Verde y Azul

Ya hay 580.000 hectáreas de territorio en custodia en España, un 47% más que en 2017

La custodia del territorio consiste en un mecanismo mediante el cual propietarios de terrenos los ceden a personas o colectivos para que se ocupen de su conservación, llevando a cabo las acciones que se pacten entre ambas partes. Partiendo de ese concepto general, las modalidades de acuerdo son muy diversas y dependen siempre de la voluntad de los implicados.

Las entidades de custodia son organizaciones públicas o privadas sin ánimo de lucro que participan activamente en la conservación del territorio mediante las técnicas de custodia del territorio. Pueden actuar de entidad de custodia organizaciones tan diversas como una asociación de vecinos, una organización conservacionista, una fundación, un ayuntamiento, un consorcio y otro tipo de ente público.

Es una fórmula que sigue ganando adeptos en España. La superficie en custodia en nuestro país no para de crecer.

Cerca de 580.000 hectáreas están registradas en el censo de territorios en custodia de 2018-2019, lo que supone un incremento del 47,3 % respecto a 2017.

Son datos que recoge el Sexto Inventario de Iniciativas de Custodia del Territorio en España, realizado por la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico.

Humedal de Las Llamas, en Santander, custodiado por SEO/BirdLife. Foto: SEO/BirdLife

Para conseguir la custodia de territorio se promueven acuerdos y mecanismos de colaboración continua entre los propietarios, las entidades de custodia y otros agentes públicos y privados.

El Inventario de Iniciativas de Custodia del Territorio en España es uno de los productos fundamentales de la Plataforma de Custodia del Territorio que coordina la Fundación Biodiversidad, informa el Ministerio en un comunicado.

Herramienta para la conservación de la naturaleza

Es, por tanto, la única fuente a escala estatal de información sobre las entidades y los acuerdos de custodia, lo que lo convierten en un instrumento clave para analizar el estado y la tendencia de esta herramienta de conservación de la naturaleza, según la Fundación.

La utilización de estos “acuerdos voluntarios” ha ido en ascenso en los últimos años. Según los datos recogidos en este Sexto Inventario recogen el aumento “tanto en superficie como en número de entidades y acuerdos de custodia del territorio establecidos para la conservación”.

Según el documento, la superficie terrestre dedicada a la custodia del territorio asciende a 577.915 hectáreas, lo que supone un aumento del 56% desde que se comenzó a realizar el Inventario en 2008.

En el documento actual, son 218 las entidades con acuerdos de custodia, muy superior a las 148 de la anterior edición, lo que supone un aumento del 47,3 %, además se han registrado 3.100 acuerdos.

El aumento de acuerdos se produce en prácticamente todas las comunidades autónomas, aunque destacan Aragón (147), Galicia (135) y la Región de Murcia (121).

Según el documento, el 73 % de los acuerdos se dan en terrenos de propiedad privada; el 15 % en propiedad pública, el 16 % en titularidad comunal y el 4 % en dominio público.

Trabajos en el área de custodia de la Hacienda Mellado de Cártama (Málaga). Foto: La Opinión de Málaga

El uso del suelo predominante es el forestal (37 %), seguido del agrario (13 %), los pastizales (11 %) y las riberas y humedales (6 %).

Los acuerdos de custodia del territorio establecidos en espacios de la Red Natura 2000 suman el 38 % de forma íntegra y el 8 % parcialmente.

La Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad de 2007 incorpora el concepto de custodia del territorio y destaca la obligación de las Administraciones Públicas de promoverla.

Asimismo el Plan Estratégico del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad de 2011 recoge la necesidad de crear un Registro de entidades de custodia, por lo que la Fundación ha puesto en marcha el proceso para la formalización de un registro administrativo para garantizar un marco jurídico, fiscal y financiero para los acuerdos de custodia del territorio.

En caso de promover una entidad de custodia del territorio es útil saber:

1. En España, una entidad de custodia no tiene una forma jurídica propia. Una asociación, fundación, consorcio, ayuntamiento u otros entes públicos similares pueden actuar como entidad de custodia siempre que lo prevean en sus objetivos.

2.Resulta muy útil elaborar un plan estratégico, director o de funcionamiento de la entidad y seguir sus directrices. El plan ha de demostrar la viabilidad técnica y económica y las vías por las cuáles obtener recursos.

3.Debéis elaborar o revisar los estatutos para que incluyan como objetivo el de actuar como entidad de custodia del territorio. Aseguraos de que los estatutos se adecuan a la legislación vigente y que os permiten actuar en las líneas que os habéis propuesto.

4.Trabajar para organizar y hacer funcionar correctamente el consejo o junta de la entidad de acuerdo con los estatutos. Sus miembros son promotores activos e implicados en la dirección estratégica de la entidad.

5.Tratar de conseguir un funcionamiento correcto de la entidad, sea voluntaria o profesionalizada.

6.Tenéis que prever los recursos económicos, materiales y humanos para cada nuevo proyecto. No se deben iniciar los proyectos o iniciativas de custodia sin unos recursos claros y suficientes, o sin planificación.

7.Se ha de prestar especial atención a las relaciones exteriores de la entidad: comunicación, socios, ciudadanos, instituciones, sociedad en general…

8.Cada final o inicio de año debéis elaborar una memoria anual y unos objetivos y presupuestos para el nuevo año.

9.Lo más importante es que vuestra entidad se perciba y sea creíble, eficaz y profesional (aunque no necesariamente profesionalizada).

Información sobre custodia del territorio en la web del Ministerio para la Transición Ecológica: https://www.custodia-territorio.es/la-custodia

También te puede interesar: Custodia de territorio: restaurando el planeta

Joan Lluís Ferrer

Joan Lluís Ferrer Colomar (Ibiza, 1967) es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco (UPV-EHU). Desde 1988 ha ejercido el periodismo en prensa, radio y televisión en Bilbao, Catalunya y Baleares. Especializado en información ambiental, desde 2019 coordina la sección Crisis Climática en los periódicos de Prensa Ibérica. Desde 2020 dirige Verde y Azul, el canal de medio ambiente de Prensa Ibérica y Grupo Zeta.

Hacer un comentario