Verde y Azul

El 81% de españoles apoyaría medidas más estrictas contra el cambio climático

Los españoles están especialmente concienciados sobre el cambio climático, hasta el punto de que apoyan de una forma muy mayoritaria la adopción de medidas más estrictas por parte del Gobierno, incluyendo la creación de un impuesto que grave los productos y servicios que más contribuyen al calentamiento global. Casi 9 de cada 10 quiere suprimir vuelos cortos en avión para sustituirlos por tren siempre que sea posible, según un sondeo del Banco Europeo de Inversiones (BEI), la entidad financiera de la UE.

Una amplia mayoría de los españoles (83%) cree estar más preocupada por la emergencia climática que su propio Gobierno (ocho puntos más que la media europea del 75%). Afirman que las medidas vigentes son demasiado flexibles, por lo que los particulares y las empresas no se ven obligados a cambiar sus comportamientos y prácticas. Por ello, el 58% de los ciudadanos españoles cree que España no conseguirá reducir drásticamente sus emisiones de carbono para 2050, como se comprometió en los Acuerdos de París.

En consecuencia, el 81% está a favor de medidas gubernamentales más estrictas para imponer cambios en el comportamiento de los ciudadanos, similares a las medidas adoptadas durante la crisis de la Covid-19. Esta cifra es dos puntos superior a la del año pasado y se sitúa 11 puntos por encima de la media europea (70%).

La primera edición de la encuesta sobre el clima 2021-2022 del Banco Europeo de Inversiones (BEI) explora la percepción de los ciudadanos sobre el cambio climático y las medidas que esperan que su país adopte para combatirlo.

Mínimo apoyo a la energía nuclear

Una gran mayoría de los españoles piensa que su país debería recurrir en mayor medida a las energías renovables (76%) para hacer frente a la crisis climática, una cifra que supera en 13 puntos la media europea (63%).

Los españoles con opiniones políticas de izquierdas son mucho más partidarios de las energías renovables que los que tienen opiniones políticas de derechas (el 85% frente al 65%), con una diferencia de 20 puntos.

Los españoles sitúan la energía nuclear (9%, tres puntos por debajo de la media europea del 12%) y el gas natural (4%, dos puntos por debajo de la media europea) muy por debajo de las energías renovables como energías que se han de desarrollar para hacer frente al cambio climático.

El 10 % de los españoles (el 7% de los hombres y el 13% de las mujeres) priorizaría el ahorro energético sobre el desarrollo de otras fuentes de energía para hacer frente a la crisis climática.

Sí a un impuesto climático y a recortar el avión

Los españoles verían con buenos ojos varias propuestas para acelerar la lucha contra el cambio climático. El 95% está a favor de reforzar la educación y sensibilizar a los niños sobre el consumo sostenible.

El 94% es partidario de imponer una garantía de un mínimo de 5 años a cualquier producto eléctrico o electrónico y el 89% afirma desear sustituir los vuelos de corta distancia por trenes rápidos y poco contaminantes en colaboración con los países vecinos.

Tres cuartas partes de los españoles (el 75%) estarían a favor de un impuesto sobre los productos y servicios que más contribuyen al calentamiento global. Incluso el 73% de los encuestados con un nivel de ingresos considerado como renta baja estaría a favor de este impuesto.

«El 89% de los encuestados españoles dice que quiere sustituir los vuelos de corta distancia por trenes rápidos. Esta es una de las principales prioridades del BEI en toda Europa. En España, aportamos 890 millones de euros a Adif Alta Velocidad para financiar la línea de alta velocidad que conecta Madrid con Extremadura, utilizada por más de 2,6 millones de pasajeros al año. Debemos trabajar juntos, movilizar recursos del sector privado e invertir en nuevas tecnologías disruptivas para alcanzar los objetivos climáticos que nos hemos fijado», declaró el vicepresidente del BEI Ricardo Mourinho Félix.

Principales resultados de la encuesta para España:

-El 82% de los españoles afirma que el cambio climático es el mayor reto al que se enfrenta la sociedad en el siglo

-El 81% considera que el cambio climático tiene un impacto en su vida cotidiana (+5 puntos respecto al año pasado).

-El 83% cree que está más preocupado por la emergencia climática que su Gobierno.

-El 81% de los encuestados españoles está a favor de medidas gubernamentales más estrictas que obliguen a cambiar el comportamiento de los ciudadanos.

-El 58% cree que su país no logrará reducir drásticamente sus emisiones de carbono para 2050.

-El 89% dice que desearía sustituir los vuelos de corta distancia por trenes rápidos y poco contaminantes en colaboración con los países vecinos.

-El 75% estaría a favor de un impuesto sobre los productos y servicios que más contribuyen al calentamiento global.

Tablas completas de resultados de la encuesta: https://djeholdingsdrive-my.sharepoint.com/:x:/r/personal/karla_diaz_edelman_com/_layouts/15/Doc.aspx?sourcedoc=%7BA5813B60-1E50-4FDF-9403-A9BAE184F41B%7D&file=EIB%20Climate%20Survey%202021-%20Results%20All%20countries%20-%2027.09.2021%20(EU%2027)%20-%20PR1.xlsx&action=default&mobileredirect=true

Te puede interesar: Los jóvenes españoles, cada vez más concienciados ecológicamente

Joan Lluís Ferrer

Joan Lluís Ferrer Colomar (Ibiza, 1967) es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco (UPV-EHU). Desde 1988 ha ejercido el periodismo en prensa, radio y televisión en Bilbao, Catalunya y Baleares. Especializado en información ambiental, desde 2019 coordina la sección Crisis Climática en los periódicos de Prensa Ibérica. Desde 2020 dirige Verde y Azul, el canal de medio ambiente de Prensa Ibérica y Grupo Zeta.

2 comentarios

  • Creís que tenéis la verdad absoluta, no decís nada de los 4 volcanes que hay actualmente escupiendo lava. No creo que sean tan ciegos, ya veremos como se calientan este invierno. Que queréis volver a la Edad de Piedra?

  • Muy interesante artículo. Ojalá sepamos poner freno a esta destrucción sin cese del planeta y de nosotros mismos.
    Hay que actuar ya, aunque en algunos puntos ya es tarde. Muy triste, somos autodestructivos, ignorantes y un grave problema para el planeta.