Verde y Azul

Más de 300 organizaciones catalanas dicen “no” la ampliación del aeropuerto del Prat

Frenar la ampliación del aeropuerto del Prat es el objetivo que ha unido a más de 300 organizaciones de toda Cataluña del ámbito social, económico, vecinal, ecologista, del campesinado y académico. El primer paso ha sido celebrar un acto unitario en el Museo de Ciencias Naturales de Barcelona para reclamar al Gobierno de la Generalitat y a los ayuntamientos implicados que se opongan a cualquier ampliación de infraestructuras y planes de crecimiento de la aviación en Cataluña.

Las organizaciones consideran “injustificable e inviable” plantear inversiones en este sector en el actual contexto de crisis climática, de biodiversidad, energética, social, presupuestaria y de la aviación.

Según las organizaciones, la ampliación de las infraestructuras aeroportuarias y el crecimiento de la aviación es “incompatible con los compromisos climáticos; y pone en riesgo la soberanía hídrica, alimentaria y la protección de la biodiversidad”.

Representantes de las organizaciones contrarias a la ampliación del Prat. Foto Ecologistas en Accion

Aseguran que se trata de una “operación especulativa contra el interés general, en favor de constructoras y bancos, y del accionariado privado de AENA, donde participan algunos de los mayores fondos de inversión mundial”.

Una inversión de 1.700 millones de euros

Denuncian la “opacidad, maniqueísmo y arbitrariedad” con la cual los gobiernos se están pronunciando sobre una inversión de 1.700 millones de euros para ampliar el aeropuerto del Prat.

“Hipotecará nuestro futuro, sin ningún proyecto presentado públicamente y con total ausencia de justificación técnica, social, ambiental, económica y financiera”, han resaltado los denunciantes.

Un avión sobrevuela el estanque de La Ricarda. Foto: beteve.cat

Consideran “lamentable” que la respuesta ofrecida por la Generalitat y los Ayuntamientos implicados ante la presunta “presión y chantaje mediático de AENA y del lobby del empresariado catalán” para que se tome una decisión este mes haya sido plantear nuevas inversiones para impulsar el crecimiento de la aviación con la conexión del Prat con los aeropuertos de Girona y Reus a través del alta velocidad.

Los convocantes han recordado que el 60% del territorio del delta del Llobregat ya se ha perdido y la ampliación prevista supondría “un nuevo atentado contra sus valores naturales y agrarios, y el sistema de acuíferos que garantiza el consumo de agua potable del área metropolitana y el buen estado de los espacios naturales y agrícolas”.

Un ecosistema clave para la la biodiversidad

Defienden que el delta es un ecosistema “clave para la soberanía alimentaria y la conservación de la biodiversidad”, y que tiene abierto un procedimiento de infracción en Europa por el “incumplimiento de las directivas de agua, hábitats y aves por las anteriores ampliaciones del aeropuerto y del puerto”.

Denuncian asimismo “la falacia de las compensaciones, como si la crisis climática y la destrucción del Delta fuera una cuestión de intercambio de hectáreas que además plantean afectando el parque agrario, y cuando hace más de 20 años que se incumplen los acuerdos que se realizaron con la ampliación de la T1 del aeropuerto del Prat”.

Caballos en el delta del Llobregat. Foto: turismebaixllobregat.com

Los colectivos que se oponen al proyecto consideran que ampliar las infraestructuras aeroportuarias también compromete los objetivos climáticos de la Generalitat que en su Ley del cambio climático de 2017 establece que para el año 2030 las emisiones de Cataluña tendrían que reducirse un 40% respecto el año 1990.

Destacan que un reciente informe de la Agencia de Desarrollo Urbano “Barcelona Regional” ha calculado que la ampliación del aeropuerto del Prat incrementará, como mínimo, un 33% las emisiones de CO₂.

“Cualquier plan de reducción de emisiones pasa por la reducción drástica de la aviación, un sector que ha crecido por las inversiones públicas, subvenciones y privilegios fiscales en detrimento del transporte público y el sistema ferroviario; y que no tiene una alternativa real y sostenible al queroseno”, denuncian las organizaciones.

Cambio de modelo para afrontar la crisis

Plantean la conveniencia de que las inversiones se prioricen “en función del interés general” hacia un “cambio de modelo” para hacer frente a la crisis socioeconómica y ecológica, con una apuesta decidida “por el transporte público cotidiano y la integración del sistema ferroviario”.

Bajo el título “Ampliaciones de aeropuertos? No gracias!. La economía al servicio del clima, la salud y la vida”, el acto contó con la presencia de una mesa de expertos que expusieron argumentos científicos y técnicos sobre los impactos de la ampliación de infraestructuras del sistema aeroportuario catalán que se está planteando y la “carencia de justificación” en el contexto de crisis global y ante los enormes retos pendientes.

Tres visitantes observan un área del delta, mietnras un avión se dispone a aterrizar. Foto: turismebaixllobregat.com

Residentes, visitantes, autoridades europeas y científicos han manifestado su preocupación por el futuro del delta del Llobregat, un espacio único con muy notables valores naturales y de biodiversidad.

Una investigación protagonizada por el Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) ha respaldado la preocupación general por los daños que ya está provocando en ese paraje el cambio climático, y por los que podría provocar la ampliación del aeropuerto de Barcelona.

El delta del Llobregat es un paraíso de la biodiversidad, en el que conviven más de 350 especies de aves, 30 de mamíferos, 20 de anfibios y reptiles, 17 de peces, 38 de mariposas diurnas, más de 220 de mariposas nocturnas, unas 230 de heterópteros, 20 de odonatos y 22 de ortópteros.

Informe sobre el delta del Llobregat: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S146290112100143X?via%3Dihub

Te puede interesar: Delta del Llobregat, un paraíso de la biodiversidad en peligro

Ramón Díaz

Ramón Díaz Alonso (Llanes, Asturias; 1962). Trabaja desde 1990 en La Nueva España, primero como corresponsal en la comarca oriental de Asturias, después como responsable de la edición del oriente de Asturias y desde 2017 en la sección de Asturias, especializado en información política, de infraestructuras y ambiental. Colabora desde enero de 2021 con Verde y Azul, el canal de medio ambiente de Prensa Ibérica y Grupo Zeta. Es coautor de varias publicaciones de la Asociación Asturiana de Periodistas y Escritores de Turismo (ASPET).

1 comentario

  • Si el aeropuerto no se amplía ahora , pasará como ocurrió en el puerto de Rotterdam que denegaron su ampliación y a los 5 años se encontraron de bruces con su error y acometieron la obra. Aquí pasará lo mismo. Tiempo al tiempo.