Verde y Azul
lluvias cambio climático

Menos lluvias pero más intensas este otoño por el cambio climático

La Agencia Estatal de Meteorología ha dado a conocer el balance climático del verano recién concluido y ha presentado, además, la predicción para el otoño meteorológico que comenzó el miércoles 22 a las 21:21 horas. Entre sus principales conclusiones destacan las referidas a los cambios detectados en los patrones de lluvias en España, debido al cambio climático: llueve menos días al año, pero con más intensidad. Asimismo, habrá una coexistencia de lluvias torrenciales en el levante con fases de sequía más prolongadas en el sur peninsular.

El otoño se presenta más seco y cálido de lo habitual en el conjunto del país, lo que va a favorecer la ampliación de la temporada turística, sobre todo en el Mediterráneo, donde los climatólogos prevén que el buen tiempo y el calor se prolonguen hasta noviembre. De hecho, en muchos puntos de la costa mediterránea español la temperatura del mar sigue a 28 grados, lo cual constituye una ‘bomba’ en caso de la formación de una gota fría como la que sacudió a media España a finales de septiembre.

Para el periodo octubre-noviembre-diciembre de 2021 existe una mayor probabilidad de que la precipitación se produzca en el tercio seco en toda España, con menor probabilidad cuanto más al este, y de que la temperatura media se encuentre en el tercio cálido en toda España, con probabilidades más altas cuanto más al este, considerando el periodo de referencia 1981-2010. Eso supone que en la Península y Baleares esa temperatura media trimestral estará, al menos, 0,6ºC por encima de lo normal, aunque en algunas zonas ese valor va a ser superior.

En la presentación del balance del verano, Hugo Morán, secretario de Estado de Medio Ambiente, aludió al carácter torrencial de las precipitaciones, un fenómeno cada vez más recurrente, que obliga -dijo- «a adaptar la gestión del riesgo de inundación al contexto del cambio climático y la necesidad de una planificación hidrológica objetiva, actualizada, fundamentada y estructurada desde las predicciones de AEMET y arropada con otras informaciones multisectoriales».

 

Los meses de verano fueron en conjunto normales en cuanto a temperatura, con una media de 22,1º C y una desviación de 0,3º C que no ha sido especialmente significativa. Ha sido el séptimo verano consecutivo con temperatura superior al promedio del período de referencia 1981-2010.

Cinco olas de calor en España en el verano 2021

A lo largo del período estival se han vivido cinco olas de calor en España: tres en las islas Canarias, donde no se registraban olas de calor desde el verano de 2015, y dos en Península y Baleares. Una de ellas, la registrada entre el 11 y 16 de agosto, originó récords de temperatura en una de cada cinco estaciones de la red principal de AEMET y, con la información disponible en estos momentos, puede calificarse como una de las más intensas registradas en España hasta la fecha.

En cuanto a las lluvias, el verano ha sido húmedo en promedio, con unas precipitaciones en la España peninsular de 75,7 mm, superiores en un 2% a la media del período de referencia 1981-2010. Ha sido el cuarto verano con más lluvias del siglo XXI, aunque fue seco o muy seco en áreas del nordeste peninsular y puntos de Galicia y la meseta norte.

Destacan los episodios de lluvias torrenciales de mediados de junio y el ocurrido entre el 31 de agosto y comienzos de septiembre, ya en el otoño meteorológico, que dejó lluvias torrenciales y récords de precipitación. Además, en el verano de 2021 se han batido récords de días de tormenta y granizo en algunos observatorios de la mitad oriental peninsular.

Por otro lado, el año hidrológico 2020-2021, que terminará el 30 de septiembre, acumula hasta el momento 591 l/m2, un valor ligeramente inferior al promedio (5% por debajo) que, no obstante, le confiere un carácter normal en el conjunto de España. Sin embargo, existen diferencias entre regiones: en buena parte del tercio oriental peninsular las precipitaciones son superiores a lo normal, excepto en Cataluña, donde en su litoral y prelitoral no se alcanza ni el 75% de los valores habituales. También se da esta circunstancia en zonas de Andalucía central y occidental, así como en puntos de los dos archipiélagos.

Cuencas en sequía

Con los datos disponibles hasta el 31 de agosto, se observa que varias cuencas de acumulación de AEMET, (similares a las cuencas hidrográficas) se encuentran en situación de sequía meteorológica: las cuencas del Júcar y el Segura, desde septiembre del pasado año 2020; la cuenca Sur, desde octubre de 2020 y la del Pirineo oriental desde febrero de 2021. Finalmente, la cuenca del Ebro ha entrado en sequía meteorológica el último mes de agosto, con posible tendencia a que se mantenga esta situación durante septiembre.

En la vertiente mediterránea se ha detectado no solo una mayor intensidad de los episodios de lluvias torrenciales, sino también una mayor frecuencia que en décadas anteriores. Asimismo, se está observando un incremento de la cantidad de precipitación en los días más lluviosos del año en el entorno de los Pirineos, gran parte de Andalucía y Extremadura y puntos aislados de la meseta norte y Canarias.

El portavoz de AEMET, Rubén del Campo, indica que se está produciendo un aumento notable de la duración de los períodos sin precipitaciones en la mitad sur de la Península, especialmente en Andalucía y la Región de Murcia, aunque en el resto del territorio no se observa una tendencia clara, e incluso en algunas zonas hay una cierta disminución, como en el valle del Ebro.

Te puede interesar: Empieza el otoño 2021: ¿Cómo será la nueva estación en España?

 

Hacer un comentario