Verde y Azul
pintura ultrablanca

Inventan una pintura ultrablanca que sustituye al aire acondicionado

Investigadores estadounidenses han creado una pintura blanca ultrarreflectante para las fachadas de los edificios que consigue reflejar el 95,5% de la luz solar y reducir la temperatura de los hogares, lo que podría convertirse, a medio plazo, en un elemento «sostenible» y «barato» para reducir el impacto económico y ambiental de la energía eléctrica. La nueva pintura ultrablanca puede reducir la temperatura interior de la casa hasta en 7,7º C y suponer un gran ahorro económico en el recibo de la luz.

Durante siglos, muchos pueblos de Europa, como es el caso de España, han escogido el color blanco en las fachadas de sus casas para unir en un resplandeciente y armonioso espectáculo la identidad de sus lugares.

Pero detrás de ello hay algo más que una simple costumbre cultural. Este hecho responde a una indudable realidad práctica: el color blanco tiene una serie de propiedades energéticas que afecta la temperatura y ha sido siempre uno de los mejores aliados para combatir el calor.

Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía casi la mitad de los hogares en España disponen de aire acondicionado. En toda la franja mediterránea, el 67% de las viviendas cuenta al menos con un aparato. Normalmente encontramos este tipo de sistemas de refrigeración en países desarrollados. Pero el crecimiento de los niveles de vida en países en vías de desarrollo como India, México o China, aumentará la demanda de esta tecnología, con los inconvenientes ambientales que ello conlleva.

Una muestra de la pintura desarrollada. Foto: Purdue University

Los aparatos de aire acondicionado utilizan gases refrigerantes que cuando se liberan a la atmósfera contribuyen al calentamiento global.

Pero hay alternativas para refrigerar las casas sin consumir energía ni contaminar. Y esto es lo que han logrado los investigadores de la Universidad de Purdue (Estados Unidos), que han desarrollado una pintura blanca altamente reflectante que consigue bajar la temperatura de las viviendas.

Al pintar la fachada de los edificios con esta pintura ultrablanca, se logra una temperatura interior por debajo de la temperatura ambiente exterior incluso en las horas en las que las radiaciones solares son más fuertes.

Ahorro de 50 euros al mes en una casa de 200 m2

Se trata de una pintura acrílica fabricada a partir de carbonato de calcio. Una de las características que la hacen tan eficiente es que contiene partículas de muchos tamaños diferentes, lo que permite dispersar distintas longitudes de ondas de luz. Con esta pintura, en una casa de 200 metros cuadrados se podrían ahorrar alrededor de 50 euros al mes en gastos de refrigeración con la energía eléctrica.

En las pruebas de campo para el experimento se observó que la pintura tenía un potencial de refrigeración de 37 W/m2 y conseguía reducir la temperatura interior 7,7ºC con respecto a la temperatura ambiente durante el mediodía. En climas cálidos, es común encontrarse con los llamados «techos fríos», tejados pintados de blanco o de colores claros para que reflejen las radiaciones solares. Las pinturas termorreflectantes que existen en el mercado actualmente reflejan alrededor del 80% o 90% de la energía solar. Pero esta nueva pintura blanca consigue reflejar el 95,5%.

El profesor Xiulin Ruan, con su producto. Foto: Purdue University

Uno de los autores del estudio, Xiangyu Li, afirma que si se comenzase a utilizar esta pintura en otras superficies como carreteras, tejados, o incluso en automóviles, se podría mejorar la temperatura de la superficie terrestre y las condiciones climatológicas en general. Aaswath Raman, científico de la Universidad de California, indica que este nuevo producto es una gran solución, ya que «emplea materiales comúnmente utilizados por la industria de la pintura y obtiene un rendimiento de enfriamiento razonablemente bueno».

Para que esta pintura fuera realmente reflectante, también era necesario que fuera realmente blanca. Para ello, los investigadores usaron una concentración muy alta de un compuesto químico llamado sulfato de bario con diferentes tamaños de partícula. La longitud de onda de la luz solar que dispersa cada partícula depende de su tamaño, por lo que una gama más amplia de tamaños de partículas permite a la pintura dispersar más del espectro de luz del sol.

Pruebas de reflectividad. Foto: Purdue University

Cubrir un tejado de unos 305 metros cuadrados con la pintura más blanca permitiría una potencia de refrigeración equivalente a 10kW, que sería más potente que los aires acondicionados centrales utilizados por la mayoría de las casas. Ahora, los investigadores planean sacar al mercado esta pintura ultrablanca. Ya se han asociado con una empresa para producirla y venderla a escala comercial y ya han presentado las patentes.

Además, este producto no solo logró el cometido de luchar contra el consumo eléctrico y la emisión de gases en el mundo, sino que también logró un Récord Guinness al ser considerada como “la pintura más blanca” del mundo, reconocimiento que consiguió el 15 de abril de este año.

Artículo de referencia: https://www.purdue.edu/newsroom/releases/2021/Q3/purdue-record-for-the-whitest-paint-appears-in-latest-edition-of-guinness-world-records.html

4 comentarios

  • N zonas, donde la variación d temperatura puede fluctuar cerca d 40°C, puede ser un ahorro n verano, y un despilfarro n invierno, por puro razonamiento.
    Además, s totalmente insolidario, pues el calor q no quieres n tu propiedad, s lo arrojas a otras propiedades y transeúntes.
    El tipo d edificación, generado n épocas d despilfarro, creo q debería ser muy distinto, n épocas d ahorro.
    Para ejemplo, el cambio d diseño y motor, n los automóviles, para un ahorro energético.
    Hoy n día, s construyen edificios, totalmente cúbicos n sus caras. Se debería pensar n los grandes alerones d tejados, q s ajustan a las inclinaciones estacionales d la latitud, respecto del sol, pues evitan el sol, n gran parte d la fachada n verano, y lo permiten n invierno, cuando el sol está más, «caído», y s d agradecer, su aún cálida insolación.
    Ánimos y salud