Verde y Azul
placas solares

¿Cuánto se tarda en amortizar la instalación de placas solares en casa?

Ante las asfixiantes cuotas de las compañías eléctricas, cada vez resulta más rentable apostar por las placas fotovoltaicas para generar energía en nuestra casa. Todo parece aliarse para optar por esta fuente limpia: por una parte, la subida imparable del recibo; por otra, el abaratamiento de las instalaciones solares y, también, las facilidades que están dando las administraciones en forma de ayudas, subvenciones y bonificaciones de impuestos.

Sin embargo, la pregunta clave que se formulan muchos consumidores es: ¿hasta qué punto es rentable instalar placas solares en una vivienda?

Todas las empresas y expertos consultados coinciden en que el ahorro que supone optar por esta vía es innegable.

En primer lugar, hay que tener en cuenta qué cuestan las placas solares y demás instalaciones que vamos a colocar en casa. El coste total de la inversión puede oscilar entre los 9.000 y los 16.000 euros para una vivienda estándar (una familia de tres o cuatro miembros).

En el supuesto de un coste de 16.000 euros, la amortización puede lograrse en aproximadamente ocho años. Eso sería así gracias a un ahorro de 2.000 euros anuales en la factura de la luz. Este ahorro puede ser incluso mayor si la evolución de las tarifas sigue subiendo.

En estos ocho años se habrá ahorrado lo mismo que hemos gastado, es decir, habremos amortizado la compra.

Hay que tener en cuenta que este cálculo, realizado por portales especializados como ecoinventos.com, smartspain, idealista y otros, no incluye las bonificaciones y subvenciones que cada vez con más frecuencia realizan los ayuntamientos y que suponen un ahorro añadido.

Foto: Agencias

En todo caso, y en función de las circunstancias, el margen de amortización puede variar desde un mínimo de cinco años hasta un máximo de 12. Pero incluso en el peor de los supuestos sigue siendo rentable. Y ello es así porque la vida útil de la instalación fotovoltaica en viviendas residenciales suele alcanzar los 30 años.

Los expertos de la industria solar afirman que siempre que el periodo de amortización de los paneles sea inferior a la mitad de la vida útil del sistema, estaremos ante una inversión rentable.

Las baterías, solo para casas alejadas de la red

Estos cálculos se refieren en todo momento a instalaciones que no tengan una batería para acumular energía y pueda generar electricidad también durante la noche o en periodos muy nublados.

Pero, según EFC Solar, otra empresa del sector, la mayoría de placas que se están instalando en España no incluyen batería, al no ser estrictamente necesarias. Sí lo son para viviendas ubicadas en lugares remotos y desconectados de la red general de electricidad.

Esta empresa afirma que las baterías “aumentan el coste de la instalación innecesariamente y disminuyen su rentabilidad”, en la mayoría de los casos.

Sí pueden ser útiles cuando el consumo de energía vaya a hacerse únicamente cuando no hay sol.

Las instalaciones ordinarias, sin baterías, permiten seguir echando mano de la red energética convencional en caso necesario. Y también se puede ‘volcar’ a la red el sobrante de energía solar que capten nuestros paneles, lo que se traduce en una rebaja añadida del recibo.

Las instaladoras señalan que los paneles siguen captando luz y generando electricidad incluso en días nublados, siempre y cuando no sea una situación muy persistente y con un grado de nubosidad muy elevado.

En todo caso, los aspectos que deben tenerse en cuenta a la hora de contratar la colocación de placas solares en nuestra casa son varios:

-Un presupuesto detallado de la instalación para saber qué costará todo cuando ya esté en marcha y comparar dicho coste con el gasto que nos supone el recibo actual de la luz.

-Para saber si el plazo de amortización será más o menos largo hay que saber qué ayudas otorga nuestro ayuntamiento o comunidad autónoma para este tipo de instalaciones. Hay que informarse de ello y añadir estas bonificaciones al presupuesto.

-Ten en cuenta los posibles préstamos o créditos que vayas a solicitar para pagar la instalación, pues también harán variar (en este caso al alza) el presupuesto.

-Si vives en un lugar aislado de la red eléctrica convencional, tendrás limitaciones de suministro de energía solar durante la noche, porque solo dependerás de tus placas. En ese caso, debes informarte de los costes que supondría una batería para acumular energía, lo que te hará totalmente autosuficiente.

Te puede interesar: Aumento exponencial de la energía solar doméstica en Catalunya

Joan Lluís Ferrer

Joan Lluís Ferrer Colomar (Ibiza, 1967) es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco (UPV-EHU). Desde 1988 ha ejercido el periodismo en prensa, radio y televisión en Bilbao, Catalunya y Baleares. Especializado en información ambiental, desde 2019 coordina la sección Crisis Climática en los periódicos de Prensa Ibérica. Desde 2020 dirige Verde y Azul, el canal de medio ambiente de Prensa Ibérica y Grupo Zeta.

9 comentarios

  • Hola hablamos de montar una instalación de 4000€y la amortización ha sido de un año y medio pero lo más asombroso es que las baterías nos explotaron y la casa que nos lo monto me dice que solo cubre un año que habrá sido mala suerte. Ustedes creen que es normal que la casa no se haga responsable.
    Supuestamente cuando puede durar una instalación de una cabaña aislada ?
    Gracias

    • No estoy versado en este tema, pero se supone que desde hace muchos años todos los productos tienen 2 años de garantía. Personalmente, en 2003 compré un coche Renault y la batería se estropeó con menos de 2 años. Reclamé en concesionario oficial y me dijeron que reclamará al fabricante de la batería y les hice buscar el nombre del fabricante en la batería, solo aparecía Renault y me la tuvieron que cambiar en ese mismo momento para evitar la hoja de reclamaciones.

    • Los precios no son esos. Yo tengo montada una instalación de 13 placas hace dos años, me costó 4.500 euros menos 980 que me dieron de subvención. Producen 6.000 kw/h al año (suficiente para una casa unifamiliar de 200 m2 con vehículo eléctrico incluido). Con contrato de compensación de excedentes y sin baterías el ahorro real es de 800 euros año. Esto son datos reales y empíricos.

    • Salvo que estés en un lugar aislado las baterías nunca son rentables. Sobre la avería, te digan lo que te digan, tienen que hacerse cargo con la garantía como mínimo dos años. ( la mayoría cubre 8 años para baterías, 10 años para las placas y dos años para el resto.)

  • Hola
    Corríjame si me equivoco, ¿la inversión en paneles solares para vivienda solo es rentable a partir de un determinado costo del consumo eléctrico que se realice por parte de esa vivienda? ¿O siempre es rentable, aunque se amortice al final de la vida de los paneles solares?.

  • Pues en mi caso, la distribuidora me exige sacar el contador a la valla de mi chalé, hasta ahí vale. Pero es que, al CAMBIAR A CONTRATO DE AUTOCONSUMO me exige una nueva acometida SOTERRADA que me vale 8,300€, más que las placas, cuando mi acometida actual está a 3 metros del contador

  • El problema de suponer que los equipos duran por lo menos 30 años, eso es lo que duran los paneles nada más. Pero los inversores duran mucho menos y representan buena parte de la inversión.