Verde y Azul
teide erupción

¿Será el Teide el próximo volcán en entrar en erupción?

Mientras el volcán de Cumbre Vieja continúa en erupción y nadie se atreve a pronosticar cuándo terminará, las miradas de muchos ya se dirigen hacia otro cono volcánico que, según los expertos, continúa ‘vivo’ y es susceptible de despertar de su letargo en cualquier momento, si bien de momento no hay indicios de que ello vaya a suceder en breve. El Teide, el más famoso de todos los volcanes españoles, es también uno de los potencialmente más destructivos por sus características.

De hecho, los científicos tienen una lista de volcanes que hay que vigilar de cerca (en realidad, se vigilan) en Europa: el Vesubio y Campi Flegrei (Italia), Santorini (Grecia) y Teide (España).

Hay que tener en cuenta que la isla de Tenerife se formó y fue creciendo debido precisamente a las sucesivas erupciones volcánicas que ha sufrido a lo largo de los siglos. El Teide es uno de los volcanes que tiene la isla, pero no el único. Es un volcán del tipo poligenético, es decir, que ha tenido varias erupciones y en cada una de ellas ha ido creciendo.

Los vulcanólogos consideran al Teide como un volcán potencialmente peligroso. No se sabe cuándo, pero entrará en erupción en algún momento. Y ello puede suceder de dos formas, mediante procesos violentos y explosivos (la típica imagen de lava saltando por los aires a gran altura) o bien efusivos, con emisión de lava pero sin un carácter explosivo. Esto último es lo que sucedió en 1909 con el volcán Chinyero, situado junto al Teide.

Los expertos son claros: no se puede saber cómo será la próxima erupción, si efusiva o explosiva, ni tampoco dónde se producirá exactamente, pero lo que es cierto es que la habrá.

De las erupciones que ha sufrido Tenerife a lo largo de la historia la más violenta, que produjo víctimas mortales, fue la triple erupción de Fasnia, Arafo y Siete fuentes, entre diciembre de 1704 y enero de 1705.

Como comentaba recientemente la experta en sismología volcánica de la Universidad de Granada Janire Prudencio, “lo que también hay que tener en cuenta es que si el Teide o alguno de los volcanes de Tenerife llega a entrar en erupción, provocaría una situación muy complicada. Primero, porque la isla está mucho más poblada de lo que estaba en 1909 [cuando la erupción del Chinyero] y, segundo, porque nuestra vulnerabilidad tecnológica y de infraestructura es mucho más alta, como descubrimos en abril de 2010 con la erupción del volcán islandés Eyjafjallajokull”.

Aquella erupción, que fue considerada pequeña por su tamaño, causó un fuerte trastorno en el tráfico aéreo a lo largo de bastantes días e incluso y fue necesario cerrar la navegación aérea en la mayor parte del norte de Europa. Es un aviso de lo que puede ocurrir en el caso de una erupción mucho más cercana al continente europeo, como sería el del Teide.

«Muchas posibilidades de erupción»

Por su parte, la Asociación Volcanes de Canarias, formada por profesionales y aficionados de este campo en las islas, explica que “la historia geológica revela que este estratovolcán tiene muchas posibilidades de erupción”, afirma la entidad en su página web.

Esta entidad señala que “el sistema volcánico de Tenerife comprende no sólo el Teide-Pico Viejo, sino también todo el edificio volcánico que emerge desde el fondo oceánico. Siendo realmente objetivos, todas las zonas de la isla tienen probabilidades de vivir una erupción volcánica, si bien existen unas zonas con mayor probabilidad. Los expertos consideran que, además del centro de la isla, son las dorsales (alineaciones de volcanes) de Tenerife las que más condiciones tiene para ver una erupción”.

El Instituto Geográfico Nacional afirma que “del estudio de su larga historia eruptiva se puede deducir que [la erupción] podría tener cualquier valor de explosividad, dependiendo del tipo de magmas involucrados (basálticos, fonolíticos o mezcla de ellos), siendo siempre los basálticos de menor explosividad y mayor probabilidad de ocurrencia”.

El director del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), Nemesio Pérez, recuerda que en esa zona ha habido erupciones de baja explosividad, que sería la más probable en el futuro, pero que también se han intercalado episodios más explosivos.

