Verde y Azul

¿Cuáles son las 100 especies invasoras más dañinas del mundo y de España?

Dos catálogos oficiales incluyen las especies invasoras y exóticas más dañinas, tanto en el conjunto del planeta como de España. La mundial ha sido elaborada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y la española depende del Ministerio de Transición Ecológica. Son listados con vegetales y animales con una altísima capacidad para alterar los ecosistemas y acabar con las especies autóctonas.

Antes de que los procesos globalizadores facilitasen los movimientos y las migraciones humanas, los accidentes geográficos, así como los mares y océanos, bastaban para delimitar y aislar los diferentes ecosistemas que conforman el planeta. De esta forma, la biota de una región concreta mantenía el equilibrio natural.

Pero con el aumento de los desplazamientos de la población humana, se incrementó también la introducción de especies exóticas en entornos ajenos a su hábitat natural. En muchos casos, estas especies recién llegadas lograron prosperar, desplazando a las autóctonas y haciéndose predominantes.

Según la Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza (UICN), las introducciones “accidentales”, tras las que no hay un interés comercial o de otro tipo, son las que producen las “invasiones más exitosas”.

Por su capacidad de adaptación, resistencia y depredación, hay especies invasoras que pueden llegar a ser grandes responsables de la extinción de las autóctonas y, por ende, de la degradación de un medio natural concreto.

En función de la severidad del impacto en la diversidad biológica y la actividad humana, la UICN cuenta con un listado con las 100 especies invasoras más dañinas del mundo, aunque advierte lo siguiente:

“Hay otras muchas especies exóticas invasoras a añadir a las que están en esta lista de ejemplos. Su ausencia en el listado no implica que una especie represente una menor amenaza. Esperamos que, alcanzando una concienciación global, el riesgo de ulteriores invasiones dañinas se reducirá en el futuro”.

‘100 de las especies exóticas invasoras más dañinas del mundo’ es una lista elaborada en 2014 por el Grupo Especialista de Especies Invasoras (GEEI) de la Comisión de Supervivencia de Especies (CSE) de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), con el fin de concienciar sobre la complejidad, importancia y consecuencia de las especies exóticas invasoras.

Los criterios seguidos para elaborar la lista han consistido en la gravedad de su impacto sobre la biodiversidad o las actividades humanas, o bien ser ejemplos ilustrativos de importantes temas relacionados con las invasiones biológicas.

Para que los ejemplos fuesen lo más variados posible, solo se incluyó una especie por género; por ello, el que una especie no esté incluida en esta lista no indica que su daño al medio ambiente sea menor.

Al margen de ello, España con su propio Catálogo de Especies Exóticas Invasoras, en el que se incluyen en torno a 200 especies, incluyendo mamíferos, aves, reptiles, anfibios, peces, crustáceos, artrópodos no crustáceos, invertebrados no artrópodos, flora, algas y hongos.

A su vez, cerca de una treintena de especies del catálogo español están incluidas en la lista de las 100 especies invasoras más dañinas del mundo. Entre ellas se incluyen:

1.Cerdo vietnamita

Hace apenas dos años, el Gobierno decidió declarar al cerdo vietnamita como especie invasora. Es una subespecie del cerdo doméstico que se puso de moda como mascota y que acabó expandiéndose de forma descontrolada al abandonarse o escaparse. Al cruzarse esta especie con el jabalí dieron lugar a una nueva variante híbrida, el cerdolí. Puede llegar a pesar más de 130 kilos.

Este cerdo doméstico se extendió por Norteamérica y Europa en su momento, pero acabó perdiendo popularidad y desencadenando un aumento de los abandonos. Su presencia en el medio natural implica daños en las explotaciones agrícolas y ganaderas, puede producir accidentes de tráfico y también es un agente transmisor de enfermedades.

Cerdo vietnamita

2.Galápago de Florida

Originaria del sureste de Estados Unidos y parte de México, esta pequeña tortuga se extiende actualmente por diferentes partes del mundo debido a su comercialización como mascota. Cuando los dueños deciden que no pueden o no quieren seguir cuidándolo, optan por liberarlo en el medio natural, provocando así graves problemas.

Su introducción en ciertas zonas ha supuesto el desplazamiento de la fauna local al tratarse de una especie muy voraz y con gran capacidad de reproducción. Por otro lado, es un vector potencial de salmonella.

