Verde y Azul
caballito mar

Recuperan en Valencia un caballito de mar amenazado y un crustáceo prehistórico

El Oceanogràfic de Valencia ha logrado reproducir por primera vez en sus instalaciones 30 ejemplares de caballito de mar de hocico largo (Hippocampus guttulatus), una especie presente en las costas europeas e incluida en el Catálogo Español de Especies Amenazadas, por lo que su cría en medio controlado se considera todo un éxito para la conservación.

La complejidad de desarrollar este caballito de mar en un acuario reside en la dificultad del apareamiento y, sobre todo, en la supervivencia de los recién nacidos, según fuentes del parque.

Los animales precisan de unos requerimientos especiales en cuanto a temperatura y modificación de los parámetros del agua, alimentación y tipo de acuario.

Foto: canalmarmenor.carm.es

Además, la experiencia y el conocimiento previo del Equipo de Peces del centro valenciano en reproducir otras especies de caballitos de mar -como el Hippocampus abdominalis o el Hippocampus reidi– ha hecho posible que el proyecto haya sido un éxito.

Por el momento, las treinta crías se encuentran en el área de Cuarentena del Oceanogràfic a la espera de que aumenten de peso y tamaño para así poder trasladarlas a uno de los acuarios de la instalación de Mediterráneo a la vista del público.

Con ello, el Oceanogràfic se suma al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de Vigo y al Acuario de la Universidad de Murcia en conseguir desarrollar esta especie amenazada y vulnerable.

Caballitos de ascendencia gallega

Las crías nacieron de dos ejemplares cedidos por el Instituto de Investigaciones Marinas (CSIC) de Vigo y formaban parte del «Proyecto Hippocampus».

Se trata de un estudio de investigación pionero y centrado en la cría y recuperación de las poblaciones naturales del caballito de mar de hocico largo y del caballito de mar común (Hippocampus hippocampus) del litoral español.

La experiencia del Oceanogràfic en la reproducción del caballito de mar de hocico largo hará posible, en un futuro, la recuperación y repoblación de estos animales en la zona del Mediterráneo, donde habitan dos especies: el Hippocampus guttulattus y el Hippocampus hippocampus.

Entre los proyectos de conservación que lleva a cabo la Fundación Oceanogràfic se encuentra el convenio de cooperación con la ONG Asociación Ambiens para la realización de acciones de concienciación, sensibilización e investigación de los caballitos de mar.

Foto: canalmarmenor.carm.es

También apoyar el Proyecto Seahorse, con el que se busca la difusión en torno al desconocimiento del estado de estos animales en la Comunitat Valenciana y, finalmente, su reproducción y posterior introducción en el entorno natural.

El diseño vertical del tanque ‘Reservorio genético del Mar Menor’ del Oceanogràfic ha facilitado el cortejo de la especie, que se caracteriza por la danza en la que el macho y la hembra entrelazan sus colas y nadan de manera ascendente en la columna de agua.

De ahí la importancia de que el acuario disponga de una profundidad adecuada para facilitar el ritual de apareamiento.

Según el Oceanogràfic, el proceso de gestación del caballito de mar es muy curioso. La hembra cumple un papel significativo en el proceso de gestación, pues son ellas las que depositan los huevos en el saco de los machos, siendo estos últimos los que gestan y expulsan a las crías.

Recuperan un crustáceo que vivió con los dinosaurios

La Conselleria de Emergencia Climática y Transición Ecológica de la Generalitat Valenciana ha iniciado varias acciones para la preservación del Triops cancriformis con el fin de recuperar las poblaciones de esta especie, que ya vivía en la Tierra cuando existían los dinosaurios y ha llegado a nosotros hasta hoy.

Se trata de un crustáceo branquiópodo, considerado la especie animal viva más antigua de la Tierra. Su ciclo vital es corto y acelerado, debido a que habita en grandes charcos de lluvia que tardan un par de meses en secarse. Nacen del barro seco en cuanto cae la lluvia y ponen huevos en la tierra encharcada a partir de los 15 días de vida.

Imagen del crustáceo. Foto: Pinterest

La progresiva desaparición de esta especie en las dos últimas décadas ha hecho que el Servicio de Vida Silvestre de la conselleria se interesara por su estudio y protección y próximamente será incluido en el Catálogo Valenciano de Especies de Fauna Amenazadas.

Su cría en cautividad se desarrolla en las instalaciones del Centro de Conservación de Especies Amenazadas de la Comunitat Valenciana, en El Palmar y se está trabajando en diversos parques naturales para tratar de crear nuevas poblaciones y darlo a conocer entre los visitantes.

El objetivo de la conselleria es que no desaparezca la especie, dándola a conocer junto a su problemática (uso de pesticidas y modificación de hábitats) y recreando nuevas poblaciones en lugares protegidos, como ya se ha conseguido en el Parque Natural de la Sierra de Espadán, gracias a la participación de la escuela de Vall de Almonacid, Interpreta Natura y el personal del propio Parque Natural, bajo la tutela de los técnicos de El Palmar.

Fotos del caballito de mar: canalmarmenor.carm.es

Más información del caballito de mar: https://canalmarmenor.carm.es/inventario-ecologico/fauna/aguamala-acalefo-azul-rhizostoma-pulmo-26/

Hacer un comentario