Al respecto, señala que “la recurrencia de erupciones explosivas en Tenerife pudiera ser del orden de varios miles de años, mientras que la recurrencia de las de bajo índice de explosividad estaría en el entorno de décadas o unos cientos de años”.

¿Cómo se está vigilando el Teide? Al igual que se ha podido ver en el caso de Cumbre Vieja en La Palma, un eficaz dispositivo de vigilancia monitorea continuamente la actividad del volcán, gracias a una extensa red de sensores repartidos por toda la isla de Tenerife, que dan cuenta de la más mínima variación sísmica, geoquímica, geológica y de otras características.

Estos sensores permiten detectar deformación del terreno incluso de tan solo un milímetro. Todo este sistema permite, por tanto, anticipar con cierto margen la posible aparición de una erupción y programar la eventual evacuación de la parte de la isla afectada por este evento volcánico.

El organismo responsable de la vigilancia volcánica de España es el Instituto Geográfico Nacional (IGN), que tiene la obligación de observar el sistema volcánico y comunicar a las autoridades cualquier cambio que se manifieste.

Erupciones históricas documentadas del Teide:

-Erupción de Boca Cangrejo (1492): Esta erupción fue vista por Cristóbal Colón durante su paso por el sur de Tenerife rumbo al descubrimiento de América. ​

-Erupciones de los años 1704-1705: Tuvo lugar a través de tres focos de emisión: Siete Fuentes, volcán de Fasnia y montaña del Valle o volcán de las Arenas.

-Erupción de Trevejos o de Garachico (1706): Acaeció el día 5 de mayo de 1706, a unos 8 kilómetros al sur de la villa de Garachico.

-Erupción de Chahorra (1798): La erupción se produjo en el Pico Viejo el día 9 de junio de 1798 y terminó el 8 de septiembre del mismo año.

-Erupción de Chinyero (1909): Empezó el día 18 de noviembre de 1909 y duró 10 días.

Te puede interesar: Teneguía, 1971: La última gran erupción volcánica en España

Web de seguimiento del Teide: https://www.volcanesdecanarias.com/control-teide/

Web sobre el Teide: https://www.volcanesdecanarias.org/tenerife/

 

Joan Lluís Ferrer

Joan Lluís Ferrer Colomar (Ibiza, 1967) es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco (UPV-EHU). Desde 1988 ha ejercido el periodismo en prensa, radio y televisión en Bilbao, Catalunya y Baleares. Especializado en información ambiental, desde 2019 coordina la sección Crisis Climática en los periódicos de Prensa Ibérica. Desde 2020 dirige Verde y Azul, el canal de medio ambiente de Prensa Ibérica y Grupo Zeta.

7 comentarios

    • De que mundo vienes para responder esto seguro que en las islas no ni su cultura ni generación,,,y serían unas papas arrugadas con mojo ,,esto no va de eso sino de lo que se pierde y se vive aquí ,,creo que es dura esa manera de hablar con una manera de risa…..que hay muchos de afuera viviendo aquí y disfrutando de nuestro encanto y la maravillosa y solidaridad de personas como somos.

  • En Canariad tenemos un serio problema y este es la desinformación que tiene la población al respecto de la realidad volcánica. Ningún ciudadano sabe que hacer en caso de una erupcion volcánica,en Tenerife,nadie sabe que hacer, no se publican,por parte del gobierno,manuales que se distribuyan en la población. No se instruye a los niños en le colegio ante esta realidad y en general todo es improvisación. De producirse una erupcion en el Teide,sería caótica, Tenerife está superpoblación,ha habido un incremento brutal de población en los últimos años,población inmigrante y ante todo esto,predominan los interés económicos del sector turístico que no desea ahuyentar la gallina de los huecos de oro.

