Verde y Azul

Efecto del cambio climático en la invernada de aves en España

Análisis de Juan Arizaga, Director de la Oficina de Anillamiento de la Sociedad de Ciencias Aranzadi

España es un destino invernal prioritario para millones de aves que, procedentes del centro y el norte de Europa, vienen a nuestro país para sobrevivir durante los meses más duros del invierno. Desde patos y gansos hasta grandes rapaces y pequeños pajarillos, España acoge cada invierno a visitantes procedentes de un amplio abanico de regiones, que van desde Groenlandia hasta Siberia, y desde los países escandinavos a la vecina Francia. La cantidad de aves invernantes en España no es fija, sino que cambia según los inviernos sean más duros o más suaves, porque las aves son capaces de adaptarse a los cambios y moverse hacia aquellas zonas donde las condiciones son mejores (más comida, menos frío…). A esto se suma, además, el efecto que el cambio climático está teniendo sobre la distribución de las aves en invierno.

El incremento de la temperatura y los cambios en el régimen de precipitación están generando cambios ambientales que, en última instancia, suponen la aparición de nuevos escenarios para las aves. Así, muchas especies que antes llegaban a España para pasar el invierno se quedan ahora en latitudes más norteñas. Como consecuencia, estas especies son cada vez más escasas en la Península Ibérica. Observamos esto con algunas aves acuáticas de origen ártico, como los colimbos, las alcas y los araos, que cada vez son más difíciles de ver en nuestras costas cantábricas. Lo mismo sucede con muchas especies de pequeños pájaros, como el escribano palustre. De unos años a esta parte, el número de capturas para anillamiento de esta ave granívora no deja de descender en las múltiples estaciones de monitoreo que trabajan en todo el Estado para, precisamente, vigilar estos cambios.

Por otro lado, también observamos cambios en el sur. Muchas aves de Europa, como las golondrinas y los vencejos, invernan en África tropical. Sin embargo, estamos observando que en lo que llevamos de siglo es cada vez más habitual encontrar estas aves en pleno invierno en las zonas más cálidas de España, como ocurre en buena parte de la cuenca del Guadalquivir.

En definitiva, el cambio climático ya está aquí, y sus efectos son evidentes en la distribución de las aves invernantes en nuestro país.

Hacer un comentario

Your Header Sidebar area is currently empty. Hurry up and add some widgets.