Verde y Azul
bancos cambio climático

¿Cómo se preparan los bancos para afrontar el cambio climático?

Por primera vez, la entidad conservacionista WWF elabora un informe sobre la implicación de los bancos centrales en la conservación del clima y el medio ambiente. Este Informe sobre la Regulación Financiera Sostenible (SUSREG) evalúa las medidas adoptadas y los avances realizados por los bancos centrales, los reguladores bancarios y los supervisores para incorporar consideraciones ambientales y sociales en sus mandatos y actividades. La conclusión es que las autoridades bancarias nacionales han empezado a tener en cuenta el cambio climático en su actividad diaria, pero aún están lejos de prestar una atención significativa al medio ambiente en conjunto.

El documento analiza 38 países en las regiones de América, Europa, Medio Oriente, África y Asia-Pacífico, incluyendo la mayoría de los miembros y observadores del Comité de Supervisión Bancaria de Basilea. En conjunto, representan más del 90% del PIB mundial, el 80% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero y 11 de los 17 países más ricos en biodiversidad.

Los resultados de nuestra evaluación indican que, si bien los bancos centrales y los supervisores bancarios están desarrollando su estrategia y comenzando a tomar medidas concretas para abordar los riesgos climáticos, los riesgos ambientales y sociales están significativamente menos cubiertos.

“El progreso alcanzado por los bancos centrales, los reguladores bancarios y los supervisores es alentador. Necesitamos acelerar esos esfuerzos para abordar los desafíos ambientales y sociales que enfrentamos si se quieren cumplir los compromisos del Acuerdo de París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, dijo Margaret Kuhlow, Líder de Finanzas de WWF.

Foto: Shutterstock

“La pérdida de la naturaleza es una amenaza tan significativa como el cambio climático, y las dos están interrelacionadas. No podemos resolver una sin abordar la otra», añadió.

Según el informe, empiezan a implantarse medidas de regulación y expectativas de supervisión a nivel mundial. En concreto, el 35 % de los bancos centrales y supervisores evaluados exigen a los bancos que desarrollen y/o fortalezcan sus prácticas de gestión de riesgos climáticos, ambientales y/o sociales.

Algunos de los principales ejemplos incluyen el Banco Central Europeo y la Autoridad Monetaria de Singapur, que emite nuevas directrices de gestión de riesgos climáticos y ambientales, así como el Banco Central do Brasil, que fortalece su regulación existente para la gestión de riesgos y cubre un espectro más amplio de riesgos ambientales y sociales.

Falta evidencia de acciones regulatorias

Hay también una notable aceleración en la elaboración de estudios para comprender mejor y cuantificar la exposición de los bancos a los riesgos asociados con el cambio climático y la pérdida de biodiversidad, así como en el desarrollo de taxonomías para definir actividades «sostenibles».

Sin embargo, persiste la falta de evidencia de acciones regulatorias específicas en implementación o herramientas de supervisión para asegurar el cumplimiento de las reglas y expectativas para salvaguardar al sistema financiero de los riesgos climáticos y otros más amplios, como los riesgos ambientales y sociales.

Desde la perspectiva de los bancos centrales, las consideraciones ambientales y sociales aún no están completamente integradas en las medidas clave de política monetaria, tales como la compra de activos, los marcos de garantía o los programas de refinanciamiento.

Solo el 22 % de los principales bancos centrales cuentan con algunas de estas medidas y ninguno de ellos cumple plenamente los indicadores relacionados del marco SUSREG. Aunque se observan mayores avances en las reservas de divisas y en la gestión general de la cartera, un mejor uso de estas medidas clave garantizaría que los bancos centrales incluyan los riesgos ambientales y sociales y no retrasen la transición hacia una economía más sostenible.

El caso del Banco de España

En el caso del Banco de España, destacamos como buena práctica el documento de expectativas sobre los riesgos derivados del cambio climático y del deterioro medioambiental dirigido a los bancos bajo su supervisión directa publicado en octubre de 2020, y la ley española de Cambio Climático y Transición Energética (Ley 7/2021), en la actualidad el único texto de los países analizados que ordena formalmente a los bancos que establezcan y publiquen objetivos específicos de descarbonización alineados con el Acuerdo de París para sus carteras de préstamos e inversiones, con una fecha límite fijada en 2023.

Sin embargo, al igual que el resto de los bancos centrales, debe concretar acciones específicas y emplear todas las herramientas de supervisión que estén a su alcance para evaluar la exposición de los bancos a los riesgos ambientales y sociales, teniendo en cuenta los riesgos físicos del cambio climático y también los riesgos relacionados con la naturaleza, como la pérdida de biodiversidad.

Foto: Banco de España

Hacer frente a los desafíos derivados del cambio climático y de la pérdida de biodiversidad implica una transformación profunda del sistema financiero, que considere los riesgos ambientales y sociales de forma sistémica, a la vez que se impulsa una transición ordenada y justa hacia una economía baja en carbono, resiliente y sostenible, señalan los autores del informe.

Según Lennys Rivera, técnica del Programa de Clima y Energía de WWF España: “Desde WWF instamos a los bancos centrales y supervisores a adoptar una postura pública firme sobre la necesidad de responder a los desafíos ambientales y sociales. Esto respaldaría acciones más ambiciosas por parte de los gobiernos y enviaría las señales adecuadas a las instituciones financieras”.

“En esta década que es crítica para la acción, la intervención ambiciosa y la coordinación internacional serán la clave del éxito”, añade Rivera.

Informe íntegro (en inglés): https://wwfes.awsassets.panda.org/downloads/wwf_susreg_ar_2021_digital.pdf?58980/Pedimos-accion-a-los-bancos-centrales-y-supervisores-financieros-para-abordar-los-riesgos-climaticos-y-de-naturaleza

Te puede interesar: El precio de los seguros se dispara por el cambio climático

Joan Lluís Ferrer

Joan Lluís Ferrer Colomar (Ibiza, 1967) es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco (UPV-EHU). Desde 1988 ha ejercido el periodismo en prensa, radio y televisión en Bilbao, Catalunya y Baleares. Especializado en información ambiental, desde 2019 coordina la sección Crisis Climática en los periódicos de Prensa Ibérica. Desde 2020 dirige Verde y Azul, el canal de medio ambiente de Prensa Ibérica y Grupo Zeta.

Hacer un comentario