutrales y sostenibles’ es el título de un informe publicado por el Instituto de Medio Ambiente de Estocolmo, que sintetiza las opiniones de múltiples expertos que participaron el pasado mes de noviembre en varios seminarios web y talleres digitales sobre ‘Financiación de ciudades sostenibles y climáticamente neutrales’.

El análisis, parte de la base de que casi todas las áreas urbanas comparten los mismos desafíos sobre pérdida de energía y emisiones de gases de efecto invernadero en la gestión del agua, del transporte, del alumbrado público…

Los autores del estudio indican que las ciudades desempeñan “un papel fundamental a la  hora de afrontar los desafíos de este siglo, especialmente cuando se trata de garantizar una transición equitativa hacia un futuro con bajas emisiones”. En otras palabras, el desarrollo sostenible global depende en gran medida de las acciones de las ciudades. El objetivo, que estas alcancen la neutralidad de carbono en 2030.

Imagen de Londres. Foto: Pixabay

Para lograr ciudades sostenibles y climáticamente neutrales se hace necesario, recoge el informe, mejorar las infraestructuras de transporte público –en especial las bajas en carbono–, impulsar tecnologías inteligentes, defender soluciones basadas en la naturaleza y en la economía compartida.

¿Cómo conseguir el dinero?

Pero todo eso cuesta dinero, así que el principal obstáculo será, según los expertos, la financiación. Por eso consideran “esencial” movilizar al capital privado para “liberar el potencial de estas soluciones y ampliar los proyectos piloto” que ya se están aplicando en algunas localidades y así alcanzar “los ambiciosos objetivos climáticos establecidos por las ciudades”.

“El desafío clave que estamos tratando de superar es que el sector público por sí solo no tiene suficientes recursos para financiar la transición hacia ciudades climáticamente neutrales”, subraya Alanus von Radecki, de la Iniciativa Global de Ciudades Inteligentes ‘Morgenstadt’.

El proyecto denominado Financiación de Ciudades Viables, en el que se enmarca el informe del Instituto de Medio Ambiente de Estocolmo,tiene precisamente como objetivo comprender y cerrar mejor esa brecha de inversión, y proponer formas de mejorar la colaboración entre los municipios y los financieros privados: construir nuevos modelos de negocio público-privados.

“El papel principal del sector público no es tener la solución en sí, sino sentar las bases para que puedan entrar actores privados”, indica Kristoffer Aanerud Nielsen, del grupo financiero Skandinaviska Enskilda Banken (SEB).

La ventaja es que, en general, los gobiernos de las ciudades tienen relaciones más estrechas con sus empresas, residentes e instituciones, que los gobiernos estatales y nacionales, lo que permite que las nuevas políticas sostenibles se implementen de manera más rápida y decisiva.

El informe destaca que los actores financieros privados, desde los fondos de pensiones hasta las pequeñas empresas de inversión, están “cada vez más interesados ​​en integrar la sostenibilidad como criterio de inversión, ya que esto puede generar rentabilidad e impacto positivo”.

Vista de la Gran Vía de Madrid. Foto: Pixabay

De ahí que busquen nuevas formas de colaborar con los ayuntamientos para proporcionar recursos adicionales y apoyo. Claro que, a la vez, esperan que las ciudades estén cada vez más dispuestas a buscar “formas creativas de colaboración”.

Los expertos destacan importancia de tener en cuenta los beneficios no financieros y los beneficios sociales, como el aire limpio o la mejora del bienestar de la ciudadanía. Pero para que las inversiones sean eficaces, también se necesitan “nuevas tecnologías que estén integradas en el contexto local”, apunta Liza Rose Cirolia, del Centro Africano de Ciudades.

No será fácil lograr los objetivos, porque se necesita una financiación considerable de los municipios, los ciudadanos y los inversores privados para lograr una transición de sostenibilidad rápida. Y hay que tener en cuenta que, aunque los rendimientos generales de estas inversiones son positivos para la sociedad en general, los rendimientos financieros no se distribuyen por igual entre las partes interesadas.

El consejo de los expertos es lograr un “pensamiento a más largo plazo, tanto en el sector público como en el privado”. Y añaden que, para que el sector público satisfaga las necesidades del sector privado, debe haber “una visión multipartidista que proporcione liderazgo político y estabilidad institucional”. A cambio, el sector privado debe “comprometerse de manera proactiva con la sociedad civil y adoptar un enfoque a largo plazo”.

Lo resume Alice Charles, del Foro Económico Mundial: “Existe la necesidad de generar confianza y entendimiento entre las partes si vamos a brindar financiación climática y resiliente en nuestras ciudades”.

Artículo de referencia:

https://www.sei.org/featured/financing-sustainable-climate-neutral-cities%e2%80%af/

Te puede interesar: ¿Cuáles son las ciudades españolas con más muertes por contaminación?

 

 

Ramón Díaz

Ramón Díaz Alonso (Llanes, Asturias; 1962). Trabaja desde 1990 en La Nueva España, primero como corresponsal en la comarca oriental de Asturias, después como responsable de la edición del oriente de Asturias y desde 2017 en la sección de Asturias, especializado en información política, de infraestructuras y ambiental. Colabora desde enero de 2021 con Verde y Azul, el canal de medio ambiente de Prensa Ibérica y Grupo Zeta. Es coautor de varias publicaciones de la Asociación Asturiana de Periodistas y Escritores de Turismo (ASPET).

1 comentario

  • Tengo la solución: del dinero que se está gastando en la carrera espacial. Lo primero es mantener nuestro planeta en condiciones y luego ya buscaremos fuera. No tiene sentido estar pensando en ir a otros planetas mientras estamos destruyendo el nuestros…ahí lo dejo.