Verde y Azul

El clima, desbocado: llueve por primera vez en la cumbre de Groenlandia

Lo nunca visto: el día 14 de este mes llovió durante horas en el punto más alto de la capa de hielo de Groenlandia, a 3.216 metros de altitud. Y la temperatura del aire se mantuvo por encima del punto de congelación durante nueve horas. Es la primera vez desde que existen registros que llueve en ese punto, uno de los más fríos de la Tierra, con temperaturas bajo cero prácticamente todo el año. El evento asombró a los científicos: el clima parece definitivamente desbocado.

Fue la tercera vez en menos de una década en que la estación Summit de la National Science Foundation (NSF) registró temperaturas por encima del punto de congelación, deshielo y nieve húmeda durante tres días. Pero nunca antes había llovido.

No existe ningún informe previo de lluvia en esta ubicación. Los eventos de derretimiento anteriores conocidos solo ocurrieron en tres años: 1995, 2012 y 2019.

Antes de esos eventos no hubo derretimiento de los núcleos de hielo desde la década de 1880. Los investigadores creen que este hecho es un claro indicativo del cambio climático. Con un agravante: el calentamiento global está afectando mucho más al Ártico, donde la temperatura ha aumentado 2ºC desde 1880, el doble de la media mundial.

La estación Summit, en la cumbre de Groenlandia.

Los datos recogidos en la estación Summit revelan que el 14 y 15 de este mes se produjo un derretimiento generalizado de la superficie helada y un evento de lluvias extensas a lo largo de la costa sureste que se extiende hasta la región de la Cumbre de Groenlandia. Llovió prácticamente todo el sábado 14.

Deshielo en un área de 872.000 kilómetros cuadrados

El derretimiento volvió a niveles moderados el 16 de agosto. La extensión del deshielo alcanzó un área de 872.000 kilómetros cuadrados el día 14, bajando hasta 754.000 kilómetros cuadrados el día 15, y a 512.000 kilómetros cuadrados el 16. Solo en 2012 se había registrado más de un evento de derretimiento de 800.000 kilómetros cuadrados de extensión.

Las temperaturas superaron el día 14 el punto de congelación en Summit a partir de las 7.00 horas UTC. Al mismo tiempo empezó a llover. Durante las siguientes horas, siguió lloviendo y se observó algo nunca antes visto: gotas de agua en las superficies cercanas al campamento, e incluso en las ventanas de la estación, según informaron los investigadores.

Aproximadamente a las 14.00 horas UTC, la superficie de la nieve comenzó a formar delgadas capas de cristales de hielo cuando la lluvia se congeló en la nieve. Los vientos eran de 9,8 metros por del suroeste, con una mezcla de lluvia helada y no helada.

Las temperaturas alcanzaron un máximo de 0,48ºC a las 10.40 horas UTC y solo volvieron a caer por debajo del punto de congelación casi seis horas más tarde. Siguieron cayendo durante la noche. Las temperaturas en Summit no volvieron a alcanzar el punto de fusión del agua ni el 15 ni el 16 de este mes.

El puerto de Tasiilaq, en el este de Groenlandia. Foto: unsplash

Se había registrado un patrón de circulación de aire muy similar a finales del pasado mes de julio. Una ola de calor que provocó también con extensos eventos de derretimiento, pero de menor entidad que los de este mes. Y sin lluvia.

Aire cálido y húmedo durante varios días

El deshielo del 14 de agosto comenzó cuando un centro de baja presión moderadamente fuerte (987 milibares) se movió hacia el noreste a través de la bahía de Hudson hacia isla de Baffin.

Al mismo tiempo, la alta presión del aire en el extremo sur de Groenlandia, en el estrecho de Dinamarca, creó un fuerte gradiente de presión en el sur del mar de Labrador y la bahía de Baffin, lo que provocó fuerte evento de viento del suroeste al noreste y al suroeste de Groenlandia. Ese aire cálido y húmedo cubrió la isla durante los días siguientes. Esas singulares condiciones provocaron un alto derretimiento y elevados volúmenes de escorrentía hacia el océano.

Así, el pasado día 15, la masa superficial de hielo perdida fue siete veces superior al promedio de mediados de este mes.

Renee Crane en la estación Summit. Foto: Renee Crane / Twitter

Los expertos explican que en esta época del año existen grandes áreas de hielo desnudo en gran parte de las áreas costeras del suroeste y norte de Groenlandia, sin capacidad para absorber el deshielo o la lluvia. Por lo tanto, el agua acumulada en la superficie fluye cuesta abajo y finalmente acaba en el océano.

Las temperaturas superiores a cero y las lluvias se extendieron al sur y al oeste de Groenlandia durante tres días. La precipitación total en la capa de hielo groenlandesa fue de 7.000 millones de toneladas.

Los investigadores están convencidos de que la lluvia registrada esos días no es un evento aislado. Creen que se repetirá cada vez con más frecuencia. Apuntan que es una de las muchas “señales de alarma” del cambio climático. Y resaltan la necesidad de reducir urgentemente las emisiones de gases de efecto invernadero.

Web de referencia: https://nsidc.org/greenland-today/2021/08/rain-at-the-summit-of-greenland/

Te puede interesar: Una ola de calor causa un evento de derretimiento masivo en Groenlandia

Ramón Díaz

Ramón Díaz Alonso (Llanes, Asturias; 1962). Trabaja desde 1990 en La Nueva España, primero como corresponsal en la comarca oriental de Asturias, después como responsable de la edición del oriente de Asturias y desde 2017 en la sección de Asturias, especializado en información política, de infraestructuras y ambiental. Colabora desde enero de 2021 con Verde y Azul, el canal de medio ambiente de Prensa Ibérica y Grupo Zeta. Es coautor de varias publicaciones de la Asociación Asturiana de Periodistas y Escritores de Turismo (ASPET).

Hacer un comentario