Verde y Azul

¿Cuál es el futuro de Navacerrada tras el cierre de las pistas de esquí?

El cambio climático y la saturación turística han llevado al Ministerio de Transición Ecológica a cerrar las tres pistas de esquí del Puerto de Navacerrada, pese a las protestas de la empresa explotadora. Ahora, se abre un futuro basado en la recuperación ecológica de este área, estrictamente protegida, y en la activación de alternativas económicas para la población afectada.

El Organismo Autónomo Parques Nacionales (OAPN), dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), tiene ya redactada la propuesta para la recuperación y activación económica sostenible del Puerto de Navacerrada. La caducidad de la concesión de las instalaciones de esquí de tres pistas (Escaparate, Telégrafo y El Bosque) va a suponer la reversión al dominio público forestal de esos montes, que se encuentran en un entorno con numerosas figuras de protección.

El Ministerio justifica la medida, entre otras razones, por los efectos del cambio climático, que han provocado que la temperatura media en la Sierra de Guadarrama, entre Madrid y Segovia haya aumentado dos grados desde los años 70 del siglo XX y la nieve se haya reducido en un 25%.

El ministerio se marca el doble objetivo de asegurar las perspectivas de futuro sobre el espacio en lo que se refiere a su regeneración, conservación y uso público, y, además, poner en marcha una propuesta de reactivación económica de los municipios del entorno.

Tras el desmantelamiento de la estación de esquí, se procederá a la restauración ambiental de la zona ocupada, siguiendo el referente de la recuperación de la antigua estación de esquí de Valcotos, que el Gobierno de la Comunidad de Madrid expropió en 1998 y que es un ejemplo de restauración ecológica de una estación de esquí, haciendo compatible el disfrute del espacio natural con su conservación.

Imagen de archivo de las instalaciones. Foto: Guadapress

De esta manera, se recuperará la fisiografía y la cubierta vegetal poniendo en valor senderos, zonas de estancia e itinerarios autoguiados, así como servicios de información, vigilancia, mantenimiento y control de visitantes. También se fomentará el desarrollo de investigación básica y aplicada para mejorar el conocimiento científico del Parque Nacional y su entorno.

El organismo Parques Nacionales, con el apoyo y la colaboración de otras administraciones y entidades afectadas, ha anunciado que promoverá diversas actuaciones de acuerdo con las propuestas de los propios municipios, que podrían desglosarse en las siguientes líneas de acción:

Promoción de la economía local a través de la digitalización, lo que permitirá una mayor eficiencia de los servicios y facilitará la implantación de nuevas empresas, especialmente pymes, vinculadas a la innovación, a nuevos servicios como el coworking, a la bioeconomía, a la cultura y a usos tradicionales.

Impulso de la movilidad sostenible para la distribución de flujos turísticos, con la regulación del uso de aparcamientos, la creación de nuevos accesos en transporte público y el fomento del uso de la bicicleta entre municipios.

Activación del turismo histórico, deportivo y de naturaleza, que se verá favorecido por la desestacionalización y diversificación de la oferta turística, así como por la promoción de la inclusión y la accesibilidad o la recuperación de algunos espacios históricos, deportivos (como el Centro de Alto Rendimiento para entrenamiento en altura) o de especial riqueza natural y paisajística. Además, se fomentará la formación especializada para guías del Parque Nacional.

Rehabilitación del Puerto de Navacerrada, en la que se tendrán en cuenta las instalaciones sin uso o en ruinas, el mobiliario urbano, los espacios públicos y la dotación de aseos accesibles para personas con movilidad reducida. También se pondrá el foco en la mejora de la gestión de residuos en la zona, se dispondrá de información digital actualizada y se desplegará una red con paneles en puntos clave que orienten a los visitantes.

La superficie, que se extiende en 7,6 hectáreas, cuenta con diversas figuras de protección.

Por el cambio climático y la saturación turística

El escenario actual de cambio climático ha determinado esta decisión, basada en predicciones nada favorables, de acuerdo con los datos recogidos por la estación meteorológica del Puerto de Navacerrada: desde la década de los 70 (década de mejores condiciones para la existencia de nieve en Navacerrada), la temperatura media ha aumentado 1,95ºC, la temperatura media de las mínimas también se ha incrementado en 0,77ºC y la nieve se ha reducido en un 25% (los días de helada disminuyen en 21,6 y los días de nieve en 24,2).

La zona será objeto de actuaciones ambientales. Fuente: lugaresdenieve.com

Un escenario al que hay que sumar la alta presión turística y recreativa que sufre la zona: el Puerto de Navacerrada soporta un grave problema de saturación y de acceso, aglomeraciones que, en ocasiones, suponen un problema de orden público y seguridad ciudadana, aportes de residuos sin una solución clara para su recogida y evacuación. En definitiva, un modelo de uso público que debe adecuarse a la preservación de los valores del entorno natural del parque nacional.