  • Ya puestos que rebiento uno en la península. Así sabrán lo que es amor de madre y se dejarán de comentar estupideces como lo de que la erupción de Cumbre Vieja es un atractivo turístico. Es lo que tiene estar gobernados por sinvergüenzas progres

  • Totalmente de acuerdo con el señor Lucas. Aún recuerdo el desagradable espectáculo mediático que se produjo en 2004 durante la crisis sismovolcánica de Tenerife entre este señor y otros vulcanólogos y expertos. Recuerdo que un buen día el señor Carracedo dió la noticia a través de un periódico local de que en Tenerife iba a ocurrir en breve una erupción «tranquila». Al poco comenzaron los temblores sentidos y se registraron emisiones elevadas de gases. De pronto el señor Carracedo se desdice y empieza a negar la primera arremetiendo contra otros vulcanólogos que comenzaron a estudiar la situación. Todo esto cuando aún siendo tierra de volcanes no existía ni el PEVOLCA, ni el INVOLCAN. No había nada más que unos cuantos sismógrafos en una red obsoleta que dirigía creo recordar el CSIC. Ahí comenzó una batalla en los medios de comunicación entre los expertos que sólo se llevaban la contraria y no ofrecían apenas información alarmando más a la ignorante poblacion en estos temas. Todo esto cuando aún las redes sociales estaban en pañales y no se tenía acceso a los datos e informes diarios de los que se dispone ahora. Fue un caos. Ahí se destapó la gran carencia técnica y en medios de prevención y de gestión que había respecto a estos fenómenos por parte de los científicos y políticos ante un fenómeno tan común y recurrente como lo es el vulcamismo en Canarias. Hubo momentos de tanta desinformación que se produjeron hasta autoevacuaciones en algunas localidades del norte de la isla por miedo a que fuera el propio Teide el que entrará en erupción. Una descoordinación y falta de medios total. Al final los enjambres sísmicos y las emisiones de gases fueron cesando y afortunadamente no se produjo tal erupción. Ahora sabemos que en 2004 hubo una intrusión magmática bajo Tenerife donde la lava hizo algunos amagos por intentar salir a la superficie pero no tuvo el impulso necesario. En su camino tropezó con algunos acuíferos subterráneos provocando la salida de vapor de agua y gases por la zona de Benijos, en los altos del valle de La Orotava, que algunos vulcanologos del ITER investigaron. La casualidad quiso que este fenómeno se diera cerca de una quesería. Y recuerdo que el señor Carracedo en su afán por negar la realidad y llevar la contraria al resto de expertos por cuestiones de rivalidad personal o profesional que desconozco señaló a la quesería como origen de esos gases intentando ridiculizar al resto de investigadores. En fin, este fue el colofón, a un circo que por suerte puso de manifiesto las carencias que había en Canarias an temas de investigación, prevención y mitigacion de riesgos volcánicos dando origen, eso sí, no sin bastantes vicisitudes, al que hoy es el Instituto Volcanológico de Canarias (INVOLCAN) y al Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (PEVOLCA), que se aprobó finalmente por los políticos y se usó por primera vez durante la erupción submarina de 2011 en la isla de El Hierro y que se ha podido desarrollar con éxito también ahora en La Palma. Porque si en aquel momento de 2004 hubiese ocurrido una erupción como la que está aconteciendo hoy día en La Palma esto hubiese sido un auténtico caos y Canarias y España el hazmerreir del mundo.

  • Buenas noches, soy Canaria, en toda la isla hay volcanes, es evidente, el hombre siempre tropieza con la naturaleza, ejm. PAÍSES BAJOS, VENECIA, SAN FRANCISCO, CENTRO AMÉRICA, NUEVA ORLEAS. ETC….
    EL PRIMER VOLCÁN FUE CHAHORRA, DE EL SALIÓ ECHEYDE, LOS GUANCHES TEMÍAN A ECHEYDE, DONDE DECÍAN QUE VIVÍA, GUAYOTA, QUE ESTABA PELEANDO, CON EL DIOS MAGEC, LE PIDIERON AYUDA A ACHAMAN, Y ENCERRÓ A GUAYOTA DENTRO DE ECHEYDE, MIDE 1718M.DE ALTURA. Y CUANDO ESTO SUCEDIÓ COLÓN, NI SU BISABUELO HABÍAN NACIDO, ROMANOS, GRIEGOS, VIKINGOS, YA HABÍAN ESTADO EN LA ISLA ECHITET. Y SI NO ME ENTIENDES, COMO LOS CATALANES, NOSOTROS TAMBIÉN TENEMOS CULTURA DE NUESTROS ANTEPASADOS. AUNQUE SIEMPRE ESCACHADOS POR LOS PENINSULARES…. SI QUIERES TE LO SILBO EN GOMERITA. ADIÓS Y BUENAS NOCHES