Verde y Azul

Cuatro nuevos linces, liberados en Castilla-La Mancha

La población de esta especie en la Comunidad Autónoma es de 180 ejemplares mayores de un año, que superan los 300 si se incluyen los nacidos en 2020. Las autoridades son optimistas ante la recuperación del lince, pero seguirán trabajando para garantizar su futuro.

Cuatro nuevos linces ibéricos han sido liberados en Toledo y Ciudad Real dentro del programa europeo ‘Lynx Connect’ de reintroducción de esta especie en peligro de extinción, ha informado la agencia Efe citando la Consejería de Desarrollo Sostenible de Castilla-La Mancha.

Estos cuatro primeros linces, conocidos como ‘los cuatro R’, liberados ayer viernes nacieron en la temporada de cría del año pasado, durante la primavera, por lo que no llegan al año.

‘Relento’ y ‘Rebento’, los dos machos, procedentes del Centro Nacional de Reproducción del Lince Ibérico de Silves (Portugal) se han puesto en el medio natural en Polán, en la zona de reintroducción de Montes de Toledo .

‘Rajada’ y ‘Recife’, hembra y macho, respectivamente, también originarios del centro portugués de Silves, han sido liberados en la finca La Escamilla (término municipal de Torre de Juan Abad), en la zona de reintroducción de Sierra Morena Oriental (Ciudad Real).

El lince ‘Recife’, en el momento de ser liberado. Foto: Efe

El viceconsejero de Medio Ambiente, Fernando Marchán, asistió a la suelta en la finca El Borril en Polán (Toledo), acompañado por el delegado de Desarrollo Sostenible de Toledo, Tomás Villarrubia.

En Ciudad Real, asistió a la suelta de los linces la delegada de la Junta, Carmen Teresa Olmedo; el delegado provincial de Desarrollo Sostenible, Fausto Marín, y la alcaldesa del municipio, María Fresneda.

“Un paso más” para recuperar el lince

Marchán señaló que la suelta de estos cuatro nuevos ejemplares representa un paso más en la apuesta del Gobierno que preside Emiliano García-Page por la conservación y reintroducción de un animal como es el lince ibérico, catalogado como en peligro de extinción.

Marchán recordó que han transcurrido seis años desde que fueron liberados los primeros linces en el marco del proyecto ‘LIFE Iberlince’ y, afortunadamente, el trabajo que llevan a cabo desde la Consejería de Desarrollo Sostenible “ha permitido establecer tres áreas de presencia estable de este felino amenazado en Montes de Toledo, Sierra Morena Oriental y Sierra Morena Occidental”.

Este trabajo ha permitido detectar un total de 47 camadas silvestres con al menos 146 cachorros; 69 en Montes de Toledo, 40 en Sierra Morena oriental y 37 en Sierra Morena occidental.

Actualmente, la población en Castilla-La Mancha es de 180 individuos mayores de un año (adultos y juveniles), cifras que superarían los 300 ejemplares si se suman los cachorros nacidos en 2020.

Marchán valoró los resultados del primer proyecto ‘LIFE Iberlince’ para la recuperación de la especie y su continuidad con la nueva andadura del proyecto ‘LIFE Lynx Connect’, aprobado en mayo de 2020 por la Comisión Europea, con un presupuesto de más de 18,7 millones de euros para continuar en la senda de la recuperación de la especie.

Cachorros de lince en la Península Ibérica, en una imagen de archivo. Efe

Reducir los atropellos en carretera

Como indicó el viceconsejero de Medio Ambiente, el proyecto afronta, como principal reto, “alcanzar una población autosostenible y genéticamente viable de la especie, aún en peligro de extinción, mediante la conexión de los núcleos existentes; la consolidación de las poblaciones creadas en el proyecto anterior y la disminución de la mortalidad no natural, sobre todo la provocada por los atropellos en vías de comunicación”.

Para ello, explicó que existe una previsión de actuaciones en los principales puntos negros por parte del Ministerio de Transporte, Movilidad y Agencia Urbana y de la Consejería de Fomento de Castilla-La Mancha en la A-4 , actuaciones que se encuentran recogidas también en el proyecto Life Lynx Connect, cuya ejecución ha comenzado el pasado otoño.

Además, la Diputación Provincial de Ciudad Real está realizando actuaciones en carreteras de su competencia, cofinanciadas por los fondos FEDER.

Como explicó el viceconsejero, durante la temporada de sueltas de 2021 se liberarán en la región 10 ejemplares, 6 en Montes de Toledo y 4 en Sierra Morena oriental, procedentes de los diferentes centros de cría en cautividad existentes en España y Portugal.

En concreto, estos cuatro primeros linces liberados hoy nacieron en la temporada de cría del año pasado, durante la primavera, por lo que no llegan al año.

1 comentario

  • Demasiada gente alrededor en el momento. No me parece muy apropiado teniendo encuenta que el Covid afecta a los felinos, y los que se reintroducen en el medio natural son susceptibles de naturalizar también el virus con ellos entre estos gatos. Muy mal por los gestores.