Verde y Azul
captura CO2

Nuevo paso adelante en la captura directa de CO2 del aire

Climeworks, la empresa que en 2017 puso en marcha un revolucionario sistema para la captura de CO2 directamente del aire y almacenarlo luego para destinar a otros usos, ha dado un nuevo paso adelante. Una mejora técnica en su sistema de captación de CO2 atmosférico ha permitido aumentar significativamente la cantidad de gas que puede atrapar. Pese a tratarse de cantidades elevadas, aún constituyen una proporción irrisoria del total que se emite cada año en el planeta. Pero los progresos se van sucediendo.

Parecía la ocurrencia de un inventor chiflado, pero poco a poco y con pasos seguros, Climeworks va obteniendo resultados sorprendentes. En 2017 se asoció con CarbFix para desarrollar un proyecto piloto de captura de CO2 del aire en la central geotérmica de ON Power en Hellisheidi (Islandia). El inventó funcionó, pues logró capturar en tres meses 12,5 toneladas de CO2 directamente del aire, mediante su sistema de ventiladores que atraen el gas y luego, tras un proceso de filtrado y tratamiento, queda almacenado en el suelo.

Pero ahora, nuevamente en esa misma central, Climeworks ha estrenado un sistema mejorado de sus turbinas captadoras, que presentan varias y prometedoras innovaciones, que permitirán su expansión por el mundo de forma más acelerada de lo previsto, según han explicado los responsables de la empresa, Cristoph Gebald y Jan Wurzbacher.

El nuevo sistema de módulos apilables en Islandia. Foto: Climeworks

La nueva instalación se llama Orca, comenzó a construirse en 2020 y puede atrapar, no unas decenas de toneladas de CO2 al año, sino hasta 4.000 toneladas por año. Queda aún lejos de los 30.000 millones de toneladas que el ser humano lanza cada año al aire, pero la evolución de la mejora no deja de ser prometedor.

Instalaciones modulares más flexibles y eficaces

Orca se basa en tecnología modular avanzada, de modo que la instalación está formada por unidades colectoras apilables, cada una de las cuales tiene el tamaño de un contenedor. De este modo, se pueden montar tantas unidades como se desee, con mucha facilidad, en cualquier parte del mundo. La planta de Hellisheidi, de hecho, se ha completado en quince meses.

“En comparación con la tecnología anterior, el uso de acero en las unidades colectoras se ha reducido aproximadamente a la mitad por unidad de salida”, afirma la empresa, en un intento por minimizar todo lo posible su huella ecológica.

La tecnología se puede replicar fácilmente en diferentes lugares del mundo y en escalas cada vez mayores, de manera flexible dondequiera que se disponga de amplias condiciones de almacenamiento y energía renovable”, afirma Cristoph Gebald.

“Es una generación de tecnología mejorada con el que hemos podido intensificar el proceso, con una mayor capacidad de captura de CO2 por módulo. Este proceso optimizado significa que se pude capturar y almacenar más dióxido de carbono que nunca”, añadió.

En realidad, Climeworks, ahora que tiene esta nueva instalación ya funcionando, espero aumentar aún más su capacidad de captura en un futuro inmediato. Además, su expansión parece imparable, puesto que ya está firmando contratos a largo plazo con multinacionales y empresas como Microsoft, Swiss Re o Shopify.

Los resultados de este tipo de maquinaria para ‘descarbonizar’ el aire de forma directa han empezado a ser constatados por estudios científicos, que han comprobado la eficacia (relativa, si se compara con el conjunto global del problema) de este sistema.

Estos conjuntos de potentes ventiladores cumplen en realidad la misma función que los bosques y océanos, que son los grandes ‘secuestradores’ de carbono de la Tierra. Sin embargo, los científicos han alertado de que estos mecanismos naturales de purificación están cada vez más saturados por las grandes cantidades de CO2 que deben tratar, lo cual merma su eficacia en este trabajo.

Por ello, empresas como Climeworks tratan de complementar la labor propia de la naturaleza, si bien admiten que no pueden sustituir de ningún modo el trabajo que desarrollan los ecosistemas.

Página web de Climeworks: https://climeworks.com/news/climeworks-launches-orca

Te puede interesar: ¿Se puede capturar con máquinas el CO2 de la atmósfera?

Joan Lluís Ferrer

Joan Lluís Ferrer Colomar (Ibiza, 1967) es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco (UPV-EHU). Desde 1988 ha ejercido el periodismo en prensa, radio y televisión en Bilbao, Catalunya y Baleares. Especializado en información ambiental, desde 2019 coordina la sección Crisis Climática en los periódicos de Prensa Ibérica. Desde 2020 dirige Verde y Azul, el canal de medio ambiente de Prensa Ibérica y Grupo Zeta.

Hacer un comentario