Verde y Azul

La humanidad agotó el jueves los recursos naturales disponibles para 2021

El pasado jueves, 29 de julio, fue un día tan especial como triste: tuvo lugar el Día de la Sobrecapacidad de la Tierra, o Earth Overshoot Day, en inglés. Se trata del día en que la humanidad ha consumido todos los recursos naturales disponibles en el planeta para ese año. A partir de ese momento, los recursos que consume ya son ‘a cuenta’ para el año próximo, de modo que se va acumulando año tras año una espiral de ‘deuda’ ecológica que asfixia el planeta y lo hace incapaz de rendir al ritmo que le exige la humanidad. El problema es que, cada año, el Día de la Sobrecapacidad está llegando más pronto.

Los expertos alertan de que esa sobreexplotación ha llegado a tal punto que la humanidad consume recursos naturales que equivalen ya a varios planetas cada año.

En 210 días el ser humano ha terminado con el capital natural disponible para 365 días, excediendo en un 74% la capacidad de los ecosistemas para regenerar los recursos naturales. «La tregua que ofreció la pandemia durante 2020 ha terminado. Volvemos a los límites de insostenibilidad de 2019, demandando los recursos que ofrecerían 1,7 planetas Tierra», advierte la organización WWF.

En este sentido, la ONG avisa de que el modelo postpandémico de producción y consumo que está impulsando el ser humano sigue los mismos parámetros de insostenibilidad de los últimos 70 años, un modelo que está poniendo al límite la capacidad regenerativa del planeta.

En un contexto de emergencia climática y destrucción de naturaleza sin precedentes, WWF considera urgente promover una recuperación económica sostenible, que respete los límites del planeta y reduzca la huella ecológica de la humanidad.

El Día de la Sobrecapacidad Earth Overshoot Day  marca la fecha en la que la demanda de recursos y servicios ecológicos en un año concreto excede lo que la Tierra puede regenerar en ese año.

Este día es calculado por la Red de la Huella Global, analizando la evolución mundial de dos parámetros, la biocapacidad (o capacidad de regeneración biológica) y la huella ecológica (demanda de recursos).

Deforestación de selvas tropicales. Foto: Efe

España agotó su ‘saldo’ ecológico el 25 de mayo

«En términos económicos, sería como agotar el saldo disponible y entrar en números rojos -explica WWF-. España agotó el presupuesto ecológico anual el pasado 25 de mayo. Si todo el mundo consumiera al ritmo de nuestro país, serían necesarios 2,5 planetas».

A nivel mundial, la humanidad vive como si tuviera 1,75 a su disposición. Para WWF, el precio de este déficit ecológico es «devastador para la naturaleza» ya que contribuye al incremento en la deforestación global, la pérdida de biodiversidad, el agotamiento de las pesquerías, escasez de agua, erosión del suelo, contaminación del aire y recrudecimiento del impacto del cambio climático.

Se estima que desde el 1 de enero de este año se ha producido un aumento del 6,6% en la huella ecológica global en comparación con 2020. A pesar de que la pandemia mundial de la COVID-19 provocó en 2020 una disminución notable de las emisiones de CO2, aumentaron de nuevo durante la segunda mitad de 2020, estimando un aumento del 6,6% en la huella de carbono para 2021, en comparación con el año anterior.

Asimismo, otro cambio destacable ha sido el efecto de la deforestación y degradación del Amazonas en la biocapacidad forestal mundial, que ha disminuido una media del 0,5%.

«Este Día de la Sobrecapacidad nos recuerda que el modelo actual de producción y consumo es una de las principales causas de la crisis climática y la destrucción de la naturaleza», asegura Enrique Segovia, director de conservación de WWF España.

Así, afirma que «es hora de que los líderes mundiales aborden con urgencia y valentía las medidas necesarias para revertir la situación, empezando por la ambición climática que puede ofrecer la COP26 de Glasgow y los nuevos objetivos que deben salir de la próxima cumbre de biodiversidad de Kunming».

Te puede interesar: El planeta verde, en números rojos

Joan Lluís Ferrer

Joan Lluís Ferrer Colomar (Ibiza, 1967) es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco (UPV-EHU). Desde 1988 ha ejercido el periodismo en prensa, radio y televisión en Bilbao, Catalunya y Baleares. Especializado en información ambiental, desde 2019 coordina la sección Crisis Climática en los periódicos de Prensa Ibérica. Desde 2020 dirige Verde y Azul, el canal de medio ambiente de Prensa Ibérica y Grupo Zeta.