Verde y Azul

El Gobierno elegirá a 100 españoles para proponer soluciones al cambio climático

El Gobierno quiere escuchar la opinión de sus ciudadanos para saber cómo debe ser la España de 2050, la que esté adaptada para combatir el cambio climático.  Así, a través de la figura de la Asamblea Ciudadana para el Clima, el Gobierno seleccionará, de manera aleatoria, a un grupo de 100 españoles que tendrá la oportunidad de dar su opinión sobre qué políticas climáticas debería poner en marcha España para llegar a la neutralidad de emisiones en 2050.

La Asamblea Ciudadana para el Clima tendrá que debatir y proponer un conjunto de recomendaciones, que no serán en ningún caso vinculantes, sobre las políticas climáticas con las que creen que España debe alcanzar la neutralidad climática en 2050.

Pero la puesta en marcha de esta iniciativa no ha sido bien acogida por las ONG. Y es que, dado que las opiniones de estos ciudadanos no serán vinculantes ni de obligatorio cumplimiento, la ONG Extinction Rebellion denuncia que la Asamblea Ciudadana por el Clima «no es tal», ya que «ningunea» a los ciudadanos, no define objetivos concretos ni supone un «marco real» de toma de decisiones climáticas.

Esta iniciativa, que  está incluida en la Ley de Cambio Climático y Transición Ecológica, sigue la estela de otros países como Francia o Reino Unido, que ya cuentan con estas asambleas de ciudadanos voluntarios.

Sin embargo, en España se escogerá a  los participantes bajo un criterio de selección diferente, que busca una adecuada representatividad de la sociedad española. Sus recomendaciones serán entregadas al Gobierno y posteriormente al Parlamento, para que traten de darles forma legal.

Actualmente, la iniciativa se encuentra en fase de consultas, que culminará en las próximas semanas. Esta fase ayudará a poner en marcha la Asamblea, su composición, temas, estructura y demás detalles con el objetivo de «lograr el mayor nivel de participación de los ciudadanos» y «ante la sensibilidad creciente y gran paso en la concienciación social en materia de cambio climático», como afirmó la directora de la Oficina Española de Cambio Climático, Valvanera Ulargui.

Aunque se trata de una vieja reclamación de las ONG ambientales y sociales, no todas se lo han tomado por igual. Extinction Rebellion ha llegado a advertir el comportamiento «altamente peligroso» y «hasta suicida» para el sistema democrático que tiene la propuesta planteada por el Gobierno.

“Después de año y medio de retraso, la ministra Ribera anuncia una asamblea virtual que no cumple en absoluto con los mínimos que garantizan su eficiencia», asegura la ONG que considera que la propuesta española es «mucho menos valiente» que la puesta en práctica en Francia.

Este centenar de asamblearios tendrá el mandato de analizar la pregunta: «Una España más segura ante el cambio climático, ¿Cómo lo hacemos?», aunque el Ministerio no descarta que también se puedan definir temas más acotados y específicos sobre las soluciones de mitigación y adaptación al cambio climático de aquí a 2050. Las cien personas elegidas de forma aleatoria representarán «la diversidad de la sociedad española», en cuanto a sexo y género, edad, origen rural o urbano, nivel educativo, incluso posición respecto al cambio climático etcétera.

Una vez acabe la fase de consulta, probablemente el miércoles 16 de junio, el Gobierno contratará a la consultora que será la encargada de contratar a los cien elegidos con la vista puesta en que la Asamblea se ponga en marcha en el mes de otoño y sus recomendaciones estén listas durante el primer trimestre de 2022.

Mientras, la directora de la Oficina de Cambio Climático considera que esta Asamblea será “una enorme oportunidad para lanzar entre todos un proceso participativo” en torno a la emergencia climática, los detractores de la idea lamentan que toda la iniciativa se acerque más a «una campaña de sensibilización que a una asamblea ciudadana real».

Verónica Pavés

Hacer un comentario