Verde y Azul

El 67% de la población mundial cree que el mayor problema es el cambio climático

¿Cómo ves el mundo en 2030? ¿Cuáles son las principales preocupaciones de futuro y cuáles son las soluciones que permitirían afrontarlas? Para conocer la opinión de la ciudadanía, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) lanzó hace unos meses una encuesta que obtuvo las respuestas de más de 15.000 personas en todo el mundo.

Los resultados de la consulta ya están disponibles y han empezado a redirigir las reflexiones de la agencia de la ONU para garantizar que sus programas respondan durante la próxima década a las necesidades reales de los ciudadanos de todo el mundo.

El 67 por ciento de los ciudadanos que participaron en la consulta considera que el desafío más importante al que se enfrenta la humanidad es el cambio climático y la consecuente pérdida de biodiversidad, incluso por encima de asuntos como la discriminación, la violencia o a salud.

El calentamiento global es una preocupación universal para quienes no viven bajo un conflicto o una guerra, y lo es tanto para hombres como para mujeres, y tanto para jóvenes como adultos, sin importar tampoco la región en la que residan, según reflejan las respuestas.

Como aspecto positivo destaca que la conciencia internacional sobre las amenazas que plantea el cambio climático es “más alta que nunca”. Y también que frente a las crisis se ciernen a escala mundial, regional y local, la cooperación internacional será “vital para detener las tendencias actuales”, apunta la UNESCO.

Manifestación por el clima. Foto: Pixabay

“La gente está más preocupada por el aumento de los desastres naturales y el clima extremo, la pérdida de biodiversidad, el riesgo de conflicto o violencia, los impactos en los océanos y, lo que es más grave, cada vez tiene menos esperanzas de que se pueda resolver el problema”, indica este organismo internacional.

“En un momento de disrupción masiva relacionada con la pandemia de covid-19, nuestro objetivo era escuchar los desafíos que enfrentan las personas en todo el mundo, y nos lo han dicho alto y claro. Nuestros programas para abordar el cambio climático, reducir la violencia y promover la igualdad, especialmente a través de la educación, son de suma importancia”, ha señalado Audrey Azoulay, directora general de la UNESCO.

“Sin embargo, se necesitan mayores esfuerzos para abordar las preocupaciones específicas de las personas y el multilateralismo es la forma de hacerlo. Restaurar la confianza en el multilateralismo requiere implementar proyectos concretos e impactantes, y este es el núcleo del papel de nuestra organización”, añade Azoulay.

¿Como abordar los desafíos? Los participantes en este estudio mundial sin precedentes apuestan por invertir en soluciones ecológicas, educación, cooperación internacional y promoción de la confianza en la ciencia.

“Estos resultados indican que el trabajo de la UNESCO en el cambio climático y la biodiversidad, así como la reducción del riesgo de desastres, la educación para el desarrollo sostenible, la salud de los océanos y la ciencia abierta son herramientas valiosas en la lucha contra el cambio climático y la pérdida de biodiversidad”, concluye el informe resultante de la encuesta.

La violencia y las guerras, segundo problema

Tras la inquietud por el devenir del clima y la biodiversidad, figuraron preocupaciones como la violencia y los conflictos armados (seleccionada por un 44 por ciento de los participantes); la discriminación y la desigualdad (elegida por un 43 por ciento); o la escasez de alimentos, agua y vivienda, que preocupa al 42 por ciento.

La educación en sus diversas formas se destaca como una solución crucial, con llamamientos a la enseñanza de la paz, la no violencia, la tolerancia cultural, los derechos humanos, la ciencia y la tecnología. Y, aunque los participantes ensalzaron de manera abrumadora (95 por ciento) la importancia de la cooperación mundial, solo el 25 por ciento cree que resolverá los problemas del planeta.

Los encuestados –de todas las edades– reclamaron, además de cooperación global, marcos legales contra la violencia y el discurso de odio; apoyo a las soluciones tecnológicas y las asociaciones que trabajan contra la pobreza, y promoción de la igualdad de género y respeto por todas las culturas.

La relación entre los seres humanos y la naturaleza, junto con la cooperación científica y el intercambio de investigaciones, aparecen en las respuestas como áreas importantes de la sociedad que deben repensarse a la vista de la incidencia del covid-19.

De hecho, numerosos problemas acrecentados durante la pandemia también se reflejan en las preocupaciones de los consultados sobre la salud y la enfermedad, la desinformación y la libertad de expresión, la falta de trabajo y oportunidades decentes , y la participación política y los principios democráticos.

Las consecuencias del cambio climático preocupan cada vez más. Foto: Pixabay

La fiabilidad de la información y la propagación deliberada de falsedades, el liderazgo deficiente, la corrupción y la falta de responsabilidad política, los ataques a los medios de comunicación, los sistemas educativos inadecuados, la desigualdad en el mercado laboral y el declive global de la democracia son otras preocupaciones destacadas en todo el mundo.

Además de las señaladas anteriormente, las soluciones propuestas incluyen el apoyo al periodismo de calidad y la verificación de hechos, y marcos legales y fuertes sanciones para la propagación de la desinformación.

La encuesta se realizó entre mayo y septiembre de 2020, mediante un cuestionario abierto en internet, en más de 25 idiomas, y refleja el desasosiego de muchos jóvenes: el 57 por ciento de los encuestados tenía menos de 35 años, y el 35 por ciento menos de 25.

Esta investigación pública mundial, titulada ‘El mundo en 2030’, fue lanzada como parte de la denominada ‘Transformación Estratégica de la UNESCO’ para hacer frente a los problemas actuales, al considerar que el próximo decenio será crucial para restablecer la confianza en la cooperación internacional y poner en marcha los mecanismos necesarios para responder con eficacia a los principales desafíos del mundo contemporáneo.

Otros desafíos importantes señalados por los encuestados:

–Violencia y conflicto: los participantes en la consulta están preocupados por la radicalización y el terrorismo, el riesgo de conflictos globales y armas nucleares y la violencia contra las minorías y los grupos vulnerables. La violencia contra las mujeres y las niñas ocupó el cuarto lugar a nivel mundial, pero fue la principal preocupación de los encuestados en América Latina.

–Discriminación y desigualdad: las principales preocupaciones incluyen la violencia contra las mujeres y las minorías, el aumento del discurso de odio y el acoso en línea, y la discriminación contra las mujeres y las personas LGBT. Casi cuatro de cada diez (38 por ciento) creen que las tensiones interculturales o religiosas están empeorando.

–Falta de alimentos, agua y vivienda: la principal preocupación en este apartado, con mucho, es la falta de agua potable, pero los encuestados también están preocupados por el impacto de los desastres naturales y la falta de alimentos saludables o de buena calidad.

El informe sobre los resultados de la encuesta de la UNESCO (en inglés): https://unesdoc.unesco.org/ark:/48223/pf0000375950.locale=en

Te puede interesar: Los anillos de los árboles revelan que tenemos las peores sequías en 2.100 años

 

Ramón Díaz

Ramón Díaz Alonso (Llanes, Asturias; 1962). Trabaja desde 1990 en La Nueva España, primero como corresponsal en la comarca oriental de Asturias, después como responsable de la edición del oriente de Asturias y desde 2017 en la sección de Asturias, especializado en información política, de infraestructuras y ambiental. Colabora desde enero de 2021 con Verde y Azul, el canal de medio ambiente de Prensa Ibérica y Grupo Zeta. Es coautor de varias publicaciones de la Asociación Asturiana de Periodistas y Escritores de Turismo (ASPET).