De hecho, la normativa de la Junta de Castilla y León relativa a la gestión de esta zona protegida propone limitar y condicionar las infraestructuras que comportan las instalaciones deportivas y de ocio. De igual forma, el plan básico de gestión de la Zona de Especial Protección de Aves establece entre sus objetivos ordenar el intenso uso público que soporta la zona, mostrando especial preocupación por el macizo de Peñalara y el Puerto de Navacerrada.

 

11 comentarios

  • La todas las personas que realmente conocen la zona saben que eso es falso. En duropaces compatible y saludable la práctica del esqui y no se cierran estaciones por el cambio climático mandando al paro en peor momento económico en último siglo. Hay donas más dañadas por extensión y gravedad como los cerca de 2000 hectáreas de pino perdidas en las últimas décadas por los incendios. Lo de la desesperación de Valcotos no tiene nada que vez con el esquí. Era un problema de las 1000 viviendas que reconoció una Sentencia de podrían construir

  • Lo único que le hace falta al puerto para regenerar la zona , y es , despedir a todos los inútiles que no han “ pateado “ el puerto y sus alrededores y hacen afirmaciones desde detrás de una mesa de despacho . Unos “ inútiles “ que no tienen imaginación para regenerar una zona afectada por una subida de temperaturas de “ 2” . A todos vosotros si os iba yo a subir la temperatura . Pandilla de inútiles . Yo llevo esquiando y disfrutando de la montaña ( de nuestra sierra ) ya 60 años .
    Podéis indicarme qué regeneración a tenido el Peñalara , después de prescindir de los remontes que nos subían hasta la misma laguna .
    Estáis faltos de unos buenos palos en los lomos .

  • De lo que no se habla en esta nota de prensa es que solo se cierran las tres pistas de la vertiente Segoviana, las tres de Madrid, que están a cincuenta metros, no hacen nada.

  • Me parece una gran acierto. No solo Navacerrada sino que el resto de estaciones de esquí están destinadas a desaparecer debido a la imparable subida de las temperaturas eso es así y así se puede demostrar y comprobar. Este nuevo escenario no está reñido con un uso responsable y sostenible de nuestras montañas y bosques para crear empleo de otra forma. Hay que reinventarse y el tiempo nos da la razón. Enhorabuena al ministerio por esta actuación.

    • Me pregunto si esto lo ha escrito el autor del artículo o allegado, el autor del informe climático del ministerio u allegados, o los miembros del ministerio que han cerrado la estacion y su entorno. Cualquier otro, y sobre todo habitantes y usuarios, hablan claramente en contra de la actuación y de su alejamiento de la realidad física, social y económica de la zona.

    • Este es el resumen de un perro-flauta que seguro que no vive en las inmediaciones y que probablemente nunca ha pisado la sierra de Madrid porque prefería quedarse emporrado en alguna casa ocupada

    • Muy bien Javier, supongo que no serás uno de los muchos trabajadores del Puerto que van al paro. Con esta medida, bajará la temperatura un par de grados y volveremos a las nevadas de antaño. Seguro que eres de los que le gustaría ver toda España convertida en un magnífico erial ecológico y sus habitantes viviendo de comer flores. Ah! No! Que también está prohibido.

  • En este país no se hace más que prohibir, y ni idea de regular. El que piense que va a dejar de haber masificación es en el pto de Navacerrada por cerrar la estación es por qué no ha estado un 15 de febrero en el Parking de cotos. Se va destruir la vía de ingreso de muchas familias de pueblos cercanos, por una decisión tomada desde un despacho de forma arbitraria, y por imagen política. Y esos puestos no se van a recuperar jamás.
    Se va a contaminar muchísimo más en la propia desmantelacion.
    Con mucha tristeza se pierde uno de los lugares más geniales de recreo que tenemos los madrileños. Todo por no saber regular y ordenar el uso. Siempre más fácil prohibir…

  • Hace una década se cerró la posibilidad de construir la estación de esquí de San Glorio en la Cordillera Cantábrica. Según la sentencia judicial, no se permitió dado que no sería viable porque con el cambio climático nevaría mucho menos.
    Desde entonces no ha hecho más que caer copiosas nevadas en la zona.
    Ahora usan el mismo argumento con la Sierra de Madrid.
    Cristina Narbona, Teresa Ribera y otras personas ecologistas de su entorno siempre andan detrás de gobiernos con estas actuaciones. El objetivo es cerrar las estaciones de esquí. El motivo de busca o se crea.

  • Creo que la culpa no la tienen los esquiadores, sino los domingueros que saturan las carreteras de acceso para ir a patear en la nieve cuando hace sol. Más que condenar al cierre a una estación de esquí, con un control de acceso en dichas vías bastaría, o quizás con un sistema de reservas para el acceso al Parque Nacional. No comprendo mucho esta decisión, con lo fácil que es instalar unos indicadores de aforo (del que estarían exentos esquiadores con forfait, residentes y trabajadores) para que no pudieran subir más domingueros de la cuenta, quienes son en realidad los que dejan la montaña llena de basura y para quienes la montaña es un estercolero más. Esta medida no va a evitar el dominguerismo, sino quizás a potenciarlo más aún