Por ese motivo, la Unión Europea prohibió su importación en 1997, aunque eso no ha paralizado los abandonos de los ejemplares.

3.Mosquito tigre

El mosquito tigre, proveniente del sureste de Asia, recibe este nombre por las rayas blancas y negras que cruzan a lo largo de su tórax y abdomen. Estos insectos son transmisores de enfermedades parasitarias y pueden provocar entre 30 y 48 picaduras a la hora sin distinguir entre humanos, ganado o especies silvestres, pero también tienen importantes consecuencias ecológicas, puesto que se presentan como un competidor frente a las especies nativas de mosquitos.

Este mosquito se introduce en España a través del transporte de mercancías, los neumáticos usados o contenedores con agua, entre otras vías. Los primeros ejemplares se detectaron en Cataluña en 2004. Desde 1979 se ha expandido por África, América, Europa y el Pacífico.

Mosquito tigre, transmisor de enfermedades.

4.Chumbera

Originaria de América tropical, esta planta siempre ha estado presente en muchos lugares de España, pero en los últimos años su expansión parece haberse descontrolado en numerosos lugares. Se emplea para el consumo humano por sus frutos, también como planta forrajera y como planta decorativa. Antaño también se empleaba para señalar las lindes de los terrenos y los cultivos. Esta planta “compite” con especies autóctonas como los lentiscos, los palmitos, la retama, el enebro y las sabinas.

Su distribución nativa abarca desde México hasta Colombia y se introdujo en España intencionadamente para darle un uso decorativo y también para cultivarla.

5.Wakame

Esta alga comestible es muy conocida en Japón, China y Corea por ser empleada en la elaboración de numerosas recetas como, por ejemplo, la sopa de miso.

Su gran capacidad adaptativa permite que crezca en múltiples espacios naturales , también sobre cuerdas, boyas, cascos de barcos e incluso sobre botellas de plástico, conchas y moluscos. Una vez asentada, puede crear auténticos bosques que arrinconan a las especies autóctonas en busca de luz y espacio para crecer.

Debido a su comportamiento incrustante en superficies artificiales puede suponer un problema para los barcos y otros equipamiento portuarios, así como en zonas dedicadas a la acuicultura.

6.Hormiga argentina

El área de distribución natural de este insecto es Sudamérica y se localiza principalmente en Argentina, Paraguay y Uruguay. No obstante, actualmente está presente en todos los continentes, con especial prevalencia en las áreas con clima mediterráneo y en los territorios insulares.

Tiene un carácter agresivo que la convierte en una gran amenaza para las especies nativas de hormigas, destruyendo las colonias y eliminando los ejemplares autóctonos.

Por otro lado, interrumpe otros procesos naturales esenciales como la distribución de semillas. Hay evidencias de que está presente en España desde principios del siglo XX y que entró, probablemente, a través de los puertos debido al transporte de mercancía.

7.Rata negra

Las ratas negras se propagaron por el sureste de Asia y de ahí fueron exportadas, a través del tráfico marítimo, al continente europeo y otra serie de islas. En España está distribuida por toda la península y en las Islas Canarias.

Una vez se introducen en un entorno, es muy difícil erradicarlas, ya que pueden criar tanto en nidos construidos en árboles y palmeras como en madrigueras excavadas.

Tienen un ritmo reproductivo elevado, con hasta 12 crías por parto y hasta cinco alumbramientos al año. Es la causante de la extinción de numerosas especies de aves, mamíferos pequeños, reptiles, invertebrados y plantas, un problema especialmente acuciante en las isla. Además, fue la gran propagadora de epidemias de peste negra en Europa durante la Edad Media.

Listado de las 100 especies invasoras más peligrosas del mundo: http://www.iucngisd.org/gisd/pdf/100Spanish.pdf

Catálogo español de especies exóticas invasoras:

https://www.miteco.gob.es/es/biodiversidad/temas/conservacion-de-especies/especies-exoticas-invasoras/ce-eei-catalogo.aspx

Te puede interesar: Los ríos españoles ya tienen 306 especies invasoras

Te puede interesar: El río Guadalquivir ya tiene más peces exóticos que autóctonos

 

Ana I. Montañez