Verde y Azul

Llamamiento indígena para proteger el 80% del Amazonas

Grupos de la comunidad indígena instaron este domingo a los líderes mundiales a respaldar un nuevo objetivo para proteger el 80% de la cuenca del Amazonas para 2025, argumentando que se necesitan “acciones audaces” para detener la deforestación que está llevando a la selva tropical más grande del planeta a un punto de no retorno.

Los delegados amazónicos lanzaron su campaña en una conferencia de nueve días en Marsella (Francia), organizada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), en la que miles de funcionarios, científicos y activistas buscan sentar las bases para las conversaciones de Naciones Unidas sobre biodiversidad en la ciudad china de Kunming, el próximo año.

«Invitamos a la comunidad global a unirse a nosotros para revertir la destrucción de nuestro hogar y, al hacerlo, salvaguardar el futuro del planeta», dijo a Reuters José Gregorio Díaz Mirabal, coordinador principal de la plataforma indígena COICA, que representa a las diferentes etnias en nueve países de la cuenca del Amazonas.

Poco menos del 50% de la cuenca del Amazonas se encuentra actualmente bajo alguna forma de protección oficial o administración indígena, según una investigación publicada el año pasado.

Indígena del Amazonas. Fuente: Ecoosfera

Pero la presión de la ganadería, la minería y la exploración petrolera está aumentando de forma muy notable.

En Brasil, hogar del 60% del bioma, la deforestación ha aumentado desde que el presidente de derecha Jair Bolsonaro asumió el cargo en 2019, alcanzando un máximo en más de una década el año pasado.

La cuenca del Amazonas en su conjunto ha perdido el 18% de su masa forestal original, mientras que otro 17% ha quedado degradada, según un estudio publicado en julio por el Panel de Ciencias para el Amazonas, basado en una investigación de 200 científicos.

Si la proporción de deforestación alcanza el 20%-25%, podría llevar al Amazonas a una espiral en la que se terminará secando y convirtiendo en sabana, según el científico brasileño Carlos Nobre.

Durante las últimas dos décadas, el Amazonas ha perdido aproximadamente 10.000 kilómetros cuadrados cada año, según evaluaciones basadas en datos satelitales.

Voz para el pueblo indígena, por primera vez

«Esa es la emergencia, no solo para nosotros sino para la humanidad», dijo a la AFP José Gregorio Díaz Mirabal, líder indígena del pueblo Curripaco en Venezuela, en la sede del Congreso en Marsella.

Por primera vez en los 70 años de historia de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), los grupos indígenas ahora son miembros con derecho a voto junto con agencias gubernamentales y ONG nacionales o internacionales.

Díaz Mirabal presentó la propuesta amazónica para la organización COICA, que representa a más de dos millones de indígenas en nueve naciones amazónicas.

«Nos han descuidado, y ahora tenemos voz y ejerceremos ese derecho de voto», dijo.

Trabajos de deforestación. Fuente: Mongobay

Investigaciones recientes han advertido que la destrucción masiva de los bosques tropicales combinada con el cambio climático están empujando al Amazonas hacia un «punto de inflexión» desastroso que vería a los bosques tropicales dar paso a paisajes de sabana.

Esto no solo cambiaría drásticamente el clima de la región, sino que también tendría un impacto en los sistemas climáticos globales, dicen los científicos.

Las tasas de pérdida de árboles caen drásticamente en los bosques donde viven los pueblos nativos, especialmente si tienen algún grado de título, legal o consuetudinario, sobre la tierra, según han demostrado otras investigaciones.

Los funcionarios de la UICN están revisando la medida presentada por COICA, junto con otras 20 propuestas presentadas después de la fecha límite el año pasado.

Si bien la votación, que se realizará esta semana, no tendría peso legal, demuestra la fuerza del sentimiento entre los grupos indígenas.

En una emotiva conferencia de prensa, Díaz Mirabal, flanqueado por líderes indígenas de la Guayana Francesa y Ecuador, imploró a los líderes mundiales que se hicieran cargo de su mensaje.

«Estamos pidiendo a los gobiernos que nos ayuden a proteger nuestro territorio, que también es territorio de la humanidad», dijo. «Porque si la selva amazónica desaparece, la gente morirá en todas partes, es así de simple».

«Es crucial dejar de extraer petróleo, oro, uranio», agregó. «Esto es riqueza para Europa, Estados Unidos, Rusia y China, pero es pobreza para nosotros», añadió.

Te puede interesar: El Amazonas ha empezado a emitir más CO2 del que absorbe

Joan Lluís Ferrer

Joan Lluís Ferrer Colomar (Ibiza, 1967) es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco (UPV-EHU). Desde 1988 ha ejercido el periodismo en prensa, radio y televisión en Bilbao, Catalunya y Baleares. Especializado en información ambiental, desde 2019 coordina la sección Crisis Climática en los periódicos de Prensa Ibérica. Desde 2020 dirige Verde y Azul, el canal de medio ambiente de Prensa Ibérica y Grupo Zeta.

Hacer un comentario