Verde y Azul
Glaciar gigante de la Antártida se derrite

Un glaciar gigante de la Antártida se derrite ¿qué sucederá?

Un glaciar gigante de la Antártida se derrite y los investigadores han descubierto que es posible que su pérdida entre en un punto de ‘no retorno’. Si eso se produce, la subida del nivel del mar sería mucho más intensa de lo previsto. Así lo ha descrito en un estudio un grupo de investigadores de la Universidad de Northumbria, en Reino Unido, y de Potsdam, en Alemania.

Los indicadores de alerta temprana en las simulaciones informáticas de modelos detectan de manera clara el inicio de la inestabilidad de la capa de hielo marino de la Antártida.

En el foco se encuentra el gigantesco glaciar Pine Island, ubicado al oeste de la Antártida. Con un tamaño que equivale a dos terceras partes de Gran Bretaña, los investigadores temen las consecuencias que su deshielo pueda tener para el conjunto del planeta. Su derretimiento es el causante del 25% de la pérdida de todo el hielo que sufre el continente antártico.

Desde hace años se ha teorizado sobre la posibilidad de que este glaciar, que pierde más hielo que cualquier otro en la zona, pudiera llegar pronto a un punto de ‘no retorno’.

En esta ocasión, sin embargo, los datos empíricos de estos investigadores no solo han ratificado su más que factible llegada a ese punto, sino que también han descrito el momento en el que rebasará ese límite, colapsando la capa de hielo marino de la Antártida. Esta situación se producirá al menos en una escala de tiempo perceptible para la raza humana.

Los investigadores han descrito tres puntos de inflexión o no retorno distintos que sucesivamente servirán de sistema de alerta temprana para futuros deshielos. “Cruzar cada punto de inflexión conllevará períodos de deshielo irreversible con contribuciones significativas al aumento global del nivel del mar”, señalan los investigadores en el artículo, publicado en la revista Cryosphere.

El primer y segundo punto son más esquivos, por su pequeño tamaño, pero “son importantes porque provocarán un aumento considerable del nivel del mar”.

Estos límites ya se han sobrepasado y se estima que el glaciar Pine Island junto con su vecino glaciar Thwaites, son ya responsables del 10% del aumento continuo del nivel del mar global.

El tercer y último punto de inflexión está relacionado directamente por el aumento de la temperatura del océano en 1,2ºC, lo que empeorará la situación del glaciar. Una vez se rebase ese límite, “conduce a un retroceso irreversible de todo el glaciar”. Esto puede ocurrir dentro de poco, según vaticinan los investigadores.

Se derrite por el agua más caliente que lo rodea

Y es que el calentamiento global está provocando modificaciones en la temperatura del agua profunda circumpolar, componente principal de la Corriente Circumpolar Antártica, lo que acelera el deshielo de los glaciares. En otras palabras, el hielo de la Antártida se está derritiendo en el agua, cada vez más caliente, que lo rodea.

Esta circunstancia se puede unir al cambio de patrones de viento del mar de Amundsen, ubicado en el Polo Sur, que desplazaría el glaciar de Pine Island hacia aguas aún más cálidas.

Los investigadores son conscientes de que lo que han descubierto puede poner en jaque la vida en la Tierra. «Si el glaciar entrara en un retroceso inestable e irreversible, el impacto sobre el nivel del mar podría medirse en metros y, como muestra este estudio, una vez que comience el retroceso podría ser imposible detenerlo», asevera Gudmundsson.

Hilmar Gudmundsson, profesor de glaciología y entornos extremos, y coautor del artículo recuerda que “la posibilidad de que el glaciar Pine Island entre en un retroceso inestable se ha planteado antes”. No obstante, indica que “esta es la primera vez que esta posibilidad se establece y cuantifica rigurosamente”.

Por su parte, Sebastian Rosier, autor principal del estudio, insiste en que «en muchas partes del mundo se están realizando simulaciones computacionales para cuantificar cómo un clima cambiante podría afectar la capa de hielo de la Antártida occidental”, sin embargo, como señala, “identificar si un período de deshielo de los glaciares es un punto de inflexión es un desafío”.

Informe de referencia: https://tc.copernicus.org/articles/15/1501/2021/

Te puede interesar: A los glaciares españoles les quedan 30 años

 

 

Verónica Pavés

Hacer un comentario